¿Te atreves?

27 11 2007

Nuestro compañero Sergio, del Departamento de Automoción, ha escrito un relato. Pero… como somos unas malvadas, hemos suprimido el final. ¿Quién se atreve a escribirlo? Podéis enviarlo como comentario a este artículo, y el propio autor eligirá el que más le gusta. Por supuesto, el ganador tendrá un merecido premio.

El final que escribió el autor lo publicaremos una vez finalice este concurso. Os avisamos de que tiene solamente tres líneas, así que os pedimos que vuestro final alternativo no se extienda mucho, por ejemplo, unas cinco líneas.

Podéis participar hasta el día 10 de enero. ¡Venga, animaos!

 

 

Podéis ver el resultado del concurso en esta página.

blanco.JPG

TIERRA DE CAMPOS

 

Había decidido que el viaje a Madrid fuese esta vez en tren. Cruzar la meseta. Disfrutar del paisaje castellano con total tranquilidad a través de los cristales del vagón. Un proyecto siempre pospuesto.

Cuando el tren se puso en marcha en Gijón, yo era el único ocupante del compartimento para seis personas número 23.

Todo parecía dispuesto para el sosiego y el disfrute del viaje. Pero duró poco. La ansiedad, esa mi vieja ansiedad por lo que vendría se sentó a mi lado.

Oviedo, Mieres, Pola de Lena. Ya solo esperaba que en cualquier estación se me llenase el compartimento de voces, preguntas, bocadillos pringosos, música…

Ese temor ya me impedía cualquier intento de concentrarme.

En el momento de frenar para recoger viajeros, observaba toda aquella tropa dispuesta al asalto y trataba de descubrir a mis inmediatos compañeros de ruta.

Subimos Pajares, y tras ponernos en marcha en León, me relajé. Raro sería que a partir de aquí la suerte se torciera. Me animé. En veinte minutos entraríamos en Tierra de Campos, y ese sí que sería mi paisaje: llanuras inmensas sobre las que destacaba la torre de algún pueblo dormido en esa tarde de agosto.

Después de Sahagún hicimos una parada en Gragal de Campos. ¡Qué extraño parar en ese pueblecito! Arranca el tren y oigo por el pasillo:

- ¡Luisito, Luisito, aquí, aquí! ¡El 23!

Me desfondé.

Un matrimonio y Luisito. Poco equipaje. Bolsas de supermercado con bocadillos, latas de refresco y chorizo.

- Anda, siéntate aquí y no molestes al señor.

El padre, con playeros de cierre Velcro y un pantalón de chándal azul marino con rayas laterales rojas, dos tallas menos; calcetines marrones; camiseta de algodón blanco de tirantes con Alguien que me quiere mucho me ha traído este recuerdo de Marbella. Y debajo, mucho pelo, mucho. Y sudor. Del peor. Sudor viejo. Esclava de plata en la que, en un momento de descuido, pude leer: ATAULFO. Su cara: bigote espeso. Cejijunto. Y calvo. Del tipo “ancho cortafuegos” con unas matas sobre las orejas.

Apenas hablaba. Menos mal. La que no callaba era su mujer.

Tuve lástima por él, por juzgarlo prematuramente. Quizás hubiese algo delicado y misterioso en esa persona.

Enseguida descubrí su tic. Con el labio inferior se chupaba los pelos del bigote.

Sólo deseaba que no estornudase, que no se tuviese que sonar, que no se pusiese a comer allí sus bocadillos.

Lo miré de reojo y, de nuevo el labio mesaba los pelos, degustando las últimas partículas de la sopa del mediodía. Quizá haya algo en él suave, culto, quizá -pensé-.

- ¡Venga Luisito, vamos al baño, que ya te veo las ganas! tronó la mujer.

Nos quedamos solos.


Acciones

Informaciones

15 Comentarios a “¿Te atreves?”

30 11 2007
Vier (18:15:35) :

-¿Qué tal lo llevas, Bill? Le pregunté.

Levantó los ojos, esbozó una sonrisa y me respondió:

-A veces pienso que hubiera sido mejor continuar en Microsoft.

3 12 2007
ricardo (21:19:56) :

nos miramos y de pronto surge la pregunta ¿ tu.. usted no será de gijon dijo sorprendido.
si conteste en un tono seco y más bien cortante.
pues en gijon conocia yo un chaval ( de aquella epoca) ya tara viudu que era profesor en el Vallin y dilli clase de filosofia yo en la comlutense de Madrid en el ochenta y dos.
derrepente senti ganas de mear y me fuy al baño….

