28 Enero 2010

otros mundos: Isaac Asimov

Publicado en Recomendaciones por soledadmg a las 11:50 h.

Dentro de la exposición OTROS MUNDOS de la biblioteca, ocupa un lugar muy destacado la obra de Isaac Asimov que es considerado como uno de los padres de la ciencia-ficción, pero ¿sabes quién era?

asimovi.jpg 

Isaac Asimov (1920-1992). Nació en 1920 en la Unión Soviética pero emigró a Estados Unidos con tres años, consiguiendo la nacionalidad con ocho. Se crió en Nueva York, concretamente en Brooklyn, donde se educó en sus escuelas públicas. Completó sus estudios superiores en la Universidad de Columbia, especializándose en Bioquímica, se doctoró y ejerció como catedrático de bioquímica en la Universidad de Boston. Su afición por la literatura comenzó con nueve años, primero como voraz  lector de ciencia-ficción (en los pulp que su padre vendía en la pequeña tienda de golosinas que regentaba en Brooklyn) y más tarde, con once años, como escritor de sus propias historias. Con dieciocho años empezó a publicar y así continuó hasta su muerte el 6 de abril de 1992. En total, escribió o editó más de 500 volúmenes y unas 9.000 cartas.

asimov_yo_robot.jpg

La obra más famosa de Asimov es la serie de la Fundación, también conocida como Trilogía o Ciclo de Trántor que forma parte de la serie del Imperio Galáctico y que luego combinó con su otra gran serie de los Robots. También escribió obras de misterio y fantasía, así como una gran cantidad de no ficción (libros de divulgación científica como su “Introducción a la ciencia”). Si queréis profundizar más en su obra en la biblioteca tenemos dos títulos nuevos: “Viaje Alucinante” y “Los Robots del Amanecer”.

asimov.jpg

27 Enero 2010

nueva exposición bibliolucera

Publicado en escribiendo por escribir por franciscru a las 10:30 h.

otros_mundos_cartel_p.jpg

Definitivamente hay otros mundos. No hay que buscarlos más allá de Orión ni cerca de la Puerta de Tannhäuser como Roy Batty en Blade Runner, o circunnavegar el globo oteando el horizonte a vista de pájaro. Hay otros mundos, sí; pero están en éste, como rezaba hace unos años un anuncio de cosmética. El noventa y nueve por cien de las experiencias en las que se fundamenta nuestro aprendizaje no son directas. Sabemos que hay gente que muere de inanición porque nos lo dicen. Nos impresiona la fuerza demoledora de un tornado porque lo hemos visto en la tele y hasta creemos en la virtuosa trayectoria de nuestros próceres de tanto insistir en ello. Vivimos una cotidianidad artificiosa, diferida y lejana, alimentada por la imaginación más o menos maliciosa de los demás, y acostumbramos a identificar de un vistazo ficción y realidad, sin reparar en la delgada membrana que separa la una de la otra. Desde Biblioluces la disposición es buena: no pretendemos crear una factoría de descreídos escépticos, de esos que ahora llaman “anti-sistema”. Qué va. Puestos a darle crédito a las tesis más delirantes, preferimos creernos a pié juntillas que los bancos son solventes, o que las antenas de telefonía y los cementerios nucleares son super chachis, sobre todo si te los instalan al lado, encima o debajo de tu casa. Con esa misma disposición os invitamos durante los meses de enero y febrero a que disfrutéis de lo que otros han ideado, descrito o inventado, de los mundos que se ocultan entre las cubiertas de un buen libro, una ventanita abierta a lo que fue o pudo haber sido que nos permita atesorar los momentos que se esconden a la mirada despreocupada y superficial de un consumidor de telediarios. Lee, porque sino todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.

25 Enero 2010

tejos cultos

Publicado en Naturalmente leyendo por soniamb a las 16:28 h.

copia-de-proaza-022.jpg

Ya está en nuestra biblioteca el último libro de Ignacio Abella,  La cultura del tejo. Esplendor y decadencia de un patrimonio vital.

El libro es un manifiesto para el rescate del olvido de los que el autor denomina tejos cultos, es decir, aquellos ejemplares que son, gracias al simbolismo, a las tradiciones y a la historia, parte del patrimonio cultural de las comunidades que han compartido sus vivencias con este árbol totémico.

Esta recuperación de la memoria casi perdida de la relación de tejos y sociedades humanas debe ir unida a actuaciones sensatas,  y avaladas por el criterio de arboricultores,  que impidan que al volver nuestra mirada a esos tejos que siempre han estado ahí acabemos ocasionándoles daños irreparables.

La obra ha contado con la colaboración de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, que este fin de semana presentaba en el Jardín Botánico Atlántico, en Gijón, el Manual de Buenas Prácticas para Tejos Cultos.

copia-de-dscn2212.JPG

Puedes leer más sobre el tejo en el siguiente enlace: http://www.fapas.es/cuaderno_del_texu.htm

22 Enero 2010

enganchados

Publicado en escribiendo por escribir por franciscru a las 12:38 h.

Bueno:  la idea está bien. Quizá sobren las risas de fondo. El vídeo denuncia un hecho que, pese a ser bien conocido por todos, es generalmente ignorado por los medios y ocultado por las autoridades: grupos de jóvenes incontrolados se reúnen de forma clandestina para leer salvajemente y en silencio. Según la Organización Mundial de la Salud, la lectura indiscriminada provoca anualmente miles de casos de activación intelectual y otros tantos de adicción a la fábula, algo de lo que se aprovechan los grandes y pequeños proveedores de literatura, que se reparten un pastel de millones de euros. De inadmisible se puede calificar la permisividad con la que actúan dichos grupos, que ante la pasividad de las consejerías de educación y cultura, editan impúdicamente materiales destinados al público infantil, colectivo indefenso cuyos miembros todavía no están en condiciones de decidir qué les gusta más: si las maravillosas maquinitas electrónicas que proporcionan un sinfín de satisfacciones o el libro ilustrado, un producto sintético que emula el componente altamente adictivo de revistas y cómics, y que en las bibliotecas se expende gratuitamente entre la chavalería, con aviesas intenciones.