“No es necesario un mundo nuevo”, por Pablo Salinas Guerrón

20 04 2012

 

“Empezando con ser conscientes del problema es como empezaremos a cambiar el mundo.” 

Esto es lo que debió pensar Pablo Salinas Guerrón, alumno de 1º de bachillerato de nuestro centro, cuando se animó a participar en el concurso convocado por la Fundación Secretariado Gitano bajo el título de “Pobreza y Exclusión Social”. Y lo hizo escribiendo un relato sincero, sin aspavientos, desde la mirada de un joven que observa el mundo que le rodea y comienza a hacerse preguntas y a buscar respuestas. Su relato obtuvo el primer premio. ¡Enhorabuena Pablo! y gracias por ayudarnos a ver que no (siempre) es necesario un mundo nuevo.

No es necesario un mundo nuevo.

Sinceramente, no tengo la imaginación suficiente para crear una historia en la que pueda llegar a expresar el significado de la palabra pobreza, ya que estando en la parte del mundo en la que estoy, podría darte un significado de diccionario… La verdad que con ello no me quedaría muy satisfecho sabiendo, o al menos imaginando desde mi corto entendimiento, que la realidad de ese término es otra no tan genérica. Lo que puedo hacer es contarte la realidad que observo.

Se nos llena la boca al enterarnos de noticias sobre “gente pobre” y nos solemos tomar tan a la ligera esa corta expresión, que no pensamos en ella. Si te das cuenta, cuando pasan un par de minutos y vemos esos anuncios sobre esas cosas que tanto deseamos comprar, consolas, vehículos, esa marca de moda que nos parece tan “trendy”, en fin, todos esos productos costosos que pueden incluso llegar a resultar tan banales y al cabo de un momento, nos hemos olvidado ya de esa “pobre gente”.

En que pensamos si seguimos dándole vueltas al termino y en lo que necesita esa “pobre gente” ¿en dinero? en lo único en lo que nos ponemos a pensar y de verdad podemos cuantificar debido a que nosotros sabemos el valor del dinero, es en eso en lo que pensamos Dinero. Creo que esto se vería mejor ejemplificándolo: En algún vídeo a cerca del tercer mundo es posible ver a niños que se pueden divertir con casi cualquier cosa y si yo aquí en mi casa dispongo del último modelo de consola, de internet, televisión, … ¿cómo puede ser que yo en ocasiones llegue a aburrirme y ellos con tan poco pueden ser tan felices?

A mi parecer la respuesta es sencilla, ellos no dependen del fútil dinero ya que son conscientes de que hay otras muchas cosas más importantes que eso. La verdad que estoy casi seguro de que la madre de esos “pobres niños” daría lo que estuviese en su mano por poder ofrecerles la mitad de lo que yo tengo, y con eso no me refiero a las comodidades si no a una educación, un acceso sanitario, alimento y un hogar, lo que nosotros llamamos derechos básicos.

Lo más triste del término “pobreza” es que no hace falta llegar al tercer mundo para darse cuenta de su realidad, ya que en el mundo desarrollado también podemos encontrar a “gente pobre”, que por igual no solo necesita dinero.

Con esto no intento venderte ningún cuento o algo similar, esta es tan solo mi opinión, lo único que intento es que si estas de acuerdo con ella, la próxima vez que escuches algo sobre gente pobre medites un poco sobre el concepto. Estoy seguro de que mientras más gente sea consciente y si cada uno aporta algo, con muchas pocas ayudas, lograremos una gran lucha contra la pobreza y que esta lucha no dependa únicamente de las ayudas que pueda ofrecer cualquier gobierno. Empezando con ser conscientes del problema es como empezaremos a cambiar el mundo.

Pablo Salinas Guerrón



Nuestros poemas. Nuestras autobiografías

16 03 2012

LAS NUBES

Ella mira hacia lo lejos,

donde solo se ven nubes,

son como grandes espejos,

sientes que bajas y subes.

(Carmen C. García)

Estos bonitos versos no los ha escrito ningún ilustre poeta. No están publicados ni los oiremos en recitales de poesía. Pero tienen un enorme valor: han surgido del entusiamo de una joven alumna de 1º ESO, que en su clase de Lengua ha encontrado un espacio para desarrollar su creatividad. Y no es la única. Otros alumnos de 1º ESO han hecho también sus poemas y los han ilustrado. Los podemos ver expuestos en la Biblioteca.

Pero esto no es todo. Porque en la Biblioteca también se puede ver la exposición Mi familia, otros… y yo, una colección de 7 autobiografías de alumnos de 1º ESO que han querido compartir con nosotros “sus 12 años de vida”. Fotos, anécdotas, vivencias… Unos trabajos excelentes.

A todos, ¡enhorabuena!



“Dulce locura”, por Michelle Brioso Monato

2 02 2012

Michelle Brioso Monato, de 3º ESO, vuelve a este espacio con un relato intenso y emotivo sobre la locura, esa “otra” realidad con la que a veces convivimos.

DULCE LOCURA

La primera vez que la sentí dentro de mí, me sentí diferente. Sentí las primeras notas en mi paladar. Oh, Dios… era tan dulce. Pero, después, se volvieron un poco más dulces y las noté fundirse con mi aliento. Cada vez me sentía mejor. Era como si me hubiera tragado un ángel. Mas… duró poco. Sentí como esa extraña sensación de locura se retorcía en mi garganta y respiraba mi propio aliento. Era tan picante que ardía. Me hizo gritar y me llevé las dos manos al cuello. Pero aún me brindaba tanta seguridad y paz que no le di importancia a aquel desagradable dolor, y la dejé infiltrarse en mis venas y mezclarse con mi sangre. Y así fue como enloquecí. Se apoderó de mí por completo. Ya no había paz ni benevolencia, un horrible terror me arrancó la cordura y me caí al suelo. Temblé. Grité. Lloré. No reí. Ya no era yo. La locura me robó la vida y dejó mi ser vacío y perdido. No volví a sonreír jamás.

MICHELLE BRIOSO MONATO



Cuentos de Premio

15 06 2011

El pasado 7 de abril, en la biblioteca pública municipal “Antón de la Braña” de Pravia, se entregaron los premios del II Concurso de cuentos La Hilandera.

Entre los premiados, 4 alumnos de nuestro centro,  Yaiza Ayarza Llanos, Michelle Brioso Monato, Álvaro Arias Diez y  Cecilia López Martínez. Ellos, con sus historias, nos ayudan a soñar mundos diferentes.

Yaiza, Michelle, Álvaro, Cecilia, GRACIAS.

¿Compartimos sus sueños?

Esta película necesita Flash Player 7



“No queda nada” MICHELLE BRIOSO MONATO

19 05 2011

Nos gusta leer. Novelas de aventuras, poemas de amor, relatos fantásticos… Detrás de cada historia que leemos hay una persona que la ha imaginado, le ha dado forma y la ha traducido a palabras.

A veces,  esas personas están muy cerca de nosotros. Michelle Brioso Monato es una de ellas. La podemos encontrar cada día entre el bullicio del patio al recreo, entrando al centro o saliendo de su aula de 2º ESO.

Michelle escribe desde hace apenas dos años, cuando inspirándose en la película Lo que la verdad esconde, creó una historia de terror. Desde entonces no ha dejado de escribir, participando en varios concursos literarios y siendo premiada por algunos de sus relatos. “Generalmente suelo escribir relatos cortos, de prosa poética. Los temas que más suelo utilizar son el amor, el misterio y la fantasía. También he hecho adaptaciones de canciones a poemas, como El muelle de San Blas”, nos cuenta Michelle.

Hoy, Michelle nos regala una de sus historias. Con ella inauguramos este nuevo espacio en el blog, el dedicado a vuestras creaciones. Esperamos vuestros poemas, relatos, reflexiones, ilustraciones… Queremos que los compartas con todos nosotros.

NO QUEDA NADA

           Si las flores fuesen lágrimas que derramó el corazón herido, de mil praderas de rosas y gualdas margaritas sería el propietario.

           Si por cada vez que le entregó una promesa, un lucero se apagase, ni el sol podría iluminar el firmamento de su amor.

            Pero, ¿qué queda de ti? Ni flores ni luceros. Sólo los pasos tuyos, sólo tuyos; que, de la única posesión de la nieve, pasaron a ser tu único recuerdo.

            Y, ¿qué queda de ese pobre corazón herido? Solo pasos y restos de fría nieve que los adornan de distancia. Quedan, también, montones de promesas olvidadas, fruto del pasado, tachonado de lágrimas y con compañía de vida muerta, flores y luceros imaginarios.

 Michelle Brioso Monato