Los Texos

Un nuevo blog en Educastur

Archivo de la Categoría “TALLER DE LITERATURA”

” EL MIEDO DE BU “

 TÍTULO: “EL MIEDO DE BU”

fantasma3.jpgÉrase una vez un fantasma llamado Bu. Tenía un gran problema, pues no se atrevía a asustar a nadie y su misión era dar sustos a los visitantes del castillo donde vivía.4.jpg

 Era tan grande su problema que cuando se miraba al espejo decía: -¡Socorro! ¡Socorro! ¡Un fantasma!Pero luego se daba cuenta de que era él y le decía a su amigo Sábana:-¿Por qué tenemos que ser fantasmas?-Venga Bu no te deprimas, somos así y no lo podemos cambiar.-Ya lo sé –Decía Bu desconsolado. 

Sábana intentaba consolarlo, pero no podía. Nadie podía, estaba muy triste porque tenía miedo de asustar a la gente y tenía miedo de él mismo.

Un día Sábana le dijo: -¡Ya está bien de llorar! Vamos a solucionar tu problema.-¿Y cómo Sábana?- Preguntó Bu.-Iremos a visitar al gran fantasma Sabio.-¿Y quién es ese?-El fantasma más listo de todos.-Vale… ¿Y dónde lo encontraremos?-Vive en el gran Castillo del pantano, le dijo su amigo.

Así fue como se pusieron en camino hasta el Castillo. Una vez allí, Sábana, fue el primero en hablar: -Hola Sabio ,vengo con mi amigo Bu para ver si puedes resolverle el problema de miedo que tiene.- ¿Qué es lo que le pasa a tu amigo?-Preguntó el Sabio.-Bu tiene mucho miedo de sí mismo y de asustar a los visitantes de nuestro castillo.-A ver Bu asústame.-dijo el Sabio.-Pero cómo, si no sé-respondió el fantasma .-Tú inténtalo. Ponte delante del espejo y di muchas veces tu nombre.-Bu, Bu, Bu, Bu, Bu.

Por más que lo intentaba no lo conseguía. Entonces el Sabio le volvió a mandar ponerse delante del espejo y le dijo:-Tienes que ponerte más entusiasmo.Y se colocó detrás de él y le dijo:-¡Buuuuuuu! ¡Buuuuuuuu! ¡Buuuuuuuuuu!-¿Qué haces Sabio, que quieres matarme de un susto?-No solo quiero que veas que con decir tu nombre con énfasis, puedes asustar a los visitantes y darte cuenta de que lo único que haces es decir tu propio nombre y así superas tu miedo.

Bu y Sábana se despidieron del Sabio y se fueron para su castillo.Bu se pasó unos días delante del espejo ensayando el tono en que tenía que decir su nombre hasta que un día se levantó y lo primero que hizo fue ponerse delante del espejo y decir:

-Buenos días ¡Buuuu! y  entonces  se dio cuenta de que el miedo estaba superado.   

fantasma5.jpg       AUTOR : JORGE LUNA

           

“ESTE CUENTO ESTÁ AL REVÉS”

marta.jpgÉrase una vez, en el año 3420 cuando ya se había inventado la moneda de tres toneladas, un pequeño dragoncito atrapado en el jacuzzi de una mansión flotante, por Richard un malvado y feo príncipe verde (es verde porque el azul siempre está con otras) , famoso por su crueldad y su traje de flores rosas. Bueno sigamos con el dragón, tenía unos 1590 años (pocos para un dragón). Era negro con rayas blancas y cuando se enfadaba era blanco con rayas negras.                             2.jpg

Nació gracias al amor de un feo elfo y una simpática ogresa y  cuando el dragoncito era bebé se lo dieron al príncipe Richard y NO , no sé por qué, si era famoso por su crueldad…   (  ¿Veis ? ya me estoy enrollando ¡leñe!    ,   ¡Nadie me avisa!   )  ¡Ah se me olvidaba!  El dragón se llamaba Dragonante ya que le gustaban las canciones de Bustamante.

El dragón  Dragonante esperaba y esperaba a que una princesa le rescatara de ese agua tan caliente y burbujeante. 2011-001.jpg

Pero tardó, y tardó y cuando llegó, el dragón estaba como una pasa, arrugadísimo, y la princesa estaba con una armadura rosa y un cabello rubio y rizado, muy , muy largo; estaba un poco despeinada porque venía de la guerra, pero aún así lo lucía bien. La princesa se llamaba Feona  y su película favorita era “Shrek”. Era de piel morena y ojos verdes y su hobbie favorito era hablar por al móvil. Feona  se acercó a la gran puerta de la mansión, pero se encontró con Richard y él le preguntó:

-  Pri-pri-prin-cesa Feona ¿a qué viene?.-      A salvar a Dragonante-dijo segura la chica , hasta que se dio cuenta de que era el malo, pero Richard enamorado la dejó pasar y Feona rescató a Dragonante pero tardó, y él preguntó:

-    ¿ Por qué has tardado tanto?.

Y la princesa sin pelos en la lengua contestó:

- Es que había una peluquería y tenía que pedir cita.

Y de esa forma salieron y vivieron felices y comieron lombrices.Espera, ¡este cuento está al revés!, volveré a empezar…

Era una vez …

  MARTA REQUEJO  RUIZ

AFORTUNADO

 Título: “AFORTUNADO”

copia-de-8.jpg

En un pueblo tranquilo, en unas casas abandonadas vivían muchos gatos, la mayoría eran pequeños y se pasaban el día jugando, los grandes solo tenían que  dedicarse a buscar  comida y a veces escapar de algún que otro perro.

Una fría mañana de diciembre, los gatos se despertaron asustados por muchos ruidos extraños y los mayores se asomaron para ver que ocurría fuera. Con ojos como platos vieron como en unas casas mas allá había ruidosas máquinas, camiones y hombres desconocidos; de pronto, una máquina se movió y la enorme bola que colgaba de ella chocó contra la casa derribando el muro .Los gatos entraron y avisaron  de lo que sucedía y algunos pequeños se quedaron “ miagando “ en un rincón mientras que el resto se dispersó rápidamente ; solo uno negro flacucho , medio cojo , y con los pelos revueltos se quedó sin saber que hacer ni a donde ir .

Pasaron las horas, cesó el ruido y los gatos se atrevieron a salir al patio ; allí encontraron a varios obreros sentados comiendo y hablando, los gatos estaban asustados pero el hambre los pudo y se acercaron a pedir comida ; algunos obreros tras darles un trozo de bocadillo consiguieron acariciarlos y pensando en que pronto sería Navidad se llevaron a sus casas a los más pequeños como regalo, mas, hubo uno que no tuvo suerte ; el gato negro se quedó triste y por primera vez durmió solo.

A la mañana siguiente los obreros tiraron la casa de al lado y el gato negro huyó aterrorizado. Totalmente solo y perdido llegó a la ciudad y le resultó muy difícil sobrevivir  en ella porque nunca había tenido que esquivar los coches, además, el tiempo empeoró y la temperatura bajó aún más .

Estaba  triste y débil, apenas comía  , tan solo alguna sobra que le tiraban cuando pedía, en bares y comercios. El gato no podía seguir, la pata le dolía más a cada instante que pasaba y el pobre casi arrastrándose ya parecía más un esqueleto andante que un gato. El pelo le estaba quedando duro con la helada y en un callejón se acurrucó entre unas cajas para quitarse el frío ; parecía que estaba durmiéndose pero en realidad se moría poco a poco.

A la mañana siguiente cayó la primavera nevada y eso hizo que un niño de unos diez años saliera de su casa a jugar con la nieve ; al pasar por delante de un estrecho callejón algo le llamó la atención , se acercó , era un gato negro que parecía muerto pero que con mucho esfuerzo soltó un corto y débil ¡Miau!. El niño sorprendido y nervioso se quitó la chaqueta , lo recogió y se lo llevó a casa , sus padres y él lo llevaron al veterinario; este lo examinó y les dijo que tenía pocas posibilidades de sobrevivir ;el niño le pidió que por favor lo salvara y quedó ingresado .

Esa noche el niño  pensando en el gato apenas cenó y antes de acostarse rezó para que  se salvara y prometió que a cambio le cuidaría para siempre y además renunciaría a los juguetes que pidió a Papá Noel y a los Reyes Magos. Por fin la tarde de Noche buena , cinco días después , reciben la llamada tan esperada , que el gato se encuentra mejor y pueden ir a recogerlo. El niño daba saltos de alegría , entusiasmado dio la noticia a sus padres y salieron en cuanto pudieron hacia la clínica. Al llegar se acercó al gato y con cuidado lo acarició , él levantó la cola y ronroneó agradecido al reconocer a quien le libró de morir. Todos sonreían : los padres porque estaban orgullosos de su hijo , el veterinario por haber salvado al gato y , el niño porque cumplió su deseo y tenía un nuevo amigo (un poco cojo y espelurciado) con quien compartir las tardes de juego .

De pronto alguien preguntó. - ¿Y cómo se llama el gato?. Se miraron entre ellos y fue el niño quien dijo : -Se llama “Afortunado”, porque tuvo la suerte de encontrarse con nosotros cuando lo necesitaba. El gato se froto contra la pierna del niño como diciendo que le gustaba y después se sentó y le miró fijamente como preguntándole algo y el niño le dijo :-Ya sé ,“Afortunado” , aún no me he presentado , me llamo Luis .

Todos se rieron y así empezó la mejor Nochebuena de su vida .

Si las personas nos preocupáramos más de los demás , el mundo sería mejor .

FIN. DANIEL SUÁREZ SUÁREZ (5ºB)

 
   

Los Texos. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.