Capítulo X

La actitud de los gardians había cambiado repentinamente. Al salvar al ternero hundido en el barro, Estella se había ganado su respeto y Pepe la invitó a quedarse a comer con el resto. Me alegra que los gardians por fin la hayan aceptado y comprendieran que se tomaba su trabajo enserio.

Por otra parte, separando a los animales que tenían un año del resto preparando la Ferrade(Celebración en la que se marca a los animales que tienen un año con un hierro al rojo vivo con el distintivo del propietario), Oreille-Blanche corrió aturdido hacía François y su caballo cayó de rodillas. Se dirigía hacía Estella y Tony. Ella se quedó inmóvil y Tony que había salido galopando a toda prisa para ayudar a François, retrocedió y cogió las riendas de Mouchette arrastrando al caballo consigo.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  14  veces

2 Comentarios to “Capítulo X”

  1. diegova12 escribe:

    Bien redactado

  2. miguelmc11 escribe:

    super bien redactado

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario