Artículos de 13 Marzo 2019

Capítulo 18

Miércoles, 13 Marzo 2019

Después de  varias semanas, contratan a un huésped definitivamente. Un hombre muy tímido pero a la vez muy educado.

Al padre de Miguel no le gustaba nada la idea, ya que tendrían que hacer rutinas distintas y tendrían que darle una habitación de ellos.

Un día, el huésped empezó a encontrarse mal. Llamaron a la ambulancia y descubrieron que se había estado tomando drogas diariamente, cosa que les extrañó mucho. Era un hombre peculiar, decía que no tenía familia cuando en realidad sí la tenía, y paseaba solo a todos lados, pero no se esperaban eso de él.

Este capítulo aporta datos importantes sobre el huésped, pero tampoco me llamó mucho la atención.

Capítulo 17

Miércoles, 13 Marzo 2019

Satur y Miguel pensaron que Salazar le había contado al director lo de los libros, ya que había mucho revuelo por la zona de la biblioteca. Al parecer nadie sabía nada y el revuelo fue causado por la rotura de una de las antiguas tuberías que recorrían el pasillo.

Miguel le pidió perdón a Salazar por no haber confiado en él. Al final todos se reconciliaron y quemaron el sello de los Pezuñiguistas que, según ellos, sin don Pablo ya no tenía sentido.

Me ha parecido que este capítulo solo contiene información irrelevante, y lo único verdaderamente importante es la reconciliación entre Satur, Miguel y Salazar.

Capítulo 16

Miércoles, 13 Marzo 2019

Miguel decidió ir a ver por segunda vez a Pablo Zúñiga, el dueño de todos los libros que había leído él y sus amigos.

Las monjas que le cuidan en el  internado, afirman  que está completamente loco, ya que no para de chillar y de recitar poemas constantemente.

Estos, deciden investigar lo que le ocurre a Zúñiga. Cuando vuelven, se encuentran la habitación vacía. Sin rastro de él. Lo único que encontraron fueron papeles tirados por el suelo que contenían sus poemas. Las monjas les contaron que por fin se habían librado de él. Se tuvo que ir urgentemente al hospital.

Pero… ¿Será una excusa para librarse de aquellas monjas, o será que está enfermo de verdad?

Esté capítulo a primera vista no me ha llamado mucho la atención, pero al final resultó ser un capítulo muy interesante y con un punto de intriga que me encanta.

Capítulo 15

Miércoles, 13 Marzo 2019

Enrique se enamora perdidamente de una chica llamada Angélica. Cuando empiezan a salir Enrique no piensa en nada que no tenga que ver con ella, por lo tanto, la calidad de sus poemas baja. En uno de ellos, menciona que la cara es el espejo del alma. Esto crea un debate que enfrenta a Enrique contra Miguel y Satur. Para solucionarlo deciden ir a el hospital en el que trabaja el padre de Enrique como forense, y que este intente ver el alma de un muerto con solo mirarle la cara. Cuando se cuelan en la sala donde están los muertos, Miguel acciona una palanca que hace que uno de los muertos caiga al suelo. Entonces el guardia de seguridad los escucha, pero consiguen escapar por otro pasillo que Enrique conocía.

Me parece un capítulo aburrido y que se hace pesado de leer, ya que contiene palabras muy difíciles y no tiene valores positivos. Además no crea ninguna intriga y todo lo que pasa en el capítulo se intuye en las dos primeras páginas de este.

CAPÍTULO 18:

Miércoles, 13 Marzo 2019

Andrés le regaló a Laura una cinta de los Dire Straits, que se titulaba Brothers in Arms. Se fueron a la atalaya y bailaron con la canción Your Latest Trick.

Andrés le quería decir una cosa a Laura, pero como no se atrevía se la escribió en polaco en un papel, Laura nunca la tradujo.

A la mañana siguiente, cuando Laura vio la cinta de Henryk Szeryn en su buzón, lo comprendió todo.

Me parece un capítulo muy bonito y romántico.

Capítulo 17:

Miércoles, 13 Marzo 2019

Andrés le explicó que el dueño del barco sabía desde el principio que planeaban los rusos y por ello la policía le arresto, quedándose también con el Cormorán. Su padre se vio obligado a buscar un nuevo empleo en España.

Después de dos meses la historia de Andrés había acabado y Laura se había encariñado con él, sentía que le había abierto su corazón. Laura y Andrés regresan al bloque de la mano.

Al día siguiente Laura les cuenta lo sucedido a sus amigas (como había hecho los días anteriores). Ellas decían que hacían buena pareja, pero Laura sentía que su relación con Andrés era algo más especial que eso, algo que sus amigas no podían entender.

Laura también nos habla de cómo le cogió el tranquillo a las clases, de cómo su hermano le declaro su amor a Vislava, de sus vecinos (quienes ya aceptan a los polacos, a excepción del padre de Roberto) y en general de todo lo que ha pasado durante ese tiempo.

Es un capítulo que nos habla de muchísimas cosas diferentes sin relación entre ellas, lo que hace que sea un poco lioso.

CAPÍTULO 16:

Miércoles, 13 Marzo 2019

Habían llegado a Gdansk y hablaron con policías. Le contaron todo.

También, se reencontraron con sus compañeros, el padre de Andrés había conseguido escapar y el jefe de todo, Dobrinin, había sido arrestado.

Ese mismo día, se montaron en el barco dirección a Varsovia. Llegaron por la mañana. Algún día, Andrés llevará a Laura a Varsovia para navegar por el Vístula.

Me encanta que por fin hayan podido volver a su ciudad de origen, Varsovia.

Capítulo 15:

Miércoles, 13 Marzo 2019

Esperaron al día siguiente para intentar poner rumbo, pero, al contrario de lo que esperaban, la niebla no se había disipado, seguía igual y el tiempo había empeorado, una tormenta se avecinaba.

Después de unas horas de tormenta la tripulación decidió que si seguían allí las olas destrozarían el Cormorán por lo que partieron sin saber si iban en la dirección correcta, ya que no tenían nada que perder.

Después de horas navegando ocurrió un milagro: habían llegado al Vístula.

Este capítulo sigue teniendo emoción, aunque no tanto como los dos capítulos anteriores. Además, hay momentos en la historia en la que se emplea vocabulario sobre los barcos y dificulta el seguimiento de la lectura.

CAPÍTULO 14:

Miércoles, 13 Marzo 2019

Lo primero que hicieron fue montar la pieza del motor. Andrés la sacó de las botas donde la había guardado anteriormente.

Más tarde, arrojaron al mar toda la carga que había en el barco, eran armas. Pero, en el momento en el que lo estaban haciendo, también se le cayó a Andrés la brújula al mar, por lo que no pudieron seguir hacia Gdansk para ayudar a los demás. Pararon el motor y se quedaron en medio del Báltico.

Me parece un punto positivo que hayan recuperado su barco y derrotaran a los rusos.

Capítulo 13:

Miércoles, 13 Marzo 2019

El capitán le entregó a Andrés una pieza y una brújula para que las escondiera, él no debe sacarla en ninguna circunstancia hasta que se lo ordene. Después de unas horas el barco se avería, una pieza se ha estropeado y necesitan un repuesto para que el barco siga su camino.

Cuatro de los rusos, el capitán, el segundo abordo y el mecánico zarpan en una lancha salvavidas hacia la costa a buscar una pieza de repuesto. En el barco se quedan Mijaíl y los tres jóvenes acompañados de otros tres rusos. Es entonces cuando Mijaíl les explica el plan que habían elaborado para retomar el Cormorán: el capitán se ofrecería a ir a por la pieza acompañado de unos cuantos rusos, él intentaría escapar y pedir ayuda mientras los demás esperan en el barco. De ese modo los demás podrían liberarse de los rusos si se presentaba una buena oportunidad y, con la pieza que Andrés había escondido, Stefan (el segundo abordo) dirigiría el barco hacia Varsovia de nuevo.

El plan había fallado, los rusos se habían llevado a Stefan, pero… Andrés podría llevar el barco, había visto a su padre hacerlo millones de veces. Ese mismo día por la noche los cuatro atacaron a sus secuestradores y se hicieron con sus armas. El plan seguía en marcha.

 Este capítulo es muy emocionante, entretenido y ameno al leerlo.

CAPÍTULO 12:

Miércoles, 13 Marzo 2019

El Cormorán avanzó por el canal hacia la salida del puerto y llegaron al mar Báltico. El jefe (Dobrinin) les contó que iban rumbo a Riga, Letonia. Aunque, el padre de Andrés no estaba convencido debido a que el Cormorán no estaba preparado para navegar por el mar.

Más tarde, como les habían dicho, un barco más grande que el Cormorán les llevó combustible y les quitó carga.

Transcurrieron dos días espantosamente monótonos, sólo les dejaban salir a tomar el aire pero con seguridad. El jefe casi no salía del puente de mandos.

Antes de entrar en el Golfo de Riga, Róstov bajó para llevar al padre de Andrés al puente, ahí estuvo más de dos horas. Avistaron Riga a medianoche y cuando unos hombres acabaron de hacer lo que tenían planeado, el barco volvió a mar abierto.

Es un capítulo aburrido sin nada interesante.