VIEYERA

28 03 2020

 La vejez, o tercera edad, es una etapa  de la vida. La amenizan el Imserso y el Sintrom, vocablos misteriosos que más se parecen a conjuro de magia que a palabras. En la vejez puedes esperar irte de vacaciones en temporada baja, bailar en Benidorm, ligar con otro escacharrado y comer con restricciones calóricas. Si tienes mucha suerte y te compras las cremas que te recomiendan, durante tu vejez habrá otro señor sonriente y bien vestido a tu lado, ambos encima de una bicicleta, y tu cabello deslumbrantemente blanco no te robará un ápice de tu belleza. Aplíquese este cuento, canjeados los sexos, a paisanos, homosexuales, lesbianas, gente trans y ambisexual como corresponda.

Se recomienda, en la vejez, contar con un seguro de pensiones y un par de nietos. Más de dos no resulta práctico, que luego te los tienes que llevar tú al parque.

La vieyera ye lo que nos espera. Agachadina en una caleya, acechándonos, espera con toda paciencia que nos acerquemos a su telaraña, pa agarranos pa siempre. Y no hay forma de eludirla. La vieyera ye lo que se nos echa encima cuando duelen los huesos con la lluvia. La vieyera yera lo que tenía mi abuelo, lo que tuvieron todos los abuelos antes de morise, lo que tienen los paisaninos que tan en el parque asoleándose con cayado y boina, lo que voy, con suerte, algún día, tener yo.

La vieyera te vuelve más vulnerable ante el maldito coronavirus. La vejez, igual.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  32  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image