Artículos de 2 Marzo 2019

CAPÍTULO 10:

Sábado, 2 Marzo 2019

(Andrés sigue contando a Laura su historia)

Tenían que llevar una carga importante pero, a Andrés y a su padre no les agradaba llevar a Yusúpov y a Róstov en el barco pero tenía que hacerlo debido a que tenían que vigilar la carga.

Salieron de Varsovia antes del amanecer. Por la tarde, después de la comida Andrés subió al puente con su padre y estuvieron un tiempo hablando. Al rato, subió Yusúpov, pero, el capitán, el padre de Andrés, le dijo que se fuera educadamente debido a que el puente no era lugar para él.

Cuando llegaron a Torún ya había anochecido y pasaron la noche en el Cormorán (nombre que recibe el barco).

Me parece un capítulo aburrido con información irrelevante.

Capítulo 13

Sábado, 2 Marzo 2019

Montecristo y Kurbatov deciden aceptar no subir hasta el final en la expedición real al Aneto debido a su poca experiencia.  Víctor intenta explicar en su diario la personalidad de Olmo, Lágrima, Heaven y la suya propia mediante el significado de sus nombres. Él pasa delante de la tienda de campaña de Lágrima y Olmo y tras verlos teniendo sexo se pregunta cuando Heaven pasará las noches sin dormir como hace él por ella.

En este capítulo podemos entender otro párrafo más del lioso primer capítulo del libro, ya que Víctor nos dice que su nombre significa vencedor, pero el solo se siente un perdedor.

Me parece que la estructura de este capítulo es algo rara, no tiene mucho sentido y las cosas no se enlazan. En el primer párrafo nos hablan sobre la expedición final que realizarán, después hay muchos párrafos dedicados a lo que escribe en el diario y de repente en el último párrafo  está en su tienda de campaña

También considero algo interesante la manera en la que describe a Olmo y Lágrima, como polos opuestos y la manera de decir que Heaven es como el mismo cielo, todo el rato cambiando de colores.

Capítulo12

Sábado, 2 Marzo 2019

Víctor se confiesa a Heaven y tras discutir la razón por la que había escrito que quería enrollarse con ella, Heaven abre la tienda de campaña dejando pasar a un congelado Víctor. Él no puede conciliar el sueño porque no para de pensar en Heaven y tenerla delante no le ayuda

Me parece curiosa la forma de llamar de Víctor a los yonquis y a las mujeres, según él las mujeres son mujeres y los yonquis son vegetales, una zanahoria no se puede sentir atraído por una mujer, pero una mujer se puede sentir atraída por una zanahoria. En esta frase hay un significado oculto que tras leer el capítulo se entiende, y es que alguien adicto no tiene espacio en su vida para nada más que la droga y no es capaz de enamorarse.

La parte positiva es que como podemos sacar en conclusión que Víctor ya no tiene esa necesidad de inyectarse sustancias y ahora hay algo más que ocupa su vida y su corazón; ya está más cerca del final de la cuerda y esta vez tiene una cuerda atada a la cintura que le sujeta de caer al abismo.

Capítulo 11

Sábado, 2 Marzo 2019

Al equipo de exploración formado por  Víctor, Heaven, Montecristo y Kurbatov se unen Lágrima y Olmo. Ellos se dividen en dos grupos, uno de ellos formado por Víctor y Heaven y el otro por los demás. Los equipos de expedición empiezan una escalada de práctica desde dos puntos diferentes, previa a la expedición al  Aneto, donde según los planos del abuelo de Kurbatov está el arca de Noé. Por culpa de la niebla y un fallo en la concentración de Víctor tuvieron que acampar por la noche antes de llegar al punto de encuentro. Él se había enamorado de ella y Heaven le dejo fuera de la cabaña tras descubrir que Víctor había escrito que quería enrollarse con ella.

Algo que también tiene importancia es que la razón de que Víctor estuviera distraído era que no podía parar de pensar en Heaven.

En este capítulo se intenta expresar las consecuencias del amor, como es no poder parar de ver la imagen de esa persona que tanto te gusta. El autor compara esto con la adición a la droga y una cosa que me llama la atención es como él sustituye uno por el otro y dice que uno no puede existir si el otro está presente