LA QUINTA HOJA DEL ARCE (Curso 08-09)

C.P. BAUDILIO ARCE - OVIEDO

Artículos de Diciembre 3rd, 2008

Una cucaracha que te hace los deberes de fracciones

Publicado por mmartinez el 3 Diciembre 2008

Fracciones Pulsa en la cucaracha y aprenderás más sobre las fracciones

Publicado en Matemáticas | 2 Comentarios »

Los juguetes del abuelo

Publicado por Miguel Ignacio el 3 Diciembre 2008

Había una vez un armario corriente, en una casa corriente y en una ciudad corriente. El armario era viejo y estaba cubierto de polvo. En él se encontraban los viejos juguetes del abuelo, ya que ninguno de sus nietos los quería utilizar. Pero uno de esos nietos, David, ya estaba aburrido de jugar siempre con los juguetes de siempre y subió a ver los de su abuelo.
Subió al desván, entró y abrió el armario; dentro de él, se encontraban unos juguetes gastados con el tiempo, pero que a David le parecieron muy bellos. Lo que más le llamó la atención fue un perro amarillo con una correa. Con el permiso de su madre, llevó los juguetes a su cuarto y jugó con ellos hasta que su madre le mandó a la cama, pero él se hizo el dormido un rato, se levantó y fue otra vez a coger los juguetes para jugar, cuando se dio cuenta de que habían desaparecido.
David no dijo nada a su madre y volvió al desván donde encontró otra vez los juguetes en el armario y los bajó a su habitación.

A las doce de la noche, se levantó de nuevo y comprobó que los juguetes no estaban. Subió corriendo al desván y vio que el armario parecía tener luces en el interior; cuando se acercó oyó voces y se dio cuenta de que los juguetes estaban hablando.
El muñeco de un oso estaba insultando a todos y parecía ser un mandón. Cuando el perro amarillo se le acercó, el oso le metió una patada y cuando el perro amarillo se puso a llorar el empezó a reírse.
David metió su mano en el armario y cogió el oso por el cogote. El oso le dio un doloroso mordisco, pero David siguió sujetándole, se acercó a la ventana y tiró el oso a la calle.
Cuando se giró, todos los juguetes estaban quietos con cara de susto, pero David sonrió, ellos se pusieron a aplaudir y le invitaron a participar en su fiesta todas las noches.

Publicado en General | 2 Comentarios »