Nicanor Parra, Premio Cervantes 2011

23 04 2012

Hoy celebramos el Día del Libro. Y hoy, también, como cada 23 de abril, se entrega el Premio Cervantes.

El ganador del Premio Cervantes 2011 es Nicanor Parra, poeta chileno de 97 años, creador de la ‘antipoesía’.

¿SE  CONSIDERA UD. ACREEDOR AL PREMIO CERVANTES?

- Claro que sí

- Por qué

- X un libro que estoy X escribir

Nicanor Parra no ha podido viajar a España. Su nieto le ha representado en el acto de entrega del galardón y en su discurso de agradecimiento  ha leído algunos de sus poemas y antipoemas. Nos quedamos con uno de ellos.

EL HOMBRE IMAGINARIO

El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario
Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario
 

 



José Luis Sampedro, Premio Nacional de las Letras

2 12 2011

José Luis Sampedro, este joven de 94 años, escritor, economista, profesor, político, académico y siempre, siempre, comprometido ha obtenido el Premio Nacional de la Letras 2011.

El Ministerio de Cultura, al otorgarle el premio, ha valorado su trayectoria y lo ha hecho a través de las siguientes palabras: “Es la suya una producción prolífica, desarrollada al margen de las corrientes literarias, y marcada por su postura vital de contribuir, desde la educación, la cultura y la transmisión del saber, a la consecución de un mundo mejor”

Algunas de sus obras las podemos encontrar en la biblioteca. Es el caso de La sonrisa etrusca, La vieja sirena, Octubre, Octubre y Real sitio.

 

Y si entramos en su página personal podremos saber algo más sobre su vida y su obra; nos ayudará a conocerle mejor leyendo sus diálogos con Antonio Lucas,Vicente Molina Foix, Mariló Hidalgo o Jo Tuckman; decubriremos lo que para José Luis Sampedro representan los paisajes de Tánger, Soria, Aranjuez, Madrid, Santander o Melilla; si lo deseamos, podremos comunicarnos con él; y también, será posible acercarnos a lo que a José Luis Sampedro le conmueve y le preocupa a través de su siempre interesante mirada sobre algunos de los temas más actuales de nuestra sociedad.

Precisamente, una de sus miradas se dirige, Navegando entre libros, a un fascinante viaje. Nos unimos a su tripulación.

¿Habéis navegado alguna vez en un velero a lo largo de la costa, movidos por una suave brisa que susurra en las velas, y viendo a poca distancia cómo van apareciendo y quedando atrás los detalles del litoral? Estáis viendo una playa con un círculo de casitas, blancas y rojas, al pie de un monte, pero dobláis un promontorio y el mundo cambia: es ahora un alto acantilado a pico sobre el mar con orilla de espumas embravecidas. Y más allá es un puerto, grúas alargadas al cielo, inmensos buques cargando….La vida se desliza ante nosotros.

Pues bien, ésa misma experiencia, pero mucho más rica, más llena de sorpresas, la vivo yo en las grandes librerías. Entro en una y me rodean los muros tapizados de estanterías llenas de libros y, aunque ellos no se mueven, mi lento paso va dejando atrás el universo de las matemáticas y el de la zoología, mientras se me ofrecen, en generosa variedad, los estantes de novelas extranjeras, títulos algunos que conozco, otros tan prometedores y sugestivos que me gustaría desembarcar en ellos, incluso al pasar acaricio un volumen, lo abro al azar, casi voy a caer….¡pero es tan largo mi viaje, hay tantos horizontes alrededor que continúo! Ahora navego con cuidado, he de sortear islotes que se alzan en mi mar; mesas cubiertas de libros con portadas, fotos de autores, diseños atrayentes…No puedo remediarlo, cargo un libro en mi esquife y sigo, pues ahí veo relatos de viajes, fotos exóticas, mapas reveladores, cargo con otro: un bello recorrido por el Afganistán, sus montañas nevadas al fondo, sus caravanas en el desierto, las más preciosas sedas sobre el áspero lomo de camellos ¡me quedo con él! Así podré viajar cuando quiera a donde nunca podría ir sin este libro, porque unos salvajes ya han destruido sus bellezas….

Esa navegación en la librería, en mi carabela de los descubrimientos, y esa conquista fácil de otros mundos, de otras vidas, que nunca conocería sin el libro es la fuerza, la magia, la salvadora vivencia de la lectura. Desde que, en mi infancia, Salgari me llevó a vivir entre los bucaneros del Caribe, hasta ahora en que puedo asomarme a las mitocondrias y su discutido misterio en las células, mientras yo no pierda los ojos ni la razón, la lectura llenará mis deseos, provocará otros y me descubrirá lo que no sospecho dando a mi limitada vida física perspectivas innumerables.

¡Desdichados los que se privan de estas navegaciones insustituibles, indispensables, enriquecedoras! ¡Abramos sus ojos a la lectura!



Leonard Cohen, Premio Príncipe de las Letras

2 06 2011

leonard-cohen.jpg

(…) por una obra literaria que ha influido en tres generaciones de todo el mundo, a través de la creación de un imaginario sentimental en el que la poesía y la música se funden en un valor inalterable (…)

Leonard Cohen es el nuevo Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

¿Poeta o músico? No importa. Escuhemos su música, disfrutemos con su poesía.

Aquí tenemos dos vídeos que nos pueden ayudar. Suzanne, uno de sus grandes éxitos, forma parte de su primer álbum, Songs of Leonard Cohen, publicado en 1968. Hallelujah, su tema más versionado, se incluye en su álbum Various Positions, de 1984. Aquí lo podemos escuhar en la voz de Jeff Buckley.

Y para saber más, su página Web

 



Premio Nobel de Literatura a Vargas Llosa

15 12 2010

15122010019.jpg

Con motivo de la entrega del Premio Nobel de Literatura a Mario Vargas Llosa, las profesoras del grupo de biblioteca Isabel y Arabela han preparado un panel sobre la vida y la obra del premiado.

Se puede ver a la entrada del nuevo aulario del IES y ha recibido una magnífica acogida por el alumnado del centro.

El equipo de biblioteca



Una pequeña historia antes del brindis del Nobel

11 12 2010

MARIO VARGAS LLOSA

vargas-llosa.jpgSoy un contador de historias y, por lo tanto, antes de proponerles un brindis, voy a contarles una historia.

Érase una vez un niño que a los cinco años aprendió a leer. Eso le cambió la vida. Gracias a los libros de aventuras que leía, descubrió una manera de escapar de la pobre casa, del pobre país y de la pobre realidad en que vivía, y de trasladarse a lugares maravillosos, espléndidos, con seres bellísimos y cosas sorprendentes donde cada día, cada noche, significaba una manera más intensa, aventurera y novedosa de gozar.

Gozaba tanto leyendo historias que, un día, este niño, que ya era un joven, se dedicó también a inventarlas y escribirlas. Lo hacía con dificultad pero, al mismo tiempo, con felicidad y gozando cuando escribía tanto como cuando leía.

Sin embargo, el personaje de mi historia era muy consciente de que una cosa era el mundo de la realidad y otra, muy distinta, el mundo del sueño y la literatura y que éste ultimo sólo existía cuando él leía y escribía. El resto de tiempo, se eclipsaba.

Hasta que en un amanecer neoyorquino el protagonista de mi cuento recibió una sorpresiva llamada en la que un señor de apellido impronunciable le anunció que había recibido un premio y que tendría que ir a recibirlo a una ciudad llamada Estocolmo, capital de un país llamado Suecia (o algo así).

Mi personaje comenzó entonces, maravillado, a vivir, en la vida real, una de esas experiencias que, hasta entonces, sólo existían para él en el dominio ideal e irreal de la literatura. Todavía sigue allí, desconcertado, sin saber si sueña o está despierto, si aquello que vive lo vive de verdad o de mentiras, si esto que le pasa es la vida o es la literatura, porque los límites entre ambas parecen haberse eclipsado por completo.

Queridos amigos, ahora ya puedo proponerles el brindis prometido.

Brindemos por Suecia, ese curioso país que parece haber conseguido, para ciertos privilegiados, el milagro de que la vida sea literatura y la literatura vida.

¡Salud y muchas gracias!



Ana María Matute, Premio Cervantes 2010

29 11 2010

«La palabra es la alarma de los humanos para aproximarse unos a otros. La palabra es lo más bello que se ha creado, es lo más importante de todo lo que tenemos los seres humanos. La palabra es lo que nos salva»

ana_maria_matute_premio_cervantes_2010.jpg

Estas hermosas palabras de Ana María Matute han guiado la vida y la obra de una de las más prestigiosas escritoras en lengua española. Desde su primera publicación en 1948, Los Abel, hasta la más reciente, La puerta de la luna, una recopilación de cuentos que acaba de ser publicada, Ana María Matute no ha dejado de usar la palabra para emocionarnos con sus historias, bien en forma de novelas, de relatos cortos o de cuentos, como por ejemplo, Fiesta  al  Noroeste (1953), Pequeño teatro (1954), Los hijos muertos (1958), Primera memoria (1960), Algunos muchachos (1964), Los soldados lloran de noche (1964), La trampa (1969), La torre vigía (1971), Luciérnagas (1993), Olvidado rey Gudú (1996), Aranmanoth (2000), Paraíso inhabitado (2008). Algunos de sus obras las podemos encontrar en la biblioteca de nuestro centro. El pasado miércoles, 24 de noviembre, Ana María Matute recibía el anuncio de la concesión del Premio Cervantes en reconocimiento a su trayectoria literaria. Todos los medios de  comunicación se hacían eco de ello. Las numerosas reseñas, entrevistas, crónicas o reportajes que en estos días han ido apareciendo nos han permitido conocer algo más de su vida, de su obra, de sus proyectos, de sus anhelos. Pero sobre todo, han sido sus palabras, llenas de vitalidad, las que nos han emocionado “¡Soy feliz, enormemente feliz!”. Un llamamiento al optimismo, una invitación a la lectura.