FAME

8 10 2018

No es lo mismo la FAME que el HAMBRE.

El hambre, desgraciadamente, es una plaga universal. El hambre corresponde a las noticias, infesta otros países, afecta a niños que no son los nuestros pero tienen ojazos igual. El hambre provoca indignación y donaciones a oenegés, además de improperios contra gobiernos y multinacionales.

La fame ye lo que tienes tú antes de que te sirvan el cachopo. Cuando la guerra, la fame parecíase más al hambre, pero yera nuestra. La fame hacía que la gente codiciara los cueros de los zapatos y los escapiellus de manzana, y tenía tan mal remedio como el hambre de los telediarios. Por fortuna, esa fame casi ha desaparecido de Asturias, y sólo nos queda la de los cachopos. Casi.

Es posible padecer hambre de justicia, pero la fame solo puede ser de pan.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  12  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image