La pervivencia del genio

30 06 2010

Una anécdota ocurrida a otra profesora de lengua me demuestra una verdad emocionante: que los grandes escritores viven para siempre. Les cuento. Resulta que mi compañera les habla del Quijote a sus aprendices, y, tras una extensa y emocionada explicación, les cuenta de la muerte del genio (no la confundamos con la de su personaje, por favor). Entonces una alumna levanta la mano y, con compungida expresión -es de suponer- y llorosa voz -supongamos más-, pregunta:

-¿Pero es que Cervantes murió?

El tópico era, pues, cierto: los  grandes escritores alcanzan la inmortalidad. Buen verano, señores.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  474  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image