Filosofía a séptima

21 09 2018

Nuestro querido inspector nos ha hecho una “sugerencia”, que, por descontado, el equipo directivo se ha apresurado a cumplir. En artículos anteriores os he intentado explicar el complejo problema matemático del horario impar de Bachillerato, que conducía invariablemente a la aparición de un conjunto vacío de alumnos en la séptima hora: esfuerzo inútil por mi parte; qué quieren, soy de letras. Pues bien, se da la afortunada casualidad de que el inspector es profesor de Matemáticas (o al menos lo era cuando daba clase); por ello no es de extrañar que tan ínclito usuario del hemisferio izquierdo del cerebro haya dado con la solución: se (im)pone la tutoría en el centro del horario y se desplaza a las dos y media una asignatura aleatoria, sin importar si se trata de una materia troncal o una obligatoria en la EBAU.

Yo sigo sin entender nada, pero ya dije que era de letras.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  23  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image