Reencuentro. Fred Uhlman

24 10 2011

No solemos fijarnos mucho en los títulos de los libros. A veces no los encontramos muy afortunados y en otras ocasiones, en cambio, nos parecen demasiado buenos en comparación con el texto que introducen, como si fueran una trampa. Hay títulos que carecen de interés porque se limitan a enunciar lo evidente y tendemos a olvidarlos cuando nos adentramos en las páginas a las que sirven de portal. Pero en el caso de Reencuentro de Fred Uhlman el título envuelve un enigma que no podremos resolver hasta la última frase del relato. Cuando la leemos y cerramos la tapa nos lo encontramos allí escrito como un precursor de la emoción que acaba de recorrernos. Solo entonces cobra relieve y nos damos cuenta de cuál es el sentido que tienen los acontecimientos de este relato que no podemos calificar de otro modo que como perfecto. El movimiento de cerrar la tapa y volver al título reproduce metafóricamente la impecable redondez de una narración plenamente conseguida, la cierra y la clausura sobre sí misma de manera que sabemos que no le sobra ni le falta absolutamente nada y que acabamos de leer una obra de arte. A la emoción se suma entonces la nostalgia por lo irrepetible, por lo que ya no volverá.

            Pues, efectivamente, Reencuentro es un relato sobre lo irrepetible. Se trata de una novelle, género literario que Goethe caracterizó y ejemplificó, pero que también cuenta con representantes más antiguos, como el Decameron de Boccaccio o las Novelas ejemplares de Cervantes. Según Goethe, en una novelle se presenta de forma sintética un acontecimiento singular y sorprendente (novedoso; de ahí el nombre de novelle) que tiene algo que ver con la incomunicación y con el conflicto, si es que estas dos cosas son diferentes. En la novelle no nos encontramos con un número elevado de personajes ni con una trama muy compleja, sino ante una acción muy sintética y una narración muy depurada que pone en juego a unos pocos personajes. En Reencuentro de Fred Uhlman la sorpresa está al final, como hemos dicho, el conflicto es el que la sociedad alemana alojaba  en su seno y que condujo a Europa entera a la Segunda Guerra y la incomunicación es la que nos caracteriza a todos en general y que, durante unos cortos meses, consiguen romper dos chicos de un instituto de Stuttgart que, juntos, inventan una amistad honda e improbable.

            Hans y Konradin consiguen hacerse amigos a pesar de todo lo que los separa, pero prácticamente no les da tiempo a disfrutar de su amistad porque todo se les pone en contra. Cuando el avance del nazismo parece imparable Hans es enviado por sus padres a Norteamérica con unos familiares para ponerle a salvo de la ignominia mientras  Konradin se rinde, fascinado, al discurso de Hitler y piensa que su antisemitismo es solamente un fenómeno pasajero. Uhlman mismo también tuvo que huir, como Hans, de la Alemania envilecida por el nazismo y se ganó la vida durante el exilio pintando unos cuadros en los que, de algún modo, pervive la Alemania que se describe en Reencuentro pero con unos colores grises y empalidecidos, como si estuviera detrás del velo del recuerdo de lo que nunca volverá. En los cuadros aparece Nueva York o Gran Bretaña pero con la palidez brumosa de Würtemberg.  

Hans Schwarz, desde su exilio, ya no ha vuelto a hablar en alemán, ha repudiado una lengua profanada por la barbarie y la estupidez que ya no puede expresar la amistad desde el momento en que ha servido a lo abominable. Se ha alejado de una cultura que ya no es la que aprendió leyendo a los clásicos ni tiene nada que ver con los suaves paisajes de su tierra. Ha emigrado, se ha hecho una nueva vida en Nueva York. Y, sin embargo, no ha olvidado.

Su relato es una invitación a la memoria y una advertencia de que tenemos el deber de preservar el recuerdo.

Soledad García Ferrer

Ficha de libro en la editorial

 

Vídeo de you tube en el que aparece un fragmento de la película Reunion (1989), dirigina por Jerry Schatzberg y con guión de Harold Pinter basada en la novela de Fred Uhlman

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1884  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image