VI concurso de lectura: ganadores de 3º y 4º ESO

9 04 2014

      El pasado martes se celebraron en el salón de actos del edificio Los Riegos las fases finales de nuestro ya tradicional Concurso de lectura destinado a los alumnos de ESO. En la clasificación de Segundo Ciclo, tras una reñida competición, las parejas ganadoras fueron las siguientes:

  • Primer premio: Lucas García García y Sergio Blanco Alonso.
  • Segundo premio:  Ana González Gonzalez y Celia González Carreño.
  • Tercer premio: Alba Mielgo Davies y Elena Rodríguez Rodríguez.

      ¡Enhorabuena a los ganadores y gracias a todos los participantes!



Día Internacional del Libro Infantil 2014

2 04 2014

Hoy, 2 de abril, se celebra el Día Internacional del Libro Infantil. La Organización Internacional para el Libro Juvenil (IBBY) lo instituyó en 1967, eligiendo esta fecha por ser el aniversario del nacimiento de Hans Christian Andersen. Su objetivo es promover y estimular el interés por la lectura y el amor por los libros.

Cada año, una sección nacional del IBBY tiene la oportunidad de ser la patrocinadora internacional del Día del Libro Infantil. En esta ocasión, el país elegido es Irlanda. El diseño del cartel es de Niamh Sharkey y el texto de la escritora Siobhán Parkinson.

Carta a los niños del mundo

     Los lectores a menudo le preguntan a los escritores cómo escriben sus historias: ¿de dónde salen las ideas? Provienen de mi imaginación, contesta el escritor. Ah, claro, suele contestar el lector. Pero ¿dónde está tu imaginación, de qué está hecha, y es cierto que todo el mundo tiene una?

     Bueno, responde el escritor, está en mi cabeza, por supuesto, y está compuesta de imágenes y palabras y recuerdos y rastros de otras historias y palabras y fragmentos de cosas y melodías y pensamientos y rostros y monstruos y formas y palabras y movimientos y palabras y olas y arabescos y paisajes y palabras y perfumes y sentimientos y colores y rimas y pequeños chasquidos y silbidos y sabores y explosiones de energía y acertijos y brisas y palabras. Todo ello girando ahí dentro y cantando y comportándose como un caleidoscopio y flotando y sentándose y pensando y rascándose la cabeza.

     Por supuesto que todo el mundo tiene imaginación: sin ella, no seríamos capaces de soñar. No obstante, no toda imaginación tiene las mismas cosas dentro de ella. Probablemente, la imaginación de los cocineros contenga en su mayoría sabores, de la misma manera que la imaginación de los artistas contendrá sobre todo colores y formas. La imaginación de los escritores está principalmente llena de palabras.

     Para los lectores y oyentes de historias, sus imaginaciones también se nutren de palabras. La imaginación de un escritor trabaja y da vueltas y da forma a las ideas, a los sonidos, a las voces, a los personajes y a los acontecimientos hasta convertirlos en una historia; esta historia no está compuesta de otra cosa que no sean palabras, batallones de garabatos desfilando por las páginas. Entonces ocurre que, de pronto, llega un lector y esos garabatos cobran vida. Siguen estando en la página, siguen pareciendo garabatos pero también están retozando en la imaginación del lector, y este da forma e hila las palabras para que la historia ahora tenga lugar en su cabeza, como tuvo lugar en la cabeza del escritor.

      Este es el motivo por el cual el lector es tan importante para una historia como lo es el escritor. Solo hay un escritor para cada de ellas, pero hay cientos o miles o incluso a veces millones de lectores de historias, que leen en el mismo idioma que el del escritor o que quizás hasta lean traducciones en muchos otros idiomas diferentes. Sin el escritor, no nace el cuento; sin todos los miles de lectores alrededor del mundo, el cuento no llegará nunca a vivir todas las vidas que puede vivir.

     Todo lector de una historia tiene algo en común con los otros lectores de esa misma historia. Separadamente, aunque también de alguna manera juntos, ellos han recreado la historia en su propia imaginación: una acción que es tanto privada como pública, individual como común, íntima como internacional.

