Capítulo 15

Enrique se enamora perdidamente de una chica llamada Angélica. Cuando empiezan a salir Enrique no piensa en nada que no tenga que ver con ella, por lo tanto, la calidad de sus poemas baja. En uno de ellos, menciona que la cara es el espejo del alma. Esto crea un debate que enfrenta a Enrique contra Miguel y Satur. Para solucionarlo deciden ir a el hospital en el que trabaja el padre de Enrique como forense, y que este intente ver el alma de un muerto con solo mirarle la cara. Cuando se cuelan en la sala donde están los muertos, Miguel acciona una palanca que hace que uno de los muertos caiga al suelo. Entonces el guardia de seguridad los escucha, pero consiguen escapar por otro pasillo que Enrique conocía.

Me parece un capítulo aburrido y que se hace pesado de leer, ya que contiene palabras muy difíciles y no tiene valores positivos. Además no crea ninguna intriga y todo lo que pasa en el capítulo se intuye en las dos primeras páginas de este.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  39  veces

3 Comentarios to “Capítulo 15”

  1. EDUARDO escribe:

    Que duras sois con las críticas.

  2. anajm61 escribe:

    Me parece que Miguel no tiene muy buenas ideas para solucionar sus problemas… ¿Colarse en un hospital? Creo que había soluciones mucho más fáciles para zanjar esa discusión.

  3. diegova12 escribe:

    Muy bueno

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario