Platero y yo

12 12 2014

platero1.jpg

Dooddle de hoy en el buscador google
(Centenario de la publicación de Platero y yo)

Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. Lo dejo suelto y se va al prado y acaricia tibiamente, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas… Lo llamo dulcemente: ¿Platero?, y viene a mí con un trotecillo alegre, que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal.

Platero cumple cien años. Aquí puedes leer la noticia en diferentes medios de comunicación:

El Comercio

ABC

Huffingtonpost

El país

La Vanguardia

La Opinión



Concurso de microrrelatos del PLEI

7 11 2014

microrrelatos.jpg

BASES

  • Podrán participar los alumnos de 1º, 2º, 3º y 4º de ESO.
  • El relato ha de ser original, de temática y estructura libre y no deberá sobrepasar las diez líneas.
  • Se valorarán especialmente la expresión, el contenido y los finales sorprendentes.
  • El plazo de presentación finaliza el 20 de noviembre.
  • Los relatos pueden entregarse a los profesores del Departamento de Lengua.
  • Habrá tres premios para los alumnos de 1º y 2º y otros tantos para los de 3º y 4º.


Te comería a versos…

1 11 2014

… es un acto de amor de artistas y poetas por nuestro querido Madrid, un proyecto altruista y sin ánimo de lucro llevado a cabo por Boa Mistura, cinco jóvenes que le deben su interés por llevar el arte a los grandes espacios públicos, a unos imaginativos comienzos en el mundo del graffiti. Boa mistura ha contado con la colaboración musical de Rayden, miembro de los grupos A3bandas Crew cuervos, y de  Leiva,  excomponente de Pereza.

 

Veinte frases poéticas repartidas por varios pasos de cebra madrileños han puesto unas gotas de amor y belleza sobre el asfalto de la ciudad. Para conocerlas todas te invitamos a entrar en la web del proyecto. Estamos seguros de que, tras visitarla, esbozarás más de una sonrisa y encontrarás la magia en las pisadas.

 

 



24 de octubre, Día de la Biblioteca

24 10 2014

dia-bib-14.jpg

La iniciativa de la celebración partió de la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil, que en 1997, decidió instituir el 24 de octubre como Día de las Bibliotecas, en recuerdo de la destrucción de la Biblioteca de Sarajevo, incendiada en 1992 durante el conflicto serbobosnio.
Celebrar este día supone reconocer y poner en valor el papel que desempeñan las bibliotecas, no sólo en la transmisión y conservación del patrimonio cultural, sino también en el afianzamiento de la formación lectora de los niños y jóvenes y en la democratización del acceso a la cultura.

En esta edición, el cartel, de Carme Solé, y el pregón escrito por Antonio Rodríguez Almodóvar homenajean a la escritora Ana María Matute, recientemente desaparecida.

PREGÓN HOMENAJE A ANA MARÍA MATUTE

-¡Ana María, despierta!
El príncipe se quedó contemplándola. Era guapa, el pelo negro, los ojos grandes, la boca carnosa. Luego la sacudió suavemente, por un hombro. Insistió: -Vamos, mujer, que ya es hora.

Ana María, solo después de un rato, empezó a moverse. Primero movió un dedo, luego una ceja, luego entreabrió un ojo.
-¿Y tú… quién… eres? –preguntó, no sin gran esfuerzo.
-¡Soy el Príncipe Azul!
-¿El qué?
-El príncipe… ¿No te acuerdas? Tenemos que amarnos.
-¿Es obligatorio?
-Claro, lo manda la tradición.
-¡Pues entonces vete a hacer gárgaras!
Ana María se giró hacia un lado y volvió a dormirse. El príncipe quedó sumamente desconcertado. Se incorporó del filo del lecho y se puso a pasear la estancia. Vio las telarañas del tiempo colgando de los pesados cortinajes, vio a un par de alabarderos durmiendo de pie, la nariz del uno apoyada en la nariz del otro. Vio, o mejor dicho, escuchó la estridente sinfonía de ronquidos que le llegaban de todas partes de aquel palacio encantado; ronquidos atronadores de guardianes forzudos, ronquidos silbantes de cocineros exquisitos, ronquidos trascendentes de capellanes gordinflones, ronquidos, ronquidos… Como que tuvo que taparse las orejas para no ser víctima de aquel terremoto sónico… y entonces se dio cuenta: ¡el fuego de la chimenea también dormía! Se acercó, aproximó una mano a aquellas llamas petrificadas y quedó ensimismado… Luego de un tiempo incontable, levantó la vista y vio sobre la repisa una hilera de libros. Eran libros de cuentos, los únicos objetos de aquel lugar que no habían acumulado polvo ni telarañas. Con un tembleque en el dedo índice de la mano derecha, impropio de todo un príncipe, fue recorriendo los títulos: Cuentos de antaño, de Charles Perrault, Cuentos de los hermanos Grimm, Cuentos de H. C. Andersen, Cuentos de Ana María Matute… Al leer este último, el corazón empezó a repicarle. Sacó el libro y lo abrió. Al azar fue leyendo: “Todos nos acostamos con el lobo, pero lo que no podemos hacer es confundirlo con la abuelita.” “La infancia es más larga que la vida”. “El que no ama está muerto”.

