Capítulo 15:

Esperaron al día siguiente para intentar poner rumbo, pero, al contrario de lo que esperaban, la niebla no se había disipado, seguía igual y el tiempo había empeorado, una tormenta se avecinaba.

Después de unas horas de tormenta la tripulación decidió que si seguían allí las olas destrozarían el Cormorán por lo que partieron sin saber si iban en la dirección correcta, ya que no tenían nada que perder.

Después de horas navegando ocurrió un milagro: habían llegado al Vístula.

Este capítulo sigue teniendo emoción, aunque no tanto como los dos capítulos anteriores. Además, hay momentos en la historia en la que se emplea vocabulario sobre los barcos y dificulta el seguimiento de la lectura.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  38  veces

1 Comentario to “Capítulo 15:”

  1. paulagt36 escribe:

    Bien redactado.

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario