Se acerca el… inspector

17 04 2017

El inspector anuncia su llegada para el día 20 de este mes, fecha que se acerca a paso tan rápido como el invierno en Westeros. No tengo motivos para inquietarme: mi última experiencia con un inspector de educación fue tan positiva que el hombre me hizo llegar su enhorabuena. Aunque la verdad es que no entiendo por qué, ya que la clase a la que le tocó asistir la impartió por entero una alumna y yo sólo moví un bolígrafo para ponerle un sobresaliente. Supongo que sería por eso de la “construcción de aprendizaje autónomo por parte del alumnado”. Lástima que no se trate del mismo inspector.

La pretensión del inspector actual es visitar una sesión de tutoría lectiva. He de suponer que un funcionario de su categoría no será tan ingenuo como para creer que unos alumnos de Bachillerato, muchos de ellos repetidores y mayores de edad, van a quedarse a séptima hora todos los jueves para escuchar las chorradas la información que el tutor tiene que transmitirles. Pero por si acaso, mi pretensión –yo también tengo una– es que el inspector se encuentre cara a cara con la realidad. Es decir, que deseo honestamente que los alumnos hagan ese día lo que tienen por costumbre: o sea, no aparecer por el aula (con la excepción de dos o tres fieles, a los que desde aquí agradezco que cumplan el horario). A ver si así la delegación provincial se entera de lo que significa aumentarnos una hora por la cara en Bachillerato.

¿Alguien ha visto algún alumno?

Así pues, no pienso anunciar a mis alumnos la venida de este personaje, ni recomendarles que se queden este jueves, ni preparar una sesión de tutoría ficticia rogándole al empollón que haga algunas preguntas de fácil respuesta para hacerme quedar bien. Sé que algunos han entrado en el blog, pero exclusivamente para leer las burradas (que no, que las coplas no se hicieron a la muerte de mi padre…), así que no creo que este post les ponga sobre aviso de nada, pero por si acaso se lo reitero: haced exactamente lo que hacéis un jueves normal. Se me ocurre ahora que existe la muy remota posibilidad de que me esté leyendo el mismísimo inspector. Aunque parezca que no, eso tendría sus ventajas, pues es posible que esta entrada me ahorre la redacción del informe de tutoría.

Seguiremos informando…

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  39  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image