Capítulo 19:

La cinta del buzón era la que Laura le había dado como garantía de que acudiría los domingos. Los domingos juntos habían acabado y Laura se enteró de que los polacos eran en realidad inmigrantes ilegales.

Días después Laura descubrió que el antiguo jefe de Andrés se llamaba igual que el supuesto marinero de Cádiz que le había enseñado a hablar español. ¿Se lo habría inventado todo? Laura prefería pensar que era una simple casualidad.

Semanas después a Laura le llegó una carta de Andrés. En ella explicaba que habían vuelto a Polonia y decía que siempre la recordaría. La carta no tenía remitente. ¿Por qué no le había dicho su dirección para que ella pudiera escribirle? ¿Habría vivido alguna vez en Varsovia o lo había dicho para complacer a Laura? Ella prefería ignorar la opción más fácil, la cual solucionaría las incoherencias, y pensar que simplemente eran casualidades. Además, Laura había comprobado las ciudades y distancias de la historia de Andrés y cuadraban.

Un día Laura se compró “La línea de sombra” el libro que había visto leer a Andrés y descubrió que la historia era extremadamente similar a la Andrés le había contado. ¿Habría sacado Andrés la idea de aquel libro y habérselo inventado todo?

Es un capítulo para reflexionar sobre muchas cosas y, aunque no tiene acción, es entretenido. Por otro lado la carta de Andrés es muy bonita y le da un toque romántico a la historia.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  36  veces

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario