¡Podremos pegar a nuestros alumnos!

10 04 2010

Al parecer, los ingleses se han cansado de la esperpéntica situación de las aulas y han recurrido a un remedio que puede ser peor que la enfermedad: el profesor podrá arrearles a los alumnos, así como suena, en caso de que estos hagan uso de la violencia. Esta noticia implica dos aberrantes premisas: que la violencia en las aulas ha llegado a ser algo normal, y que el profesor no tendrá más armas para detenerla que convertirse, a su vez, en uno de los violentos. El que más fuerte pega.

Ya me imagino a mí misma, con mis escasos cuarenta y siete kilos (¿entraré dentro del peso pluma?), intentar darle una paliza a un alumno que me dobla el peso y me triplica la estatura. Ya puestos, ¿por qué no me ponen un guardaespaldas? Eso sí, supongo que el alumno agredido por agresor podrá ponerme la denuncia correspondiente y además no será expulsado del centro, que en definitiva es de lo que se trata. A esto hemos llegado en la teoría educacional del siglo XXI: si tus alumnos pegan, no se les expulsa. Les pegas tú, y andando. Aunque, pensándolo bien, quizás sea un avance con respecto a nuestra situación de indefensión actual. Por lo menos ya no tendremos que poner la otra mejilla.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  743  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image