Capítulo 24

Kurbatov se pudo poner en contacto con la base y les comunicó que tendrían que estar dos días mas en Igdir para reponer lo robado y cuando ya estuviera todo Olmo se uniría a Víctor, pero este se dio cuenta de que el GPS ya no funcionaba y no sabía lo que le había pasado y tuvo que decidir si seguir sin GPS o volver a la base y decidió continuar.

Mientras continuaba se quedó sin poder comunicarse con la base y empezó a sentir una presencia amiga que le vigilaba y le protegía y pensaba que se estaba volviendo loco pero desapareció cuando recobro la comunicación con Heaven. Al rato volvió a sentir esa sensación pero no era una alucinación sino que una oso le seguía asique decidió escalar unos metros para despistarla, pero tardo una hora y media en hacerlo, cuando  comenzó una gran tormenta que le impidió avanzar pero consiguió hacerse un refugio para pasar la noche. Heaven estuvo hablando con él toda la noche para que no se desmayara y al final le contó sus sentimientos sobre él hasta que se durmió. Por la mañana se dio cuenta de que tenía varios dedos del pie congelados y que no podría continuar y se quedó a esperar a que vinieran a por él, pero mientras esperaba vio debajo del suelo una sombra y decidió hacer una grieta para ver lo que era pero el suelo se rompió y cayó aterrizando sobre una estructura de madera, era el arca. Cuando logró ponerse en pie tenía varias costillas rotas y un esguince en el tobillo y pensó que ya era su fin.

Aunque fue el capítulo más largo, me gustó ya que por fin Heaven le dice a Víctor lo que siente por él y le apoya y le tranquiliza en sus peores momentos.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  5  veces

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario