Ilegalidad de la carrera profesional

11 12 2012

No se habla de otra cosa. El único tema de conversación en la sala de docentes es la sentencia. La carrera profesional es ilegal, por lo que no tenemos derecho a cobrarla. Y lo peor es que el juez tiene toda la razón, por mucho que nos fastidie a todos los que habíamos acabado por conseguir que nos pagaran. En lugar de equiparanos  a otras comunidades, nuestros ilustres gobernantes nos hicieron recibir un complemento en función de un servicio que, a día de hoy, todavía no sé cuál es.

¿Voy a llorar por doscientos euros menos? ¿Voy a lamentarme por la paga de navidad que no veré y las dos horas de más que me han encasquetado? ¿Voy a echarme las manos a la cabeza por la posibilidad de que me echen de mi centro y me manden a Degaña el día que le empiece a caer mal al director? Lo cierto es que ya me (nos) tienen tan harta (-os) que no tengo fuelle ni para enfadarme. Y es que hay días en los que mi única aspiración se reduce a llegar a jubilarme sana.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  589  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image