El cuento más trágico del mundo

18 01 2017

Dicen que se ha dejado de hacer tragedia desde que ya no somos griegos. Lo niego, y no sólo porque existen Shakespeare o Buero Vallejo. No se trata de teatro, sino de un relato: “Los pájaros traen el sol”. de Alistair McLeod. Aviso: abstenerse menores de edad y personas sensibles. Puede que no sea el cuento más triste, pero es el más trágico; todos los componentes de la tragedia establecidos por Aristóteles están presentes: la ironía trágica, la catarsis, el mal que persigue al inocente y que no puede evitarse, producido involuntariamente por el propio inocente, el destino, la compasión y el temor.

Si tengo algún pero que ponerle es nada más que el título; el que tiene es realmente precioso, pero sin duda le quedaría mejor “La cù mòr glas” (traducción disponible en el propio cuento). No pongo enlace a pdf alguno porque este texto no es aún de dominio público. Lo encontráis en el libro de relatos del mismo nombre.



El número de la Bestia

11 05 2016

Un alumno de segundo de Bachillerato Artístico ha obtenido de nota media en mi asignatura un límpido 6,66.

Pues tampoco se portaba tan mal…



ARES es PAU

10 01 2011

Empieza el año y por fin sabemos en qué va a consistir el programa de la nueva asignatura pomposamente llamada Artes Escénicas: no será sino una materia teórica más, con siete libros de lectura y contenidos sobre historia del teatro occidental. Así pues, dejaremos fuera el circo, la danza y los juegos malabares, así como en Literatura Universal olvidamos, en la práctica, todo lo que no se ha inventado en Grecia (adiós, querida dama Murasaki).

Como curiosidad añadimos un dato: ningún alumno de la modalidad (contando primero y segundo cursos) ha conseguido aprobar todas las asignaturas de la primera evaluación. No, con esto no estoy intentando probar nada. Solo es estadística.



Esta noche se improvisa

23 11 2010

A una semana del fin de la primera evaluación, me dicen que la asignatura Artes Escénicas será materia de PAU. Al parecer acaban de decidirlo, sin tener en cuenta que el curso está empezado, las programaciones hechas y tres cuartos del temario -en el mejor de los casos- liquidados. ¿Y cuál será el contenido de esta PAU? Nadie lo sabe, ni siquiera el encargado de crearla: ¿o si no por qué ha venido a preguntarnos en qué consistía el programa que estábamos impartiendo?

¿Les pondrán preguntas del libro de texto de la asignatura? ¡Ah, no, que no tenemos libro! Si les hacen una prueba práctica, ¿cómo se las arreglarán para escenificar un ejercicio de expresión corporal en un aula convencional llena de sillas y mesas? ¿Les harán venir de casa con el maquillaje de escena? ¿Cómo evaluarán los ejercicios de respiración y proyección de voz? Sinceramente, creo que lo más adecuado sería encargarles un ejercicio de improvisación, más que nada para hacer juego con la magnífica planificación que los de arriba acaban de demostrar con semejante noticia.

P.D.: Por cierto, a día de hoy aún se desconoce qué libros habrán de leerse los alumnos de Literatura Universal que deseen presentarse a susodicho examen.