     Es posiblemente lo que los humanos hacen mejor.

     ¡Seguid leyendo!

     Fuente: OEPLI y revistababar. Traducción: Paula Sanz

Puedes descargar en PDF el cartel tamaño A3 y el folleto con el texto e información sobre la autora y la ilustradora. Y si quieres leer el mensaje en inglés, puedes hacerlo en este enlace.



21 de marzo, Día Mundial de la Poesía

21 03 2014

 

Como ya viene siendo tradición en este blog, hoy celebramos el Día Mundial de la Poesía. Este año queremos hacerlo con un homenaje al escritor mexicano Octavio Paz (1914-1998), del que se cumple el centenario de su nacimiento.

Ganador, entre otros, del Premio Cervantes (1981) y del Premio Nobel de Literatura (1991), Octavio Paz escribió poesía, narración y ensayo.  Hoy queremos ofreceros algunos de sus poemas.

VIENTO

Cantan las hojas,
bailan las peras en el peral;
gira la rosa,
rosa del viento, no del rosal.

Nubes y nubes
flotan dormidas, algas del aire;
todo el espacio
gira con ellas, fuerza de nadie.

Todo es espacio;
vibra la vara de la amapola
y una desnuda
vuela en el viento lomo de ola.

Nada soy yo,
cuerpo que flota, luz, oleaje;
todo es del viento
y el viento es aire siempre de viaje.

PRIMAVERA A LA VISTA

Pulida claridad de piedra diáfana,
lisa frente de estatua sin memoria:
cielo de invierno, espacio reflejado
en otro más profundo y más vacío.

El mar respira apenas, brilla apenas.
Se ha parado la luz entre los árboles,
ejército dormido. Los despierta
el viento con banderas de follajes.

Nace del mar, asalta la colina,
oleaje sin cuerpo que revienta
contra los eucaliptos amarillos
y se derrama en ecos por el llano.

El día abre los ojos y penetra
en una primavera anticipada.
Todo lo que mis manos tocan, vuela.
Está lleno de pájaros el mundo.

LA RAMA

Canta en la punta del pino
un pájaro detenido,
trémulo, sobre su trino.

Se yergue, flecha, en la rama,
se desvanece entre alas
y en música se derrama.

El pájaro es una astilla
que canta y se quema viva
en una nota amarilla.

Alzo los ojos: no hay nada.
Silencio sobre la rama,
sobre la rama quebrada



VI concurso de lectura: alumnos clasificados

12 03 2014

La semana pasada tuvo lugar la primera fase de clasificación para el Concurso de Lectura convocado por el PLEI. Estos son los que pasan a la siguiente fase, por orden de clasificación:

PRIMER CICLO:

  • Adrián Sastre Díaz y Tomás Olay Blanco (1º C)
  • Diego López Fernández e Ignacio Suárez Piniella (2º A)
  • Rebeca Andrea Feier y Adrián López Rodríguez (2º B)
  • Sara Ribas Fernández y Juan José Pérez Torrejón (1º B)
  • Alicia Rodríguez Sánchez y Elsa Fernández Fraga (1º C)
  • María Bobes Villa y Luis Suárez Cadavieco (2º B)
  • Pablo Rodríguez Toraño y Hugo Iglesias Bescaravaini (1º A)
  • José Blanco Valdés y Raúl Daniel Rus (2º A y 2º B)

SEGUNDO CICLO:

  • Iván da Conceiçao Gómez y Dayán Lazar (3º C)
  • Carlos de la Granda Cardín y Rubén Feier (3º C)
  • Caludia Menéndez Vega y María García García (4º A)
  • Laura González Carreño y Estefanía Menéndez Vigil (3º C)
  • Lucas García García y Sergio Blanco Alonso (3º B)
  • Alba Mielgo Davies y Luz Martínez Izquierdo (3º A)
  • Ana González Gonzalez y Celia González Carreño (4º A)
  • Mario Nuño Alonso y Mateo García García (3º C y 3º B)


8 de marzo: Libros con nombre de mujer

8 03 2014

Hoy, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, queremos invitaros a visitar la exposición que lleva por título “Libros con nombre de mujer”.  Hay una en la Biblioteca del edificio de calle La Iglesia (Primer Ciclo) y otra en el edificio de calle Los Riegos.

