Capítulo 11

La abuela no se había acostumbrado a vivir en Sevilla, echaba de menos todo lo relacionado con Salamanca. Lo pasó mal, tuvo graves problemas en la pierna y se la tuvieron que amputar. Al parecer la operación no salió bien, le seguía doliendo todo y la tuvieron que repetir pasadas unas semanas. Cuando Miguel llegó a clase le mandaron volver a su casa, él no se esperaba que su abuela se muriera en la operación. Cuando llegó todos estaban de luto, él se fue a cambiar y al volver se encontró con las tías Simeonas. Ellas se ocuparon de amortajar a la abuela como hacían con todos los muertos. Salieron de la habitación cuando llegó el cura, presumiendo de lo que habían hecho.

Me parece un capítulo triste, pero lento como toda la trama del libro en general. Es un capítulo largo y la mitad de este está dedicado a describir a las tres tías Simeonas. Como en la mayoría de capítulos no hay valores positivos.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  22  veces

4 Comentarios to “Capítulo 11”

  1. diegova12 escribe:

    Bien redactado. También estoy de acuerdo con con lo de que la trama del libro es lenta.

  2. EDUARDO escribe:

    El número “3″ debe estar escrito con letra.

  3. paulagt36 escribe:

    Pobre abuela… tubo que pasar sus últimos días de vida echando de menos Salamanca.

  4. anajm61 escribe:

    Me parece que las tías Simeonas tienen muy poca sensibilidad y no creo que fuera el momento oportuno para presumir de lo bien que habían amortajado a la abuela de Miguel.

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario