Capítulo 2 (Primera parte)

Ya en el barco, Harmonía solo piensa en mandarle una carta a su madre contándole todo lo que les está pasando, que están haciendo y que no pudieron llegar a verla porque las empleadas de la Cruz Roja no les permitieron hacerlo.

Harmonía se fija en un muchacho menudo de su misma edad antes de subir a bordo, sin padres y el único entre la multitud que no lloraba. Ya en Rusia, cuando les reparten juguetes para que se entretengan, descubre que se llama León y después de que su carrusel de juguete se rompiera lo llevan al hospital para que lo vea un médico ya que no dejaba de llorar y se negaba a apartar las manos de la cara o a coger otro juguete.

Me parece interesante como Harmonía se obsesiona con pensar que escribir en la carta a su madre y nunca decide empezar a desarrollarla. También me llamo la atención cómo Harmonía tiene curiosidad por todo lo que le rodea ya que se fijó en León en el puerto aun teniendo la angustia de ir a un sitio desconocido solo con su hermana.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  42  veces

2 Comentarios to “Capítulo 2 (Primera parte)”

  1. albale86 escribe:

    Me gusta la opinión del final. Está muy bien redactado.

  2. paulagt36 escribe:

    Me esta gustando la historia.

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario