ESFAMIAO

10 12 2018

ESFAMIAO tien que ver con fame.

Y no es ni remotamente parecido a HAMBRIENTO; no se trata de algo tan serio: lo de esfamiao no se refiere tanto a la carencia de alimentos como a la posición social. Esfamiao es el que pretende. Lo que en castellano se llama nuevo rico, para entendernos.

Esfamiao se usa para descalificar; “esi ye un esfamiao” distingue a los que tuvieron abuelos con plata y los que no. Es esta la primera acepción y no la relativa al hambre, que ocupa un segundo puesto en el habla de todos los días. Cuando uno está esfamiao, ye que son las tres de la tarde y no has comido. Pero si uno ye un esfamiao… eso no se remedia con un platu fabes.

Por simpática que sea, la palabra esfamiao es obvia culpable de clasismo. El que no haya pecado que tire la primera piedra.



Lorca en la cuneta

19 10 2018

Atendiendo al conjunto de temas “focalizados” para la EBAU, hacer el Bachillerato en Asturias significa que los alumnos de Lengua pueden pasarse el segundo curso sin estudiar a García Márquez, Vargas Llosa, las nivolas de Unamuno, las escaleras de Buero y las bibliotecas de Borges, el español de los judíos y el que se habla en América, la omnisciencia neutra y la cuenta de los hemistiquios. Pero, eso sí, hay que saberse las etapas poéticas de unos cuantos señores aún vivos, debidamente segmentadas y numeradas, como si pudieran ponérsele puertas al campo y límites al sentimiento.

Y Lorca, aparcado en la cuneta.



FAME

8 10 2018

No es lo mismo la FAME que el HAMBRE.

El hambre, desgraciadamente, es una plaga universal. El hambre corresponde a las noticias, infesta otros países, afecta a niños que no son los nuestros pero tienen ojazos igual. El hambre provoca indignación y donaciones a oenegés, además de improperios contra gobiernos y multinacionales.

La fame ye lo que tienes tú antes de que te sirvan el cachopo. Cuando la guerra, la fame parecíase más al hambre, pero yera nuestra. La fame hacía que la gente codiciara los cueros de los zapatos y los escapiellus de manzana, y tenía tan mal remedio como el hambre de los telediarios. Por fortuna, esa fame casi ha desaparecido de Asturias, y sólo nos queda la de los cachopos. Casi.

Es posible padecer hambre de justicia, pero la fame solo puede ser de pan.



HOMES

1 10 2018

No es lo mismo HOMES  que HOMBRES.

Los hombres aparecen en las estadísticas que dividen por géneros, en las comedias románticas y las revistas orientadas a un público femenino y cosmopolita. Homes son los paisanos de mi pueblo, habitualmente casados, bajitos y con barriga, que van a jugar la partida y llámente “mocina” si calculan a ojo que tienes edad de ser hija suya, pero no.

Al revés que los hombres de las revistas, los homes no exhiben lo que se ha dado en llamar la tableta de chocolate, más que nada porque de eso no tienen. Vistos en bañador, dan un poco de pena. Se dedican a la pesca del chipirón en las noches de verano.



PITINOS

27 09 2018

No es lo mismo PITINOS que POLLITOS.

Los pollitos aparecen en las ilustraciones de los libros de primaria; los pollos a secas en la sección de congelados del super. Los pitinos anden por la aldea piando detrás de la pita. Si son de mentira, póntelos tu madrina de regalo en el bollo de Pascua.

De rapacina yo les daba de comer.