Día Internacional de la Mujer

8 03 2012

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer. De ello oiremos hablar abundantemente en la radio, podremos ver  reportajes en la televisión y no nos faltarán informes, análisis y artículos de opinión en la prensa escrita. De hecho, algunos medios de comunicación publican estos días “especiales” sobre este tema.

Prestando un mínimo de atención a algunas de estas informaciones, podremos saber que fue 1911 el primer año en que se celebró internacionalmente este día como “homenaje en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal.

Desde entonces han sido muchas las mujeres que han luchado para conseguir una efectiva igualdad entre hombres y mujeres. Clara Campoamor fue una de ellas. Diputada en el Congreso en la Segunda República, defendió con energía los derechos de la mujer y el sufragio universal. Su discurso en  el Parlamento en defensa del derecho al voto de las mujeres (nunca en España habían podido hacerlo) es ya todo un hito en nuestra historia. Quizás hoy sea un buen día para recordar algunas de sus palabras. Para no olvidar de donde venimos. Para animarnos a seguir adelante.

(…) ¡Las mujeres! ¿Cómo puede decirse que cuando las mujeres den señales de vida por la República se les concederá como premio el derecho a votar? ¿Es que no han luchado las mujeres por la República? ¿Es que al hablar con elogio de las mujeres obreras y de las mujeres universitarias no está cantando su capacidad? Además, al hablar de las mujeres obreras y universitarias, ¿se va a ignorar a todas las que no pertenecen a una clase ni a la otra? ¿No sufren éstas las consecuencias de la legislación? ¿No pagan los impuestos para sostener al Estado en la misma forma que las otras y que los varones? ¿No refluye sobre ellas toda la consecuencia de la legislación que se elabora aquí para los dos sexos, pero solamente dirigida y matizada por uno? ¿Cómo puede decirse que la mujer no ha luchado y que necesita una época, largos años de República, para demostrar su capacidad? Y ¿por qué no los hombres? ¿Por qué el hombre, al advenimiento de la República, ha de tener sus derechos y han de ponerse en un lazareto los de la mujer? (…)

(Fragmento del Discurso de Clara Campoamor en las Cortes el 1 de octubre de 1931)

 

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  799  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image