¿Cómo la voy a aprobar?

13 06 2017

“Cervantes a escribido diferentes tipos de obras”.

Me da igual que te sepas todos los títulos de memoria. Tú no apruebas.



Hartos del adverbio (y yo más)

14 12 2016

Un alumno, por lo que se ve más que harto de la morfología, me escribe: “Adverbio es un tipo de palabra que se refiere a un puto lugar u objeto”.

Entiendo que el pobre chaval sólo quería decir “un punto, lugar u objeto”, se comió una letra y se saltó la coma. Lo que no acabo de entender es de dónde ha sacado tan bizarra definición.



Consejos ortográficos para alumnos de Secundaria

19 04 2013

-Las frases empiezan con mayúscula. Todas ellas, incluso la primera que pones en el examen. Que tengas prisa por contestarme las preguntas no justifica que olvides este nimio detalle.

-Tu apellido también empieza por mayúscula. Y si lleva tilde, hay que ponerla. Recuerda que debes convencerme de que sabes escribir con corrección al menos tu propio nombre.

-Que estés orgulloso de ser español o asturiano no te autoriza a empezar estas palabras con letra capital.

-Los signos de interrogación y exclamación se colocan dos veces. Una al comenzar la oración interrogativa o exclamativa y otra al terminarla. No, no me cuentes nada sobre el idioma de la pérfida Albión ni sobre el teléfono móvil.

-Las abreviaturas que utilizas en dicho teléfono móvil, así como en cualquiera de las aplicaciones creadas para las restantes “nuevas tecnologías”, no son inteligibles fuera de las pantallas de los aparatos en cuestión.

-La ausencia de puntuación es propia de la novela experimental del siglo XX. Desgraciadamente para ti, ya estamos en el XXI.

-Si no me puntúas correctamente los diálogos, separando las palabras del narrador de las de los personajes, me quedaré con la sensación de que padeces un trastorno de personalidad múltiple.

-El verbo “haber” puede parecer vacío de significado, pero te aseguro que siempre lleva una H.

-Saber que una palabra lleva una H intercalada no vale de nada si no sabes entre qué letras hay que colocarla.

-Si no te llamas Juan Ramón Jiménez y eres premio Nobel, no estás autorizado a prescindir de la G.

-El verbo “tener” y los tubos de escape de los coches no tienen nada en común.

-Dígase lo mismo de los soportes metálicos que utilizan algunos de estos vehículos en la parte superior de su carrocería y cierto bóvido muy abundante en Asturias que se caracteriza por sus fructíferas tetas.

-Un esclavo no es alguien que ha sido clavo primero.

-Los varones no llevan título nobiliario obligatoriamente adosado al cromosoma Y.

-No confundas el pretérito imperfecto de cierto verbo de movimiento con un impuesto.

-Ninguna etnia procedente de las estepas de Asia aparece tal cual en los exámenes de matemáticas.

-El relativo “cuyo” también existe y hasta se utiliza para enlazar oraciones. Concuerda con cualquier cosa excepto con lo que has escrito tú.

-En español sólo existen dos artículos contractos. Para dos que hay, por favor, utilízalos de una vez.

-Entiendo, y hasta puedo perdonar, que ignores la existencia del punto y coma. Pero el punto y final es obligatorio y nadie te cobrará por él.