Ana María Matute, Premio Cervantes 2010

29 11 2010

«La palabra es la alarma de los humanos para aproximarse unos a otros. La palabra es lo más bello que se ha creado, es lo más importante de todo lo que tenemos los seres humanos. La palabra es lo que nos salva»

ana_maria_matute_premio_cervantes_2010.jpg

Estas hermosas palabras de Ana María Matute han guiado la vida y la obra de una de las más prestigiosas escritoras en lengua española. Desde su primera publicación en 1948, Los Abel, hasta la más reciente, La puerta de la luna, una recopilación de cuentos que acaba de ser publicada, Ana María Matute no ha dejado de usar la palabra para emocionarnos con sus historias, bien en forma de novelas, de relatos cortos o de cuentos, como por ejemplo, Fiesta  al  Noroeste (1953), Pequeño teatro (1954), Los hijos muertos (1958), Primera memoria (1960), Algunos muchachos (1964), Los soldados lloran de noche (1964), La trampa (1969), La torre vigía (1971), Luciérnagas (1993), Olvidado rey Gudú (1996), Aranmanoth (2000), Paraíso inhabitado (2008). Algunos de sus obras las podemos encontrar en la biblioteca de nuestro centro. El pasado miércoles, 24 de noviembre, Ana María Matute recibía el anuncio de la concesión del Premio Cervantes en reconocimiento a su trayectoria literaria. Todos los medios de  comunicación se hacían eco de ello. Las numerosas reseñas, entrevistas, crónicas o reportajes que en estos días han ido apareciendo nos han permitido conocer algo más de su vida, de su obra, de sus proyectos, de sus anhelos. Pero sobre todo, han sido sus palabras, llenas de vitalidad, las que nos han emocionado “¡Soy feliz, enormemente feliz!”. Un llamamiento al optimismo, una invitación a la lectura.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1690  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image