12 12 2007
Rosa (13:32:59) :

El hombre me miró, la mirada era penetrante, amarilla; continuaba acariciando los pelos del bigote con el labio inferior. Entramos en el túnel, se apagaron las luces y, al salir de nuevo al exterior, vi que el bigote estaba formado por una serie de filamentos que se movían, no eran restos de sopa. Hizo una mueca que parecía una sonrisa y dijo:
-Esperaremos a conocernos en el otro túnel.
Y me pareció oír una sonora carcajada que provenía de una mujer y un niño.
LLegó el siguiente túnel, sentí unos tentáculos que se cernían sobre mi cuerpo, un aliento espeso y denso, el terror se apoderó de mí; yo luchaba, gritaba, pero el tren seguía su recorrido y nadie sabía que yo estaba sólo en el compartimento 23. El hombre que subió al tren no era de este mundo.

COMENTARIO GANADOR

14 12 2007
Kevin 3ºC (12:27:12) :

El me miró y me saludó-¿Qué tal?, buen hombre- me dijo.
-Muy bien, gracias- le respondí.
-¿Adónde va?- me dijo.
-A Madrid.
-¡Qué casualidad!-
El tren llega a Madrid y los dos se van por dos caminos distintos.

14 12 2007
mark hoppus (12:30:07) :

El señor no paraba de mirarme, yo estaba nervioso y de pronto estornudó fuerte y a mí, que estaba al lado, me empapó de saliva y no me atrevía a decirle nada. El silencio invadió el vagón.Aparté la mirada un instante y de pronto su cara estaba muy cerca de la mía, yo, asustado me aparté y le dije:
-¿Qué se supone que está haciendo?
Él se apartó también y notaba que sus pupilas estaban inundadas de tristeza.
Algo me decía que su edad no contrastaba bien con lo que estaba haciendo, yo le dije:
-¿Adónde se dirige usted?
Y me respondió:
-Este tren no tiene paradas, tu madre y mi esposa cayeron ya…

COMENTARIO GANADOR

14 12 2007
E.& Y (12:30:16) :

Y luego el paisano me miró . Su rostro asustaba, con esos bigotes que daban algo de escalofrío, por su tic nervioso chupaba los bigotes largos, paramos en un pueblo llamado Carrocera, bajó muy poca gente pero todavía faltaba
un cacho largo para llegar a mi destino .
Después del baño salió su esposa con su hijo, el paisano empezó a hablar casi solo porque su mujer no le hacia nada de caso, ya que hablaba cosas sin importancia.Yo de tanto trayecto estaba intentando quedar dormido, era lo mejor que podía hacer para no oír más a ese paisano.

14 12 2007
Seal (12:32:10) :

El señor sacó una revista de pesca mientras se chupaba el bigote de nuevo
-¿Te gusta la pesca?-me prguntó
-Sí-contesté
Entonces sacó otra revista y me la dio,estuve un largo rato ojeándola y noté que estaba nervioso porque su esposa no volvía.
Cuando llegué a mi parada nos despedimos él,su mujer y yo.

14 12 2007
diego 3ºc (12:34:18) :

Entonces yo le pregunté que adónde se dirigían y me contestó:
- No vamos a ninguna parte- y yo me quedé pensando lo loco que debía estar para decirme eso y lo más raro ¿por qué me contestó eso?¿adónde se dirigían?no entiendo nada, entonces entramos en un túnel y no sé por qué ese señor me daba miedo, su cara, su vestimenta parecía sacada de una película de miedo;cada vez que pasabamos por un túnel me entraba un respingo por todo el cuerpo,y por qué tardaba tanto la mujer si sólo fue al baño.De repente me estaba quedando dormido y tenía miedo de que me hiciera algo, no sé, no me lo quiero ni imaginar, y son el pitido de llegada a Madrid ,me desperté de un susto, parecía que habían pasado diez segundos desde que me dormí y también con muchísima tranquilidad le dije:
-Bueno, ésta es mi parada, hasta la próxima-y me contestó:
-Bueno, hasta nunca chavalín
Me bajé corriendo del tren, estaba acojonado de miedo, cuando arrancó el tren me fijé en el asiento de él y allí no estaba y entonces salí corrieno y a partir de ese momento no se me olvidó nunca ese momento.

