XUEGU DE SIELLES

28 05 2019

daenerys, dragon

Que la neña yera un cuélebre perguapu taba nidiu, ¿nun ye verdá?

¿Os apetece comprobar cómo quedarían en asturiano los topónimos de Juego de Tronos? Junto al original y la traducción oficial al castellano, ahí os dejo mi propuesta:

Beyond the Wall/Más allá del Muro: De la Muria p’Allá

Winterfell/Invernalia: Enverniega

Dreadfort/Fuerte Terror: Castromieu

The Neck/El Cuello: Payares

The Iron Islands/Las Islas del Hierro: Isles de Fierru

The Eyrie/Nido de Águilas: Paxarinos  El Nieru d’Aigles

The Vale/El Valle: La Vallina

Riverrun/Aguasdulces: L’Agüeria

The Riverlands/Tierras de los Ríos: Les Ñores

Maidenpool/ Poza de la Doncella: Poza la Moza

The Twins/Los Gemelos: Los Ximielgos

The Westerlands/Tierras del Oeste: Galicia

Casterly Rock/Roca Casterly: Castropeña

Dragonstone/Rocadragón: Peñacuélebre

Kingslanding/Desembarco del Rey: Tazones

Summerhall/Refugio Estival: La Braña

Old Town/Antigua: Vieyina

Storm’s End/Bastión de Tormentas: Acabóse el Turbión

Sunspear/Lanza del Sol: Llanza’l Solín

Tower of Joy/Torre de la Alegría: Torre la Folixa

Dorne: Los Moros



RAPOSU

13 03 2019

El Zorro es un superhéroe latino que (casi) se apellida como yo. Lucha contra los malvados anglosajones y, según Isabel Allende, es indio por parte de madre.

Un zorro es un animal que aparece en los cuentos de hadas, caracterizado por la astucia y la roja pelambrera. Es más pequeño de lo que parece y está dotado de una voz espeluznante. Quizás aúlla a la luna. Su mujer es la zorra (palabra polisémica; ya no hay más que decir).

El raposu mordió la pata de una pitina que estaba atada en el corral. Todas las noches venía a roerla, que no podía llevársela. Al anochecer se esperaba su visita en la penumbra. Atáronla por la patina, comióla el raposu. Poco a poco. Y yo me moría de miedo y de pena.

Nunca supe que el zorrito de los cuentos, que hablaba con salero, era el cazador nocturno, el insidioso asesino de las sombras.



ESFAMIAO

10 12 2018

ESFAMIAO tien que ver con fame.

Y no es ni remotamente parecido a HAMBRIENTO; no se trata de algo tan serio: lo de esfamiao no se refiere tanto a la carencia de alimentos como a la posición social. Esfamiao es el que pretende. Lo que en castellano se llama nuevo rico, para entendernos.

Esfamiao se usa para descalificar; “esi ye un esfamiao” distingue a los que tuvieron abuelos con plata y los que no. Es esta la primera acepción y no la relativa al hambre, que ocupa un segundo puesto en el habla de todos los días. Cuando uno está esfamiao, ye que son las tres de la tarde y no has comido. Pero si uno ye un esfamiao… eso no se remedia con un platu fabes.

Por simpática que sea, la palabra esfamiao es obvia culpable de clasismo. El que no haya pecado que tire la primera piedra.



FAME

8 10 2018

No es lo mismo la FAME que el HAMBRE.

El hambre, desgraciadamente, es una plaga universal. El hambre corresponde a las noticias, infesta otros países, afecta a niños que no son los nuestros pero tienen ojazos igual. El hambre provoca indignación y donaciones a oenegés, además de improperios contra gobiernos y multinacionales.

La fame ye lo que tienes tú antes de que te sirvan el cachopo. Cuando la guerra, la fame parecíase más al hambre, pero yera nuestra. La fame hacía que la gente codiciara los cueros de los zapatos y los escapiellus de manzana, y tenía tan mal remedio como el hambre de los telediarios. Por fortuna, esa fame casi ha desaparecido de Asturias, y sólo nos queda la de los cachopos. Casi.

Es posible padecer hambre de justicia, pero la fame solo puede ser de pan.



HOMES

1 10 2018

No es lo mismo HOMES  que HOMBRES.

Los hombres aparecen en las estadísticas que dividen por géneros, en las comedias románticas y las revistas orientadas a un público femenino y cosmopolita. Homes son los paisanos de mi pueblo, habitualmente casados, bajitos y con barriga, que van a jugar la partida y llámente “mocina” si calculan a ojo que tienes edad de ser hija suya, pero no.

Al revés que los hombres de las revistas, los homes no exhiben lo que se ha dado en llamar la tableta de chocolate, más que nada porque de eso no tienen. Vistos en bañador, dan un poco de pena. Se dedican a la pesca del chipirón en las noches de verano.