Capítulo 23

Cerca del lago Kup encontraron una estructura y tras analizarla pensaban que era el arca de Noé, pero Montecristo les dijo que era imposible que fuera el arca porque en la superficie los materiales del arca hubieran desaparecido aunque durante el trayecto les pareció verla dos o tres veces más.

En el barranco de Ahora se desató una tormenta eléctrica, por lo que tuvieron que quitarse todo aquello que condujera la electricidad y como ninguno llevaba gorro el pelo se les erizó, sentían un hormigueo que les hacía tener menos reflejos para esquivar la avalancha de piedras y bloques de hielo que se producía y que alcanzó Turgut que rodaba ladera abajo y gritaba: ¡Que Alá me proteja! Se hizo de noche y Víctor preparó el campamento para dos con la esperanza de que Turgut volviera pero cuando estaba a punto de perder la esperanza Montecristo le llamó y le dijo que la policía le había encontrado  y que estaba vivo, Víctor para celebrarlo estuvo hablando con Heaven por walkie-talkie y escribiendo en su cuaderno sobre su antigua vida.

Este fue uno de los capítulos más intrigantes del libro, con más sucesos y más entretenido.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  10  veces

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario