¿Qué os parecen los exámenes de Latín y Griego de la EBAU 2019?

6 06 2019

A nosotros los exámenes de Latín nos parecen adecuados, pero los de Griego nos han dejado estupefactos.

¿Queréis enviar vuestros comentarios?

Elaboraremos una carta para enviar a la Coordinación de EBAU de Latín y Griego y a la Vicerrectora de estudiantes.

EXÁMENES JUNIO 2019

Examen de Griego junio 2019 Opción A

Examen de Griego junio 2019 Opción B 

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1404  veces


Acciones

Informaciones

25 Comentarios a “¿Qué os parecen los exámenes de Latín y Griego de la EBAU 2019?”

6 06 2019
Claudina (16:07:10) :

Sobre la opción A:
“Enhorabuena” a los responsables por ser capaces de encontrar un texto de tres líneas con una sintaxis tan apropiada para un nivel de 2º de Bachillerato. Cualquiera sabe que las subordinadas completivas de mayor índice de frecuencia son las introducidas por ὅπως o cómo identificar y traducir una construcción personal encadenándola con una de relativo (en Genitivo con preposición, estando además esta modificada fonéticamente), más un participio más un optativo. ¡Toma ya! Y todo eso sin notas, que no son necesarias.
Además, nuestros alumnos tienen tanto nivel que se puede jugar con ellos al despiste: ¿Qué tipo de oración introduce οἱ? En el texto oi es un artículo (con el acento, en este caso, por la partícula que le sigue) y por lo tanto, no se puede decir que introduzca ninguna oración. La pregunta o está mal hecha o es confusa y sólo contribuirá a que un buen alumno (aquel capaz de diferenciar artículo de relativo) se haga un lío pensando que le preguntan por una oración subordinada.
Yo creo que directamente podríamos pedir que desaparezca la especialidad de Clásicas en la Facultad de Oviedo: ¿para qué necesitan estudiar cinco años lo que nosotros podemos enseñarles en dos?

6 06 2019
Pedro Guil (16:35:18) :

Creo que la opción A (la que hicieron mis alumnas) es francamente difícil. La subordinación con όπως y futuro podría entrar dentro de lo esperable, si no fuera porque a continuación viene una construcción de infinitivo personal de la que depende una construcción subordinada introducida por αφ΄ων que tiene un participio predicativo y un verbo en optativo con ‘άν.
Lo lamentable del caso es que no suponen ya estos exámenes una sorpresa para el profesorado de Griego.
Me pregunto si es tan complejo buscar textos adecuados. El resultado es un alumnado desmoralizado y al que tenemos que convencer para que estudie griego a pesar de todo.

6 06 2019
Esther (16:38:03) :

Es muy triste, compañera, que tengamos que recurrir a la ironía, casi ya desfalleciendo en este tema que tantos disgustos nos trae cada mes de junio después de la EBAU de Latín y Griego. La verdad es que apetece tirar la toalla y no volver otra vez a la ristra de protestas y cartas que, a la vista de estos nuevos exámenes de Griego, de tan poco han servido.
¿Tan lejos están esos profesores coordinadores de lo que un chaval de Bachillerato ha podido aprender en dos cursos de Griego? ¿De verdad? No me lo puedo creer. Si comparáis por ejemplo con los exámenes de Extremadura o Navarra, veréis lo que quiero decir. Los de Asturias son inasequibles para nuestros alumnos. Pero nosotros, sus profes, seremos inasequibles al desaliento reclamando exámenes más justos y acordes con lo que somos capaces de meter en esas cabecitas en tan poco tiempo. Al menos tendremos que luchar por los poquitos alumnos que nos quedan y aún menos los que se atreven a hacer la EBAU de Griego, que son menos todavía. Algunos quizás querrían estudiar Clásicas. Es una pena que les bajen la moral tan pronto, ¡pero si ni siquiera han entrado en la Universidad!
En otras asignaturas se lo montan mejor para promocionarlas en Secundaria. A las nuestras parece que las queremos enterrar nosotros mismos.

6 06 2019
Estrella Arango (18:24:54) :

Ha nacido una nueva categoría de héroe/heroina .Esa audaz alumna de Griego de 2ª de Bachillerato que se obstina en aprender una lengua condenada a la desaparición por una sociedad hostil .Una alumna ,porque son mayoría de chicas, que ve perpleja cómo ,quien debía defenderla y apoyar a los poquitos que tienen el valor de ir contra la opinión general, la castiga con exámenes imposibles.
Donde se supone que debe haber sabiduría y magisterio sólo hay soberbia y prepotencia

6 06 2019
C. Iulius Balbus (18:26:37) :

Esto suena a ‘dejà vu’… Del examen de Latín no tengo mucho que decir: los textos están extrañamente tuneados (¿por qué el acusativo con infinitivo que escribió César se transforma, en el texto de la prueba, en una subordinada de ‘ut’ con subjuntivo -por la que, además, se pregunta-?); sigo sin comprender por qué se pide que se anoten todas las posibilidades de una forma flexiva; las preguntas sobre evolución fonética se formulan de un modo poco riguroso… Minucias, una vez más, en comparación con la agresión de Griego. Esta mañana, dado que se está informando en el instituto sobre las opciones para el curso que viene, mis alumnos de Latín de 4º me preguntaban si el Griego es difícil. Parece que hay que decir que sí, que es muy muy difícil, lleno de modos, de participios, de partículas raras. Ya se ha dejado aquí escrito hasta la saciedad: cuesta muchísimo que salgan grupos de Griego en Bachillerato. Cuando salen, lo hacen por una combinación de variables que incluye el esfuerzo del profesor/a, el apoyo activo de la Jefatura de Estudios correspondiente, el gusto o el interés del estudiante, y a veces el tamaño del centro (aún me cuesta creer que este año he tenido un exiguo grupo de Griego II, en un centro con menos de 25 alumnos de 2º de Bachillerato de Humanidades y Sociales). Pero mientras, en la Universidad, quien prepara las pruebas de acceso siga dedicando unos escasos segundos de su (sin duda precioso) tiempo a elaborar un examen en el que, supuestamente, se valora el conocimiento de la lengua y cultura griegas adquirido en dos cursos, el trabajo de los profes de instituto seguirá pareciéndose al de las Danaides. Con colegas así, no necesitamos enemigos: ya somos casi irrelevantes. ¿Cuántos alumnos se presentan a Griego II en la EBAU en Asturias? ¿Hay alguna materia de modalidad de la que se examinen menos? Y dado que el coordinador es consciente del descontento que hay, ¿cómo se explica esta contumacia? No puede culparse a nadie por interpretarla no ya como negligencia, sino como algo intencionado… ¿Contra quién? ¿Contra qué?
Disculpad el rollo… Muchas gracias y un abrazo.

6 06 2019
Carmen (18:52:17) :

Hola, soy profe de Latín y Griego, matizo, ahora sólo de Latín y a media jornada.Este año hemos tenido alumnos maravillosos y valientes, se presentaron al examen de Griego de la EBAU, no necesitaban nota, para estudiar una filología no necesitaban la ponderación del Griego; hicieron un esfuerzo extra después de dos días intensos de exámenes, ¡ lo hicieron por sus profes! y para demostrar que todavía existe el Griego como asignatura, dieron la cara. Me pregunto que les diría a mis alumnos de griego el próximo año, si los tuviera, cuando me pregunten si les merece la pena examinarse de Griego.
Perdonad que me haya puesto sentimental pero este año he visto chicos con tanto interés y gusto por el Latín y Griego que no soporto su decepción.
Saludos

6 06 2019
Cecilia (18:53:18) :

Suscribo todo lo dicho más arriba. Hace dos años planteé en la reunión de coordinación la evidente desigualdad entre los exámenes colgados en la web como modelos -casi diría asequibles para alumnos de final de Griego I- y los que finalmente fueron los exámenes.
Propuse, asimismo, aclarar en nota algunas cuestiones gramaticales demasiado complicadas para alumnos de Bachillerato. El coordinador me respondió que una eventual nota pondría en alerta a los alumnos sobre dificultades que no lo eran y que no nos preocupáramos, que se evitarían las cuestiones complicadas.
Este año otra compañera planteó la cuestión y una de las coordinadoras se limitó a responder con la estadística de aprobados.
Que una opción como la A, con todas las dificultades ya señaladas en comentarios anteriores, incluya ese “Notas: no son necesarias” parece una broma y alimenta la imagen de profesor universitario aislado del mundo y encerrado en su torre de marfil.
Yo prefiero un examen asequible, que los alumnos puedan hacer por sus propios medios, y una corrección exigente, a un examen imposible y que luego se suban las notas en la corrección.
De todos modos, no sé muy bien para qué sirven las reuniones de coordinación si no se nos tiene en cuenta para nada.

6 06 2019
Virginia (19:14:32) :

Lamentable y ofensivo. Una vez más se presenta un examen de griego de la EBAU, y me refiero a la opción A, con un error que viene a sumarse a los que ya hemos advertido en convocatorias pasadas e incluso en los modelos que este mismo curso se colgaron en la web de uniovi. En la primera línea del texto aparece un οἵ que es artículo a pesar del acento, pues se trata de un acento secundario o de enclisis debido a la partícula τε que le sigue. En las cuestiones de sintaxis, se pregunta qué oración introduce ese οἵ. Pues ninguna, señores coordinadores de la materia, y esa pregunta lo único que hace es inducir a error a unos alumnos que han de estar muy atentos para salvar la dificultad del acento secundario.
No voy a entrar en si el nivel es adecuado o no, si la construcción personal de infinitivo y el optativo son excesivos o en qué se hace en otras comunidades autónomas. Se puede exigir todo lo que está en el temario, pero por favor, sin errores. Dos años tratando de inculcar en nuestros alumnos exactitud y rigor, ¿y después ver esto?

A mayores podría añadir que el griego clásico es más que Jenofonte y que hay mil maneras de preguntar la literatura griega con un poco más de profundidad que “¿Quién es Patroclo?” o “¿Quién es Electra?”, que más parecen preguntas de cultura clásica que del nivel en el que estamos.

En resumen. opino que la Vicerrectora debería tomar buena nota de este nuevo error y que se impone una cambio urgente en la coordinación de esta materia que amamos y defendemos.

6 06 2019
Jesús (IES Río Trubia) (19:46:35) :

Buenas tardes a todo el profesorado de nuestras materias, y particularmente al de Griego, probablemente noqueado aunque nada sorprendido. Las dificultades saltan a la vista con leer los textos.

De frente: el problema en Griego es quien nombra a Javier Martínez de nuevo coordinador de Griego tras haber sido destituido por su manifiesta incompetencia (recordemos lo que decía Elena por estas fechas hace un año), es decir, la Universidad.

Resabiado y mal pensado de mí, ya no creo que sea casualidad o negligencia, sino ganas de causar perjuicio. Y el artista ni siquiera apareció por la reunión de este año… Le sugeriría poner un coro de tragedia, ya puestos, en dórico.

Peor justificación tiene la opinión de la ilustre inspectora Ana Menéndez, no va tanto tiempo salida de las aulas (o el despacho de cargo directivo) hacia la inspección, de que no le parecía nada difícil ni inadecuado el del año pasado. No hay peor cuña que la de la misma madera. ¿Es así, verdad?

La solución pasa por que la Universidad destituya fulminantemente a este hombre: Lucía, aun siendo exigente, no llegaba a estos extremos; aunque para mi gusto está Luis Alfonso y también hay quien pasó por las aulas de Secundaria y conoce el terreno mejor que ningún profesor de la Facultad (todos lo conocemos).

6 06 2019
Lucía (20:16:10) :

Habéis dicho cosas muy sensatas. Este año en Latín, por fin, los textos son lo que deberían ser, una forma de medir que un chaval se desenvuelve razonablemente con un texto normal, que no es un compendio de dificultades concentradas en 2 líneas y media.
La cuestión es qué pretenden eligiendo textos como en el caso de Griego. ¿Demostrar que son tan doctos que el Griego clásico es ya su auténtica lengua materna y no se percatan de sus dificultades? ¿Qué pretenden, en serio? De seguir así, pronto se acabará el problema, porque no tendrán a nadie que examinar.

6 06 2019
Loles (22:43:01) :

Los textos son inasequibles. La EBAU de Griego la más absurdamente difícil de España. No hay el menor rastro de equidad en estos exámenes. Supongo que los que están detrás de este nuevo disparate persiguen acabar de una vez con el Griego en las EE.MM. de Asturias. En la mayoría de las autonomías el comité que prepara las pruebas cuenta con profesores de instituto en contacto con el alumnado y se tiene claro que no se juega con el pan de los compañeros. Las propuestas son varias y todas ellas son estudiadas por todo el grupo organizador, velando para que las pruebas sean justas y equitativas para el alumnado y para su profesorado, que asume la responsabilidad de ayudarlos a conseguir sus sueños académicos. Queda ya muy poco por defender.
Pido desde aquí la dimisión de los responsables de este despropósito y la entrada en el grupo coordinador de profesores de Enseñanza Secundaria. En la misma universidad hay algún profesor que podría colaborar con acierto. El mismo Luis Alfonso es una persona comprensiva y cercana.
¿Alguien podría sacar en los medios nacionales lo que pasa aquí con la Ebau de Griego, como se ha publicado hoy lo de Valencia? Por lo menos, no morir en silencio. Y sí, denunciar en toda España la injusticia manifiesta a la que es sometido el alumnado en Asturias en el acceso a la Universidad.

7 06 2019
Mª Jesús (07:42:44) :

Totalmente de acuerdo con los comentarios de l@s compañero@s. La prueba de Griego, un despropósito total que lo único que consigue es la pérdida del escasísimo alumnado que elige esta materia. Una pena para todos aquellos que intentamos año tras año que no desparezcan estas materias. A otros parece importarles menos.

7 06 2019
Selina (10:37:47) :

Del texto de latín no diré nada. No obstante, una vez más, aunque parezca imposible, toca mostrar nuestro absoluto descontento con la prueba de griego de la EBAU 2019, lo cual resulta agotador por la reincidencia.

En primer lugar, suscribo completamente todo lo anteriormente expuesto por mis atinados compañeros. Creo que todos los docentes clásicos estamos compartiendo ahora los mismos sentimientos de rabia e impotencia de hace un año, pero hoy, además, aderezados con el estupor por la repetición del desaguisado. Podríamos pensar que el examen del 2018 hubiera sido fruto de un desafortunado descuido, porque desde el Olimpo universitario de la Filología Clásica -definitivamente en vías de extinción- no se alcanza a vislumbrar la realidad del nivel que se adquiere en los institutos, tras los exiguos dos cursos de griego del bachillerato actual. Sin embargo, ahora está del todo claro: el examen de la EBAU 2019 de griego es un caballo de Troya que da la estocada a nuestra especialidad, de por sí denostada y bajo la espada de Damocles, y sólo puede haber sido perpetrado por alguien ajeno a nuestros desvelos o por un kamikaze.

La coordinación de la prueba, el vicerrectorado, todos los responsables del examen conocieron las quejas del año pasado. No hay disculpa. Y recrearse en el dolor ajeno a sabiendas es SADISMO.

7 06 2019
Antonio Vegas (11:32:43) :

“El responsable de esta tropelía con el examen de Griego debe saber lo que ha hecho. Y debe saber que sus decisiones repercuten en la vida de los demás. Ni se imagina el trabajo que cuesta tener alumnos de Griego. Aunque tampoco le importa, vive en otra galaxia.
Habrá que ir a la reunión de coordinación y contarle todo esto. Y que compare el examen de hoy con el modelo que está colgado en uniovi
No son las leyes, ni los sistemas, ni las familias, ni la falta de orientación, lo que acaba con los Estudios Clásicos. Está claro que tenemos al enemigo en casa.”
Esto está entrecomillado porque es lo que yo mismo escribí el curso pasado en este mismo blog (es muy cómodo el copia/pega). Todavía pensaba que la reunión de coordinación podía servir para algo. Y demuestra qué bien funciona esta Universidad, el Vicerrectorado, el Departamento de Clásicas. Ambos coordinadores deberían dejar su cargo ya. Y si no es por voluntad propia, alguien debería cesarles inmediatamente. Es insultante, humillante e irrespetuoso con nosotros y nuestros alumnos que gente así tenga poder para decidir nada. Con alevosía, sin dar la cara, protegidos por la inacción del sistema, son capaces de colgar un examen modelo como de 1º de Bachillerato y poner en las pruebas otro como de 3º de Grado. Un año y otro. Sin vergüenza.

7 06 2019
Alba (12:52:27) :

No puedo añadir más de lo que dicen arriba mis compañeros.
Nos manejan los destinos personas que viven en torres de marfil, y que, o bien no saben lo que es un instituto,o bien no quieren saberlo. Están alejados de nuestro día a día y también de la equidad.

7 06 2019
C. Iulius Balbus (15:58:53) :

¿Serviría de algo registrar una queja formal en la Universidad, dirigida al Rector, por el procedimiento que esté establecido? Alguien tiene que responder de esto. No se ha hecho ya, ¿verdad? La carta a la Coordinación de la EBAU no parece que haya sido muy eficaz… Digo, es un decir.

7 06 2019
Yolanda (18:51:37) :

¡Qué hay en esa cabeza!
Comparto todos los comentarios hechos. Lo malo es que la solución es difícil porque está claro que “el de la torre de marfil” nos ignora totalmente. Es evidente que hay mucho de verdad en lo que explica C. M. Cipolla en su libro “Las leyes fundamentales de la estupidez humana”. Nosotros lo podemos comprobar año tras año. Pero debemos seguir peleando y luchando por nuestros alumnos. La dignidad de nuestras materias y su sitio en el currículum la tenemos que seguir defendiendo nosotros. No queda otra. Mal que les pese a muchos.

8 06 2019
Santiago Recio (00:28:50) :

Comparto la preocupación; también creo entender que el enfado deriva o se ve acrecentado porque no es la primera vez, “llueve sobre mojado”, como suele decirse.
Que en su momento no se hayan tomado con la debida seriedad y respeto las quejas y sugerencias presentadas y que la respuesta a las mismas haya consistido en un breve texto escaso de argumentos, todo eso no ayuda.

Elaborar una prueba de Ebau no es tarea fácil. La dificultad está precisamente en su engañosa facilidad. El nivel de exigencia “académica” de los textos y de las cuestiones que han de seleccionarse, está al alcance de un profesor de bachillerato y, por supuesto, de universidad.
Lo complejo reside en la oportuna selección, que se ve favorecida si se dan tres requisitos: 1. Conocimiento práctico del grado medio de dificultad con que se trabaja en el aula de bachillerato. 2. Dedicación concienzuda en la búsqueda del corpus (textos, cuestiones), valorando los textos sugeridos por los profesores, indicadores de los grados de dificultad redactados según la Programación oficial. 3. Elaboración minuciosa de la prueba, lo que pide tiempo, atención y revisión al menos por un segundo profesor, que ha de utilizar un tono “crítico” con el modelo presentado.

Entiendo que sólo así hay “verdadera coordinación entre universidad-bachillerato”. Si algunos compañeros envían propuestas y se sorprenden luego de que el texto de la Ebau no guarda “relación” con ellas, es que falla la coordinación, la comunicación.

En un plano más cercano y en referencia a la Opción A de la prueba de Griego mi opinión es:
a- que ese artículo oí de la línea 1 debería tener una nota aclaratoria de su (inhabitual) acento (esgrimir por el responsable universitario, como lamenta un compañero, que “poner notas puede confundir al alumno”, no es razonable, adolece de sentido común y conocimiento de la psicología del alumno juvenil).
b- que se pregunte por el tipo de oración que introduce el citado oí, es cosa que no atribuyo, como llega a sugerir otro compañero, a una intención o ánimo. Es fruto de lo que antes comenté: falta de atención, tiempo, minuciosidad. También ausencia de una “revisión crítica”.
c- La oración final de relativo es excesivamente difícil por las razones que todos habéis dicho. Creo que esa preposición delante del relativo exige una nota que ofrezca su traducción. El diccionario no ayuda.
d- Lamento también la “pobreza” y el “desinterés” (incluso, perdón por la palabra, “desidia”) que reflejan las preguntas de Literatura, no así las que se presentan en los exámenes de Latín.
Cualquier alumno, estudioso o no, podría responder, como se pregunta, quién es Patroclo, con sólo leerlo en el diccionario. La literatura es algo más, creo. No me imagino que a un profesor de filología Clásica, como Alsina o L. Gil, se les pudiera pasar por la cabeza formular tales nimiedades.

Perdón por la extensión. Saludos

10 06 2019
Nines Jiménez (16:42:11) :

Parece que los exámenes de Griego de Asturias, un auténtico disparate, han sido elaborados por alguien ajeno a lo que hay en las aulas. ¿Dónde está el/la representante de los institutos?
Una cadena de dificultades a la que se une la incompetencia o falta de interés (no lo sé porque no los conozco) de los autores del examen (¿a qué viene la pregunta del οι)? ¿Cuándo se darán cuenta de que muchos alumnos se enfrentan al Griego por primera vez sin saber lo que es una lengua flexiva? Demasiado se consigue en dos cursos…
Además los responsables del examen deben tener en cuenta también la competencia desleal a la tiene que enfrentarse nuestra asignatura: el Griego va a la EBAU con contenidos de dos años mientras que el resto va solo con los de uno.
Yo trabajo en Extremadura y, aunque tampoco estoy de acuerdo con nuestro modelo de examen (se puede pensar en algo intermedio), reconozco que es más acorde a la realidad que el de Asturias. Lo que tenemos en Extremadura es una comisión formada por varios profesores de instituto y uno de la universidad que se encarga de hacer poner los pies en la Tierra a quienes parecen vivir en el limbo. Os lo recomiendo: es algo muy democrático, se puede sumar cualquier profesor de la comunidad, se toman decisiones conjuntas,se elabora material para trabajar los contenidos, se ayuda a delimitar el nivel máximo de dificultad que puede tener un texto… Tenéis que conseguirlo… por el bien del Griego y de los alumnos.

11 06 2019
Manuel (15:51:47) :

Enseño Griego desde hace más de veinte años y apoyo todo cuanto han denunciado las intervenciones precedentes. El examen de EBAU de Asturias me parece un auténtico disparate. Es la mejor manera de espantar alumnos que merecen un trato al menos respetuoso y adecuado a su esfuerzo durante dos años solamente. La opción A indica con claridad que quien diseñó la prueba desconoce la realidad del Bachillerato. Y no se debe olvidar que ellos no sólo son la cantera de su especialidad universitaria de Clásicas sino que además estos alumnos serán los encargados de enseñar todo el bagaje del mundo clásico a otros.Vamos, que el efecto es tremendamente disuasorio.

12 06 2019
Ignacio (19:32:16) :

Vergonzoso examen, que parece querer dejar en evidencia a los alumnos y solo consigue dejar en evidencia a unos incompetentes coordinadores. Afortunadamente esto de momento en Extremadura no ocurre

13 06 2019
Mar (09:02:59) :

Es penoso que a la cantera de posibles filólogos y amantes de las letras se les trate de esa manera. Parece que determinados profesores de la facultad no entienden que si machacan (literal) al profesorado y alumnado de secundaria, finalmente tendrán que impartir latín y griego a las estatuas. Les guste o no somos nosotros los que fomentamos nuestras asignaturas, y los que luchamos porque estas salgan adelante año tras año.
Estoy cansada de llegar en septiembre con la duda de si tendré griego o no ese curso, y de tratar de hacer más atractiva mi asignatura a un alumnado cada vez más escaso. Y en total… si ya se preguntaban para qué sirve el griego, resulta que ahora no va a servirles ni para subir nota en la EBAU.
Algunos deberían hacer examen de conciencia y pensar qué están haciendo con esta materia.

24 06 2019
José M. Ciordia (19:04:09) :

Llevo 33 años como profesor y nunca había visto un examen de selectividad tan difícil. Quien lo ha puesto no conoce lo que puede traducir un estudiante de 2º de bachillerato. Si piensa que hace unos años, “antes de que todo se estropease” (así piensan algunos nostálgicos), los alumnos sí tenían este nivel y que en su mano está volver a levantar el nivel poniéndonos firmes a los indolentes profesores de secundaria, se equivoca y ha fabricado un recuerdo falso de una Arcadia feliz que nunca existió. Y hay otra responsabilidad: la de quién lo nombró y, a pesar de las evidencias, lo mantiene en el puesto curso tras curso. Lamentable tanta ceguera.

25 06 2019
Carmen Riobó (18:45:28) :

Buenas tardes:
No soy profesora de esa comunidad, pero este curso he tenido acceso a los exámenes de griego de casi toda España, por lo que suscribo todo lo que se ha escrito anteriormente y me atrevo a afirmar que el examen de la EBAU de junio de este año es el más difícil de los que se han puesto en todas las comunidades. Es más, en los 33 años que llevo impartiendo esta asignatura jamá he puesto un texto de la dificultad del de la opción A, ni tampoco lo he visto en los exámenes de selectividad de mi comunidad, Galicia.
Como las dificultades de dicho texto ya han sido muy bien glosadas por mis compañeros, quisiera simplemente invitar al coordinador a reflexionar sobre cuatro aspectos que se derivan o tienen que ver con el poner un examen imposible.

1-¿Qué se pretende ponniendo en la EBAU un examen que seguramente resultaría complicado, sino imposible en 2°de Clásicas? ¿Demostrar que el griego es una lengua muy difícil? Creo que nuestros alumnos, acostumbrados al español, inglés, francés, gallego, en mi caso, lo tienen muy claro. No parece necesario ponerles un examen que nada tiene que ver con lo que puede hacer un estudiante de bachillerato.

2- ¿Se ha dado cuenta el coordinador que desde la ley de Villar Palasí a hoy nuestras materias han visto brutalmente reducidos los años en que se impartían? ¿Sabe el señor coordinador que hace años eran diarias y con horas de sesenta minutos? Es algo que vengo reflexionando por lo menos desde que acabé 2° de B.U.P., mi padre, que no hizo clásicas tuvo casi tantos años de Latín y Griego en su bachillerato como yo en B.U.P, C.O.U. y la carrera, de hecho de Latín tuvo más, porque años después estudió Historia.
Creo que cualquier persona, incluso un analfabeto, pensaría que los programas se harían reducido al mismo ritmo que cursos y horas, seguramente haga falta ser licenciado en Clásicas para comprender que los contenidos gramaticales sigan siendo los mismos con el aladido de más temas de cultura. Se ve que los profesores de Clásicas somos brujos.

3- ¿Es consciente el coordinador de lo que significaron LOMCEs LOGSEs, etc? ¿Tiene alguna idea de la diferencia en el nivel de lengua de estos alumnos a los de hace unos años? En el instituto en el que ejerzo ahora me veo obligada a explicar oraciones coordinadas y subordinadas, pues no las ven hasta bien avanzado 2° de bachillerato, por poner un sencillo ejemplo.

4 ¿No hay un grupo de trabajo en esa comunidad? En Galicia hace muchos años que el grupo de trabajo y el coordinador fijaron unas pautas para los textos, numero de líneas, número de subordinadas, dificultad de éstas, notas, etc.

No se trata de hacer la asignatura fácil para que se matriculen más estudiantes. Nunca en mi vida he transigido en regalar notas a cambio de matriculados, me parece totalmente inmoral. Se trata de asumir que hoy por hoy no se puede exigir en una materia de 2° de bachillerato lo que en otras se pediría en 2° ó 3° de facultad. El mundo ha cambiado y la enseñanza también, no se puede uno empecinar en el absurdo.

26 06 2019
estheroz (09:58:36) :

Gracias, Carmen, por tu análisis de cómo es nuestro alumnado de estos tiempos. Y quiero añadir una pregunta que me hago yo muchas veces:
¿Cuántas veces en su vida escolar han manejado nuestros alumnos diccionarios en papel? El DRAE digital es fantástico, y otros muchos, igual.
Cuando se ven con el de griego entre las manos, se les nota que son novatos hasta pasando las páginas, como ellos nos notan a nosotros nuestra lentitud al teclear en nuestros móviles. La novedad no es sólo aprender a manejar el diccionario de griego con letras griegas, sino coger destreza al manejar un diccionario en papel.
Yo, ahí lo dejo.
Un saludo a todos.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image