Justo al acabar esta frase, cesaron los ronquidos y el fuego de la chimenea cobró repentina vitalidad. El príncipe se apartó.
-Eso, ahora ponte a curiosear en mis cosas -oyó a sus espaldas.
Levantó un poco más la vista y vio, en el espejo de la chimenea, cómo se incorporaba en su magnífico lecho una dama todavía más magnífica. Casi cien años de edad, el pelo totalmente blanco y la sonrisa totalmente pura. -¿Se puede saber qué día es hoy?

-¿Hoy?-El príncipe no tenía ni la menor idea.
-¡Me acabo de acordar!-exclamó ella-.¡Es 24 de octubre, día de la Biblioteca! ¡No te quedes ahí pasmao, que los niños nos están esperando! ¡Vamos, Príncipe Azul, mueve el culo!

Antonio Rodríguez Almodóvar



Ya estamos de vuelta

25 09 2014

Parece que fue ayer cuando desde el Blog de la Biblioteca os deseábamos unas felices vacaciones y un verano lleno de diversión. Ahora comienza un nuevo curso escolar y desde el Blog queremos  dar la bienvenida a toda la Comunidad Educativa del IES Noreña. En la Biblioteca hemos recargado las pilas y llegamos con ánimos renovados para repetir actividades que se han convertido en toda una tradición, como el Concurso de Lectura, y crear otras nuevas en las que desarrollar vuestro potencial creativo. ¿Os animáis a participar? ¿Sí? ¡Genial!



Fin de curso

21 06 2014

¡Por fin! Ya se acercan las vacaciones, ya se acerca el verano, en el que tendremos más tiempo para leer. Un libro es el mejor amigo: te hace compañía en la playa, en la piscina, en el monte, en el parque… en papel o en formato digital, en blanco y negro o en color… siempre despierta tu imaginación.

Como despedida de este curso, os queremos recomendar un libro de poesía que acaba de publicarse: LA VÍSPERA, de nuestro ex-alumno Rodrigo Olay. Como aperitivo, os ofrecemos uno de los poemas que aparecen en el libro, muy apropiado para estas fechas:

FIN DE CURSO

“Amo el campus
universitario”.

Á. GONZÁLEZ
“… las leyes físicas no tienen
plena vigencia en este territorio”.
J. A. GONZÁLEZ IGLESIAS

Mediodía en el campus.

A la sombra ligera de una morera blanca
estudian en el césped unos jóvenes.

No saben que los miro.

Sus apuntes cultivan, minuciosos,
retículas de nieve sobre el verde caliente,
y en sus gafas oscuras
brilla la claridad de los que ven más lejos.

Se tumban. Boca arriba,
sus cristales devuelven el azul que contemplan
con un lago minúsculo en los ojos.

Si se sientan en corro, son un collar veloz.

La luz que se derrama desde el cielo de junio
se enreda entre las hojas del moral
y arroja en la penumbra
un breve enjambre de monedas de oro
que en sus pieles joviales
imprime incandescentes tatuajes.

El tiempo no transcurre
porque no les importa.

____________________De sus labios,
a menudo, flexibles brotan viejas palabras
que áridos eruditos
en noches pensativas concibieron
como crece un amor.

Sonrientes, concentrados, en el prado
la primavera última es su reino
porque es el tiempo de la intensidad
y, solo así, de los estudios nobles.

Comienza a hacerse frío
su cobijo de hierba.

_________________Y, sin embargo,
no importa que la noche se aproxime
porque más duradera es la lección
de su estudio salvaje.

Junto al sol, bajo un árbol, rodeados
de amigos y de libros, unos jóvenes
saben alegre la sabiduría.