DIÁLOGO

-Hola Laura, vengo a contarte algo que posiblemente no te guste…- dijo Andrés en tono triste.

-Hola, es imposible que no me guste, todo lo que me cuentas es siempre maravilloso.

-A ver cómo te lo digo para que no te haga mucho daño… Mis padres y yo volvemos a Varsovia.

Laura se quedó paralizada durante unos pocos segundos y dijo:

-¿Cómo que os vais a Varsovia? Pero… No puedes irte y dejarme aquí sola, sin ti. Con quién hablaré los domingos, con quién bailaré y escucharé música…

Durante un tiempo Andrés se quedó callado sin saber bien que decir.

-Me lo he pasado genial contigo, han sido los mejores días de mi vida, pero tenemos que volver a Varsovia. Aquí no estamos seguros.

-Lo entiendo, pero que sepas que nunca te olvidaré, siempre habrá hueco para ti en mi corazón.

-Qué bonito! Lo único que pudo decirte es que algún día te llevare a Varsovia.

De repente apareció la policía:

-Buenos días, venimos a llevarnos a Andrés a la comisaría para que testifique, su padre es un importante traficante de drogas – dijo uno de los policías.

-Por cierto Laura, ¿te acuerdas de la historia que te he estado contando todo este tiempo? En realidad, el cargamento no eran armas, era droga y los rusos eran amigos de mi padre. Lo demás es todo verdad, bueno, no casi todo, la parte en la que arrestan a algunos rusos también es mentira. A partir de ahí es todo mentira.

-Pero… ¿Cómo has podido mentirme tan ruinmente? ¿Y para qué? – dijo Laura sorprendida de todo lo que estaba pasando.

-Porque te veía tan ilusionada con la historia que no quería decepcionarte. Yo te amo.

-Eres un mentiroso y un farsante. Agentes, llévenselo.

-Adiós Laura, nunca te olvidaré.

DIEGO VEIRA ALONSO 2ºA

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  18  veces

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario