25 Agosto 2011

leer en piedra

Publicado en escribiendo por escribir por franciscru a las 0:02 h.

Las piedras hablan. Esta es la razón por la cual al ojo experto se le revelan historias de nuestro pasado a poco que observe a su alrededor. La palabra escrita no fue accesible al común de las gentes hasta hace muy poco tiempo, pero eso no fue óbice para que reyes y emperadores dejaran constancia de campañas bélicas, exaltaran sus augustas figuras o difundieran una determinada ideología política sirviéndose de un diseño accesible, que permitía visualizar intuitivamente una sucesión de hechos por obra y gracia de un cincel artero, observante de las directrices impuestas por una meticulosa planificación de las escenas. Son libros de mármol, ilustrados al detalle con vocación de eternidad. En algunos casos, como el de la Columna de Trajano, las dos viñetas helicoidales, hábilmente trabajadas en perspectiva, han sobrevivido a los bárbaros de antes y a los de ahora, perdiendo color y un poco de prestancia, pero conservando el esplendoroso mensaje que traslada al moderno lector de cómic dos mil años atrás, cuando las invencibles legiones romanas ampliaban el imperio, ignorando entre aves y vítores el inevitable declive que pacientemente madura al sol de cualquier desahogada bonanza.

5 Agosto 2011

la biblioteca de babel

Publicado en escribiendo por escribir por franciscru a las 11:00 h.

El universo (que otros llaman la Biblioteca) se compone de un número indefinido, y tal vez infinito, de galerías hexagonales, con vastos pozos de ventilación en el medio, cercados por barandas bajísimas. Desde cualquier hexágono se ven los pisos inferiores y superiores: interminablemente. La distribución de las galerías es invariable. Veinte anaqueles, a cinco largos anaqueles por lado, cubren todos los lados menos dos; su altura, que es la de los pisos, excede apenas la de un bibliotecario normal. Una de las caras libres da a un angosto zaguán, que desemboca en otra galería, idéntica a la primera y a todas. A izquierda y a derecha del zaguán hay dos gabinetes minúsculos. Uno permite dormir de pie; otro, satisfacer las necesidades finales.

Jorge Luis Borges

1 Agosto 2011

la llave de plata

Publicado en escribiendo por escribir por franciscru a las 11:00 h.

Un personaje del escritor fantástico H.P. Lovecraft emprende la búsqueda de una ciudad con cuyas cúpulas doradas en el sol de la tarde había soñado tantas veces. Perdido entre las marañas de callejuelas puede, por fin –gracias al auxilio de una mágica llave de plata–, acceder a ella. Cuando lo logra, descubre que no es otra que su propia ciudad natal: manifestada o revelada bajo una nueva luz. Sí: la ciudad onírica estaba dentro de su ciudad real (podemos extrapolar nosotros ahora) como el conocimiento está dentro de la información: agazapado, polvoriento, esperando la llave mágica. Y ya es hora de revelar nuestro secreto: la llave mágica del conocimiento es la lectura. Será necesario repetirlo, porque estamos subyugados por la magnitud y las virtudes de las nuevos prodigios tecnológicos, y al tiempo deberemos reaprender las potencialidades y las maravillas de algo que consideramos trivial, sólo porque lo poseemos ya, y porque nos acompaña desde hace muchísimo tiempo. La lectura es la capacidad de los humanos alfabetizados para extraer la información textual. La lectura es la llave del conocimiento en la sociedad de la información.

 José Antonio Millán