Aquí podéis ver una presentación de fotografías de ambas exposiciones:

Esta película necesita Flash Player 7

Y estos son algunos de los libros que se pueden ojear y hojear:

Leer más »



Leopoldo María Panero

6 03 2014

panero.JPG

Hoy ha fallecido Leopoldo María Panero, poeta, narrador, ensayista y actor, exponente de la poesía transgresora y uno de los ”Nueve Novísimos” de Castellet.

Hijo, sobrino y hermano de escritores, pasó gran parte de su vida internado en hospitales psiquiátricos, sin que en ningún momento se interrumpiese su labor creadora.

Citamos algunas de sus obras: Por el camino de Swan (1968), Así se fundó Carnaby Street (1970), Teoría (1973), En el acorde último de las flautas (1979) y The last river together (1980). Recientemente se ha publicado su Poesía Completa, que abarca del 2000 al 2010.

En 1976 intervino junto a su madre y sus hermanos en la película de Jaime Chávarri El desencanto, una cinta centrada en la familia Panero que se convirtió en una obra de culto, símbolo de una época. Aquí podemos ver un fragmento:

http://youtu.be/_Zy_Zyoo7tY 

En estas páginas se puede ampliar información sobre la noticia de su muerte:

Diario de Leon

El País

ABC

RTVE

Para finalizar, nada mejor que sus propias palabras:

DEDICATORIA

Más allá de donde
aún se esconde la vida, queda
un reino, queda cultivar
como un rey su agonía,
hacer florecer como un reino
la sucia flor de la agonía:
yo que todo lo prostituí, aún puedo
prostituir mi muerte y hacer
de mi cadáver el último poema.

EL LOCO

He vivido entre los arrabales, pareciendo
un mono, he vivido en la alcantarilla
transportando las heces,
he vivido dos años en el Pueblo de las Moscas
y aprendido a nutrirme de lo que suelto.
Fui una culebra deslizándose
por la ruina del hombre, gritando
aforismos en pie sobre los muertos,
atravesando mares de carne desconocida
con mis logaritmos.
Y sólo pude pensar que de niño me secuestraron para una alucinante batalla
y que mis padres me sedujeron para
ejecutar el sacrilegio, entre ancianos y muertos.
He enseñado a moverse a las larvas
sobre los cuerpos, y a las mujeres a oír
cómo cantan los árboles al crepúsculo, y lloran.
Y los hombres manchaban mi cara con cieno, al hablar,
y decían con los ojos «fuera de la vida», o bien «no hay nada que pueda
ser menos todavía que tu alma», o bien «cómo te llamas»
y «qué oscuro es tu nombre».
He vivido los blancos de la vida,
sus equivocaciones, sus olvidos, su
torpeza incesante y recuerdo su
misterio brutal, y el tentáculo
suyo acariciarme el vientre y las nalgas y los pies
frenéticos de huida.
He vivido su tentación, y he vivido el pecado
del que nadie cabe nunca nos absuelva.

GLOSA A UN EPITAFIO

(carta al padre)And fish to catch regeneration.
Samuel Butler, Pescador de muertos.

