Autoridad del profesor

22 05 2019

Las últimas noticias divulgan que seremos autoridad (¿no lo éramos ya?) y que un profesor de a pie (no un director o jefe de estudios) podrá expulsar de su clase a un alumno por un máximo de tres días, es de suponer que no al arbitrio sino por motivo justificado.

Lo que las noticias no dicen es que para expulsar al chavalillo en cuestión tendremos que:

-Registrar por escrito la falta cometida (no te exigen simultaneidad; menos mal, no tienes que hacerlo mientras te están clavando una tijera en el ojo).

-Dar una fotocopia de dicho escrito a jefatura y a sus padres.

-Obtener la firma de sus padres, que certifica que se han enterado.

-Obtener el consentimiento de los padres (no es lo mismo el recibí que el consiento).

-Ofrecer una alternativa educativa para los días que el alumno esté expulsado (léase mandarle deberes).

-Obtener la firma de los padres en dichos deberes, certificando que los han recibido.

-Recibir al alumno en el centro durante esos tres días en la sala habilitada para ello, con un profesor acompañante (es decir, tú lo echas de tu clase y se lo lleva un compañero menos afortunado).

-Y, como remate, el punto que le anula todo: no se podrá sancionar si el alumno “no distingue el bien del mal”  (letra exacta de la nueva ley y no de un vetusto tratado de teología).

Y ahora la opinión pública cree que podremos echar al alumno de clase a voluntad y capricho. En fin…

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  10  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image