ESCENA DE TEATRO (NATA Y CHOCOLATE):

(Una luz se enciende sobre Inés y Álvaro. Se encuentran en el despacho de este último)

Inés:

Buenos días, Álvaro. Me gustaría hablar con usted

Álvaro:

Claro, lo que usted diga.

Inés:

No se si sabe lo que está ocurriendo con Sonia, la alumna de la que usted es tutor. Sus compañeros la insultan y la desprecian. En clase no la llaman Sonia, sino Nata. Se meten con ella solo por ser albina. Lola, incluso le obliga a hacerle las redacciones de lengua. Yo me he dado cuenta del problema nada mas llegar al instituto. No sé porque no se ha dado cuenta antes usted, no sé si es porque no ha querido, o sí lo sabe pero no ha hecho nada, ¿puede decirme si lo sabe o no?

Álvaro:

Por supuesto que me he dado cuenta de lo que ocurre con Sonia, pero me parece un hecho sin importancia. (Con voz agresiva) Pienso que toda la culpa la tiene ella, no ha hecho nada para evitarlo y además, deja que se lo hagan.

Inés:

Lo que usted está diciendo me parece horrible. Sonia está asustada, no se atreve a decirlo a nadie ni ha hacer nada. La culpa la tienen sus compañeros. No se puede ir por la vida insultando y haciendo de menos a la gente. Ellos buscan al débil, le encuentran un defecto, en este caso ser albina y empiezan a hacerle la vida imposible. Para finalizar, me gustaría decirle que esa no es la actitud, tiene investigar el problema antes de decir nada al respecto. Ahora mismo le voy a decir a Sonia que venga para que cuente cómo se siente.

(Aparece Sonia)

Sonia:

Buenos días señor tutor (con un hilo de voz), me ha contado Inés la razón de mi llamada. Sinceramente, estoy pasando por el peor momento de mi vida. Mis compañeros me hacen la vida imposible. Estoy harta de tener que hacerle las redacciones a Lola y de que me llamen Nata en vez de por mi nombre real. (De repente, la voz se hace más potente y firme) Por si fuera poco, usted nunca se ha preocupado de nada, nunca me ha ayudado y, ¿eres capaz de echarme la culpa? Es una de las peores personas que me he encontrado en toda mi vida.

Álvaro:

(Con una vez temblorosa y frágil) Siento no haberte ayudado, no pensaba que era para tanto todo lo que te estaba ocurriendo. Pero prometo ayudarte ahora que se como te sientes, no te preocupes, yo lo arreglaré.

Inés:

(Con cara alegre) Me alegro de que se haya dado cuenta de la realidad, a veces, hay que esforzarse un poco para averiguar lo que ocurre. La vida no es fácil para nadie.

Sonia:

Espero que ahora pueda tener una vida tranquila. Han sido momentos muy duros.

Álvaro:

Lo sé, sé que han sido momentos duros, yo también he pasado por ello, los niños pueden llegar a ser muy crueles.

DIEGO VEIRA ALONSO 2ºA

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  69  veces

1 Comentario to “ESCENA DE TEATRO (NATA Y CHOCOLATE):”

  1. EDUARDO escribe:

    Está bastante bien, pero en la segunda intervención de Inés, hay un “porque” que debería ser “por qué”.

Envía un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario