Del Abedul al Avellano

Abedul

Abedul

NOMBRE CIENTÍFICO: Betula pendula

NOMBRE ASTURIANO: Abidul, Abedurio, Bidueiro, Llumbrera

abedul.JPG

TAXONOMÍA
REINO: Plantae
DIVISIÓN: Magnoliophyta
CLASE: Magnoliopsida
FAMILIA: Betulaceae
GÉNERO: Betula
PORTE / ALTURA: Es un árbol de porte medio, puede llegar a medir hasta 30metros de altura, son árboles erectos con tronco cilíndrico, las ramas son ascendentes erectas, las ramas jóvenes son flexibles y cuelgan, lo cual le otorgan el nombre.
CORTEZA: El color de la corteza varia con la edad del árbol, siendo de color pardo rojizo cuando es joven, en los adultos de color blanquecino con rombos, debido al desprendimiento en tiras horizontales de su primera capa. Su crecimiento es rápido pudiendo medir un metro por año, pero se estanca al llegar a los 20 años, no son árboles longevos raramente llegan a vivir 100 años en Asturias.
HOJAS: Sus hojas son caducas romboidales o triangulares, de tamaño medio, en torno a los 5 centímetros de largo, terminadas en punta. El color varía de color verde claro en las hojas jóvenes a verde oscuro en las hojas maduras y amarillentas en el otoño.
FLORES: Flores en amentos, unisexuales, amentos masculinos péndulos y tres flores en la axila de cada bractea, amentos femeninos mas cortos. Flores masculinas en amentos cilíndricos, erectos, de color verde pálido. La floración tiene lugar entre marzo y mayo.
FRUTO: Fruto aquenio alado, encerrado en una infrutescencia cilíndrica.
HÁBITAT: El abedul requiere zonas soleadas suelos  ácidos y silíceos que posean suficiente humedad, se crían cerca de los cursos de agua, ríos, arroyos, etc. Los abedules se utilizan en repoblaciones y como plantas ornamentales.
DISTRIBUCIÓN EN ASTURIAS: En Asturias la especie B. péndula forma parte del bosque mixto junto a castaños y robles, es el abedul de los valles y costas. La especie B. pubescens (subespecie celtibérica, originaria de la península ibérica) aparece a mayor altitud, por encima de del hayedo, siendo en muchos casos junto al serval el árbol que mayor altitud alcanza.

Por  Lydia Prieto Suárez. 1ºC

2009