Capítulo 11:

(Andrés sigue contando su historia a Laura)

Mijaíl escucha a los rusos hablar y le cuenta lo que ha oído al capitán. A ninguno les caían bien los rusos, pero el padre de Andrés insiste en que lo olvide, ya que es algo que no les incumbe.

Después de eso Mijaíl les enseña trucos sobre el ajedrez a los tripulantes más jóvenes (Andrés, Jan y Jakub).

Al final del día llegan a Gnadsk. Allí unos rusos les esperan para descargar la mercancía, pero antes de que esto fuera posible todos ellos suben al barco y les amenazan con sus metralletas. Con el barco y los tripulantes a su merced los rusos ponen rumbo hacia el mar.

Este capítulo contiene, al principio, información poco relevante. Como por ejemplo todo el texto dedicado al ajedrez, tema poco importante para la historia.

Por otro lado, al final del capítulo el libro por fin se vuelve emocionante y te provoca el deseo de querer seguir leyendo para saber que ocurre.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  46  veces

1 Comentario to “Capítulo 11:”

  1. paulagt36 escribe:

    Yo ya había dicho que los rusos me daban mala espina, resulta que además de transportar mercancía tienen metralletas…

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario