Goyas 2011

17 02 2011

estatuilla_goya.jpgEl domingo pasado, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España entregó los Premio Goya de este año. Un reconocimiento a los mejores profesionales de nuestro cine.

La mejor película, la mejor dirección…, hasta 28 categorías de premios, con 4 películas finalistas en cada una de ellas y seleccionadas entre más de 300 películas.

El cine español nos ha regalado hermosas historias.  Pa negre, Buried (Enterrado) o También la lluvia son algunas de ellas. Aún se pueden ver en las pantallas de nuestros cines. Merece la pena.

panegre.jpg Pa negre: ¿Puede la mirada de un  niño  evocar los tiempos difíciles de nuestra posguerra? El protagonista de esta película sí. Con dureza pero también con ternura.
En los duros años de la posguerra rural en Cataluña, Andreu, un niño que pertenece al bando de los perdedores, encuentra en el bosque los cadáveres de un hombre y su hijo. Las autoridades quieren cargarle las muertes a su padre, pero él, para ayudarle, intenta averiguar quiénes son los auténticos responsables. En este recorrido Andreu desarrolla una conciencia moral frente a un mundo de adultos alimentado por las mentiras. Para sobrevivir, traiciona sus propias raíces y acaba descubriendo el monstruo que habita en él.
buried.jpg Buried (Enterrado): ¿Un sólo personaje en un ataúd puede contarnos algo? En esta película sí. Miedos, afectos, sentimientos… atraviesan la pantalla enganchando al espectador y haciéndole partícipe de ellos.
Paul Conroy, padre de familia y contratista civil en Irak, despierta enterrado vivo en una vieja caja de madera. Sin saber quién lo ha puesto ahí ni mucho menos por qué, su única oportunidad para escapar de su agónica pesadilla es un teléfono móvil. La cobertura precaria, la falta de batería y la escasez de oxígeno son sus peores obstáculos en una carrera a vida o muerte contra el tiempo: Paul sólo dispone de 90 minutos para lograr su rescate.

tambienlalluvia.jpg

También la Lluvia: ¿Está de actualidad la conquista de América? En esta historia de cine dentro del cine los conflictos de la América de entonces se cruzan con los de la América del presente.
Costa, un descreído productor de cine, y Sebastián, joven e idealista realizador, trabajan juntos en un proyecto ambicioso que van a rodar en Bolivia. La cinta que van a filmar tratará sobre la llegada de los españoles a América poniendo el acento en la brutalidad de su empresa y en el coraje de varios miembros de la Iglesia que se enfrentaron con palabras a las espadas y las cadenas. Pero Costa y Sebastián no pueden imaginar que en Bolivia, donde han decidido instalar su Santo Domingo cinematográfico, les espera un desafío que les hará tambalearse hasta lo más profundo. Tan pronto como estalla la Guerra del Agua (abril de 2000) las convicciones de uno y el desapego del otro comienzan a resquebrajarse, obligándoles a hacer un viaje emocional en sentidos opuestos.
 


Susana Vallejo, Premio EDEBÉ de Literatura Juvenil

28 01 2011

susana_vallejo.jpg

EL ESPÍRITU DEL ÚLTIMO VERANO. Éste es el título de la novela ganadora de la última edición del Premio Edebé de Literatura Juvenil. Para su autora, Susana Vallejo, se trata de una novela de «aventuras y sentimientos, protagonizada por un hombre llamado Fran que nunca ha olvidado los veranos pasados en la casa del pueblo de la familia».

Las noches de agosto en casa de los abuelos, esos grillos que ya no cantan en la ciudad… ¿Hay algún recuerdo más preciado?

Fran es ya un adulto, pero nunca ha olvidado los veranos pasados en la casa del pueblo, cuando matar las horas leyendo o explorando la montaña todavía intacta eran el único pasatiempo. Y cuando los vecinos eran, por fuerza, los mejores amigos.

De repente, una noche, ese recuerdo se hace demasiado presente: su abuela se le aparece en sueños y le pide que regrese a “La casa del árbol”. Viaja hasta allí para encontrar la casa a punto de ser derribada por una de esas máquinas que se han comido nuestro litoral. Con solo traspasar la verja, Fran se transporta al último verano: el más triste y también el más feliz. Igual que entonces, la abuela le tiene preparada a Fran una última sorpresa, algo que siempre quiso hacerle ver.

Si la historia nos ha interesado, podremos seguirla a partir de marzo, cuando lleguen a las librerías los primeros ejemplares de esta novela.

porta-1.jpgporta-2.jpgPero ésta no es la primera obra de Susana Vallejo. Su exitosa saga fantástica Porta Coeli o su reconocida novela de ciencia ficción Switch in the red son ya  habituales en los catálogos de literatura juvenil.

Los dos primeros títulos de la tetralogía Porta Coeli, “Porta Coeli I, La orden de Santa Ceclina” y “Porta Coeli II, Cosecha Negra” los podemos encontrar en la biblioteca de nuestro centro.

Seguimos leyendo…



Riña de Gatos. Eduardo Mendoza

20 01 2011
Riña de Gatos. Madrid 1936
Eduardo Mendoza
Premio Planeta 2010.

Un inglés llamado Anthony Whitelands llega a bordo de un tren al Madrid convulso de la primavera de 1936. Deberá autenticar un cuadro desconocido, perteneciente a un amigo de José Antonio Primo de Rivera, cuyo valor económico puede resultar determinante para favorecer un cambio político crucial en la historia de España. Turbulentos amores con mujeres de distintas clases sociales distraen al crítico de arte sin darle tiempo a calibrar cómo se van multiplicando sus perseguidores: policías, diplomáticos, políticos y espías, en una atmósfera de conspiración y de algarada.

(fuente: http://www.lecturalia.com/libro/53443/rina-de-gatos-madrid-1936)

Está muy bien, créanme la recomiendo vivamente. Es entretenida, emocionante, original y por momentos muy divertida: Eduardo Mendoza en estado puro.

El otro día me comentaba un conocido que se dedica al asunto este de la literatura que la cosa debía andar muy mal cuando el mismísimo Eduardo Mendoza se metía en esto del Planeta.

La literatura de la más inmediata posguerra comenzó a desarrollarse de la mano de nuevas revistas y editoriales (entre ellas Planeta).  Rápidamente los editores se dieron cuenta de que una buena forma de publicitar las obras y buscar lectores era la creación de un premio con el consiguiente tirón que el formato de concurso que promociona figuras emergentes podía traer (una especie de Operación Triunfo literaria). Entre estos premios destacó el Planeta, que en la actualidad es el de mayor dotación económica de cuantos se convocan, incluido el Nóbel.

Al mismo tiempo que este concurso se popularizaba y suponía un éxito de ventas seguro para el finalista y el ganador, comenzaron a surgir críticas: que si todo responde a encargos de la editorial a autores concretos, que si fulanito, que firma el libro, no fue quien lo escribió, que si ya se sabía antes de que el jurado se reuniera quién iba a ser el ganador, que si todo es un amaño, que si los buenos escritores pasan de esto de los premios…

Servidor, estudiante de Literatura, desde esa soberbia intelectual que dan los pocos años, rápidamente se puso de parte de los críticos y bastaba con que una novela fuese premiada para que yo ya no la leyera.

Pero este año me encuentro con que Eduardo Mendoza gana el Planeta. ¿Qué hago? El Planeta será lo que se quiera, pero Eduardo Mendoza es Eduardo Mendoza.

Este novelista comenzó su carrera literaria con más de treinta años, algo tardíamente. En 1975 estábamos en plena efervescencia de la narrativa experimental. Los argumentos, la trama, carecían de importancia. Lo trascendente era lo formal: novelas sin capítulos, novelas poemáticas, el collage, novelas sin signos de puntuación, capítulos desarrollados no por un texto normal sino por un esquema, los monólogos interiores, los flash back… Uno sabía que si se decidía a leer algo moderno podía encontrarse con cualquier cosa. Y en estas surge un escritor nuevo con una obra que sorprendió: La verdad sobre el caso Savolta. Con ella se recupera algo que ya se daba por muerto; se vuelve a la historia, al placer de contar. El lector vuelve a disfrutar con el argumento, con las tramas, con la intriga, con el suspense. Mucho se podría decir sobre La verdad sobre el caso Savolta; pero lo que nos trae por aquí es otra cosa: el Premio Planeta 2010.

Riña de Gatos. Madrid 1936 representa una vuelta a los logros de su primera novela. Podemos encontrar en ella trazas de relato policiaco, de novela histórica o pseudohistórica, de novela de espionaje e incluso de folletín. Riña de Gatos es como La verdad una novela de argumento; no vaya el lector buscando personajes, conflictos emocionales, evolución psicológica ni nada por el estilo, no son estas las formas que suele ofrecernos Mendoza. Riña de Gatos es una novela de acción, con un ritmo trepidante (las páginas finales son antológicas), es una novela de enredos, de sorpresas, de intrigas y con momentos de innegable humor.

Pese a desarrollarse en una época que ha dado innumerables argumentos novelescos (la Guerra Civil), Riña de Gatos es muy original. El conflicto español y el marco histórico no son más que un pretexto para contarnos la historia de un inglés experto en Velázquez metido en una trama  de contrabando de obras de arte que se le escapa de las manos. Todo sucede en un Madrid tabernario de tintorro, broncas y con olor a cocido y bocadillos de calamares; uno de los fuertes de Mendoza es la ambientación urbana, y lo que consiguió en otras obras anteriores con Barcelona, lo aplica en esta ocasión a Madrid, ciudad que retrata con eficacia e indudable cariño: calles y plazas, barrios populares, hoteles de lujo y hoteluchos de tres al cuarto, calabozos y palacetes de señores, museos, iglesias o cabarets; todos los ambientes están en esta novela.

Por el medio de esta trama circulan personajes de ficción de toda índole: marqueses, adolescentes enamoradizas, curas que no respetan el secreto de confesión, el típico policía sabueso, prostitutas adolescentes con hijos no deseados, ministros, diplomáticos, espías, jovencitas desengañadas metiéndose a monjas… Pero lo original es la inclusión de personajes históricos reales. Trufados en la ficción, nos encontramos con un José Antonio Primo de Rivera aventurero, seductor, y juerguista; con Azaña; con Franco, Queipo de Llano y Mola haciendo pesquisas en una casa como si de personajes de una novela de Agatha Christie se tratara, y, en el paroxismo final, al mismísimo Niceto Alcalá Zamora desempeñando su papel de caballero andaluz del XIX que se reencuentra con su juventud. Al igual que Madrid, casi todos los personajes históricos también están tratados con cariño, uno tiene la impresión de que no hubiera hecho falta haber acabado a tiros en una guerra. Tanto Primo de Rivera como Azaña se ganan la simpatía del lector; no así los tres militares golpistas, única excepción de lo dicho; pero sobre esto no voy a decir más, no quiero destripar la obra.Una novela altamente recomendable (valga el anglicismo), Eduardo Mendoza vuelve a hacer una de las suyas. Una gran demostración de su maestría narrativa, de su dominio del ritmo y de los tiempos a la hora de ir contándonos lo que ocurre. Hay que leerla, ¿eh?

Alberto Sánchez Prado



Premio Nobel de Literatura a Vargas Llosa

15 12 2010

15122010019.jpg

Con motivo de la entrega del Premio Nobel de Literatura a Mario Vargas Llosa, las profesoras del grupo de biblioteca Isabel y Arabela han preparado un panel sobre la vida y la obra del premiado.

Se puede ver a la entrada del nuevo aulario del IES y ha recibido una magnífica acogida por el alumnado del centro.

El equipo de biblioteca



Una pequeña historia antes del brindis del Nobel

11 12 2010

MARIO VARGAS LLOSA

vargas-llosa.jpgSoy un contador de historias y, por lo tanto, antes de proponerles un brindis, voy a contarles una historia.

Érase una vez un niño que a los cinco años aprendió a leer. Eso le cambió la vida. Gracias a los libros de aventuras que leía, descubrió una manera de escapar de la pobre casa, del pobre país y de la pobre realidad en que vivía, y de trasladarse a lugares maravillosos, espléndidos, con seres bellísimos y cosas sorprendentes donde cada día, cada noche, significaba una manera más intensa, aventurera y novedosa de gozar.

Gozaba tanto leyendo historias que, un día, este niño, que ya era un joven, se dedicó también a inventarlas y escribirlas. Lo hacía con dificultad pero, al mismo tiempo, con felicidad y gozando cuando escribía tanto como cuando leía.

Sin embargo, el personaje de mi historia era muy consciente de que una cosa era el mundo de la realidad y otra, muy distinta, el mundo del sueño y la literatura y que éste ultimo sólo existía cuando él leía y escribía. El resto de tiempo, se eclipsaba.

Hasta que en un amanecer neoyorquino el protagonista de mi cuento recibió una sorpresiva llamada en la que un señor de apellido impronunciable le anunció que había recibido un premio y que tendría que ir a recibirlo a una ciudad llamada Estocolmo, capital de un país llamado Suecia (o algo así).

Mi personaje comenzó entonces, maravillado, a vivir, en la vida real, una de esas experiencias que, hasta entonces, sólo existían para él en el dominio ideal e irreal de la literatura. Todavía sigue allí, desconcertado, sin saber si sueña o está despierto, si aquello que vive lo vive de verdad o de mentiras, si esto que le pasa es la vida o es la literatura, porque los límites entre ambas parecen haberse eclipsado por completo.

Queridos amigos, ahora ya puedo proponerles el brindis prometido.

Brindemos por Suecia, ese curioso país que parece haber conseguido, para ciertos privilegiados, el milagro de que la vida sea literatura y la literatura vida.

¡Salud y muchas gracias!



Ana María Matute, Premio Cervantes 2010

29 11 2010

«La palabra es la alarma de los humanos para aproximarse unos a otros. La palabra es lo más bello que se ha creado, es lo más importante de todo lo que tenemos los seres humanos. La palabra es lo que nos salva»

ana_maria_matute_premio_cervantes_2010.jpg

Estas hermosas palabras de Ana María Matute han guiado la vida y la obra de una de las más prestigiosas escritoras en lengua española. Desde su primera publicación en 1948, Los Abel, hasta la más reciente, La puerta de la luna, una recopilación de cuentos que acaba de ser publicada, Ana María Matute no ha dejado de usar la palabra para emocionarnos con sus historias, bien en forma de novelas, de relatos cortos o de cuentos, como por ejemplo, Fiesta  al  Noroeste (1953), Pequeño teatro (1954), Los hijos muertos (1958), Primera memoria (1960), Algunos muchachos (1964), Los soldados lloran de noche (1964), La trampa (1969), La torre vigía (1971), Luciérnagas (1993), Olvidado rey Gudú (1996), Aranmanoth (2000), Paraíso inhabitado (2008). Algunos de sus obras las podemos encontrar en la biblioteca de nuestro centro. El pasado miércoles, 24 de noviembre, Ana María Matute recibía el anuncio de la concesión del Premio Cervantes en reconocimiento a su trayectoria literaria. Todos los medios de  comunicación se hacían eco de ello. Las numerosas reseñas, entrevistas, crónicas o reportajes que en estos días han ido apareciendo nos han permitido conocer algo más de su vida, de su obra, de sus proyectos, de sus anhelos. Pero sobre todo, han sido sus palabras, llenas de vitalidad, las que nos han emocionado “¡Soy feliz, enormemente feliz!”. Un llamamiento al optimismo, una invitación a la lectura.



Premios Príncipe de Asturias

19 10 2010

imgp2399bis.JPG          imgp2400bis.JPG     

El viernes 22 tendrá lugar en Oviedo, en el teatro Campoamor, el acto de entrega de los premios Príncipe de Asturias a los galardonados en la edición de este año.

Con ese motivo la Biblioteca del IES ha preparado una serie de paneles informativos sobre los mismos. Esperamos que nuestros alumnos se interesen por la vida y la obra de los premiados y profundicen en su conocimiento.

Incluimos el enlace a la página Web de la Fundación Príncipe de Asturias.

El Equipo de Biblioteca