Solos tú y yo, e irremediablemente
unidos por la muerte: torturados aún por
fantasmas que dejamos con torpeza
arañarnos el cuerpo y luchar por los despojos
del sudario, pero ambos muertos, y seguros
de nuestra muerte; dejando al espectro proseguir en vano
con el turbio negocio de los datos: mudo,
el cuerpo, ese impostor en el retrato, y los dos siguiendo
ese otro juego del alma que ya a nada responde,
que lucha con su sombra en el espejo-solos,
caídos frente a él y viendo
detrás del cristal la vida como lluvia, tras del cristal asombrados
por los demás, por aquellos Vous etes combien? que nos sobreviven
y dicen conocernos, y nos llaman
por nuestro nombre grotesco, ¡ah el sórdido, el
viscoso templo de lo humano!
Y sin embargo
solos los dos, y unidos por el frío
que apenas roza brillante envoltura
solos los dos en esta pausa
eterna del tiempo que nada sabe ni quiere, pero dura
como la piedra, solos los dos, y amándonos
sobre el lecho de la pausa, como se aman
los muertos
«amó», dijiste, autorizado por la muerte
porque sabías de ti como de una tercera persona
bebió dijiste, porque Dios estaba (Pound dixit)
en tu vaso de whiski
amo bebió, dijiste, pero ahora espera
¿espera? y en efecto la resurrección
desde un cristal inválido te avisa
que con armas nuestra muerte florece
para ti que sólo
sabías de la muerte. Aquí
¿debajo o por encima?
de esta piedra
tú que doraste la sobrenatural dureza y el
dolor sobrenatural de los edificios desnudos
¿en qué perspectiva
dime acoger la muerte?
en la mesa de disección
tú que danzaste
enloquecido en la plaza desierta
tropezando
hiriéndote las manos en el trapecio del silencio
en pie contra las hojas muertas que
se adherían a tu cuerpo, y contra la hiedra que tapaba
obsesivamente tu boca hinchada de borracho,
danzas, danzaste
sin espacio, caído, pero
no quiero errar en la mitología
de ese nombre del padre que a todos nos falta,
porque somos tan sólo hermanos de una invasión de lo imposible
y tus pasos repiten el eco de los míos en un largo
corredor donde
retrocedo infatigable, sin
jamás moverme
¡ah los hermanos, los hermanos invisibles que florecen,
en el Terror! ¡Ah los hermanos, los hermanos que se defienden
inútilmente de la luz del mundo con las manos,
que se guardan del mundo por el Miedo, y cultivan en la sombra
de su huerto nefasto la amenaza de lo eterno, en
el ruin mundo de los vivos! ¡Ah los hermanos,
Y el ave,
el ave que vuela sobre el mundo en llamas, diciendo solo
a los mortales que se agitan debajo, diciendo
solo: ABISMO, ABISMO!
Abismo, sí, tibia guarida
de nuestro amor de hermanos, padre.
¡Pero tan solos!
¡Tan solos! Fantasmas que hace visible la hiedra
como hiedramerlín como niñadecabezacortada como
mujermurciélago la niña que ya es árbol
crecen hojas
en la foto, y un florecer te arranca
de los labios caníbales de nuestra madre Muerte, madre
de nuestro rezo
florecen los muertos florecen
unidos acaso por el sudor helado
muerto de muchas cabezas hambrientas de los vivos
te esperamos ave, ave nacida
de la cabeza que explotó al crepúsculo
ave dibujada en la piedra y llena
de lo posible de la dulzura, de su sabor
ajeno que es más que la vida, de su crueldad
que es más que la vida
¡ira
de la piedra, ira que a la realidad insulta,
que apalea
a la cabaña torpe de la mentira con verbos
que no son, resplandecen, ira
suprema de lo mudo!
(te esperamos
en la delgada orilla de lo que cae, en el prado
nocturno que atraviesan lentos
los elefantes
percibís el frío
la
conspiración de las algas,
gelatina, escamas, mano
que sobresale de la tumba
manos que surgen de la tierra como tallos
surcos arados por la muerte,
cabezas de ahorcados que echan flor:
decapitados que dialogan
a la luz decreciente de las velas,
¡oh quién nos traerá la rima
la música, el sonido que rompa la campana
de la asfixia, y el cristal borroso
de lo posible, la música del beso!
De ese beso, final, padre, en que desaparezcan
de un soplo nuestras sombras, para
asidos de ese metro imposible y feroz, quedarnos
a salvo de los hombres para siempre,
solos yo y tú, mi amada,
aquí, bajo esta piedra.