Coronavirus

13 03 2020

El primer muerto en Asturias por el coronavirus es un profesor. Y digo adrede “muerto” en vez de “fallecido”, porque no me da la gana maquillar las verdades.

La Consejería decide suspender las clases (el eufemismo utilizado es “actividad docente presencial”), pero nos exige a los profesores la presencia inútil en los centros y el obligado arrejuntamiento. Cuando al resto de los trabajadores se les permite realizar sus tareas desde casa, a nosotros se nos obliga por decreto a acudir a un lugar de seguro contagio. Nos enfrentamos a un problema gravísimo de salud pública, pero la única preocupación de la sociedad parece ser que los alumnos hagan seis páginas de deberes. ¿Y cómo están intentando los sindicatos defendernos del despropósito? ¡Convocando una concentración masiva para repartirnos los virus entre todos!

Que esto no son vacaciones, que es una maldita cuarentena. Que tenemos muertos, y el próximo puedes ser tú. A ver si os dais cuenta de una vez, cojones.

EDITO A DÍA DE HOY, 16 DE MARZO: En menos de tres días, este artículo ha quedado desfasado. La “concentración” sindical no fue una manifestación masiva. La orden de presentarse en el puesto de trabajo quedó rescindida un día después. El país ha entrado en estado de alarma. Gracias por leerme.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  164  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image