14 12 2007
skt_blin (12:36:00) :

Pasaron 5 min desde que se habían ido la mujer y su hijo . En mi vida 5 min me habían durando tanto tiempo . Hacia unos días fui al cine y vi una película llamada “el número 23″ y trataba ke el número 23 te volvía loco . Yo me empecé a emparanollar
-El conpartimento en el que estabamos era el 23
-Mire mi reloj y eran las 2 y media las agujas marcaban el 2 y el 3
-estabamos en el vagón número 5 ( si descompones 5, te da 2 más 3 ó 3 más 2 que dan 23 )
-No sé si serían coincidendias pero el número de mi casa era el 23
Para romper el hielo con el hombre que teniía enfrente con su bigote y su tic, que cada vez que le veía tenía más ganas de tiranme por la ventana que hablar con él.
Pero lo hice, le pregunté su edad y me dijo 40.Sentí un gran alivio .
Y le pregunta la edad de su hijo 10.
Empecé a temblar y le hice una última pregunta.
- ¿Por casualidad su mujer no tendrá 27 años?
El caballero hizo una pausa y me respondió
-Sí, ¿cómo lo has adivinado ?
Me entró un escalofrío por la espalda y os preguntaréis por qué (el caballero tenía 40 años más 10 de su hijo 50, menos los de su esposa “23″
El señor se levantó y cuando me fije en su brazo vi un tatuaje extraño en él que había cuentas y números
Pensé y me dije a mí mismo el protagonista de la película también tenía algo parecido en su brazo hasta que me di cuenta
que no era un tatuaje sino era el número 23 escrito en su brazo y que ahora me perseguía a mí (si no habéis visto la película trataba de un número que te persigue hasta que te mata o te vuelve loco)
No supe que hacer y me tiré por la ventana sin que nadie me lo pudiera impedir .
Y os preguntaréis quién os está contando la historia, pues el niño no puedo ser porque murió, os lo está contando su espíritu poseído por el número 23 muaaaaaajajajajajajajaja.

14 12 2007
nerea (12:37:46) :

Mientras él seguía acariciando los pelos del bigote con el labio inferior,yo pensaba si decirle algo o callarme y no decir nada en todo el trayecto,hasta que oí una voz grave y un poco ronca,era él,y mientras sonreía me decía:
_Hola,¿adónde vas?,yo voy a Alcorcón,un poco lejos ¿verdad?
_SÍ,yo voy a Madrid por motivos de trabajo,soy profesor y tengo que sustituir a un profesor,así que me necesitan.
Se quedó sorprendido como si se hubiera extrañado de que fuera profesor,entonces me dijo:
_Así que eres profesor,yo fui profesor,pero tuve que dejarlo cuando mi hermana se puso enferma de tuberculosis.
Cuando iba a contestarle el revisor dijo con un tono agudo que era la estación de Madrid,era mi parada,así que me despedí de aquel extraño hombre y me baje del tren.

14 12 2007
B.J (12:38:58) :

ENTRAMOS EN UN TÚNEL Y CUANDO SALIMOS YA NO ESTABA, CUANDO ESTABAMOS LLEGANDO YO LO VI POR LA VENTANILLA DEL TREN ,ERA DIFÍCIL DE COMPRENDER Y YO LE PREGUNTÉ:
-COMO HAS LLEGADO - Y ÉL ME CONTESTÓ QUE CUANDO PASÓ EL TÚNEL, ÉL SE HABÍA MARCHADO A OTRO VAGÓN ,Y EN UNA PARADA ANTERIOR SE HABÍA BAJADO Y SE SUBIÓ A OTRO TREN MÁS RÁPIDO.ENTONCES TODO ESO YA ME PARECÍA MÁS NORMAL Y TODO ENCAJABA,Y CADA UNO NOS FUIMOS POR NUESTRO LADO.

14 12 2007
jny (12:39:23) :

El señor no paraba de mirarme y de tocarse los pelos del bigote con el labio de abajo. Su cara me sonaba mucho pero no tenía ni idea de qué lo conocía.
-Perdone-me dijo con voz muy grave-usted de dnde es?
-De Gijón-respondí rápidamente-¿y usted?
-De Avilés.
Rápidamente cogimos confianza y nos tuteabamos. él tenía más o menos mi edad y me contó que hacia viviendo en ese pueblecito y cosas de la señora, que era su hermena, y su hijo.
Al rato llegó la señora, se llamaba Asunción, y era muy amable. Luisito rápidamnete se durmió. Faltaban como 5 horas para llegar a Madrid.
Empezamos a hablar de lo que íbamos a hacer a Madrid.Ellos iban allí porque en Asturias no encontraban trabajo e iban a probar suerte en las afueras de Madrid.
yo, sin embargo , iba a ver a unos familiares que tenía viviendo en el casco urbano y me iba a tomar unas vacaciones en la capital.
el timpo pasaba rápido y ellos me calleron bastante bien. Se veía que eran humildes y que añorarían Asturias durante su estancia en Madrid.
Ataulfo era soltero vivía con su hermana y su sobrino en Gragal de Campos en una pequeña casa que pusieron en venta, aunque no creían que les diesen mucho dinero por ella…
A medio camino sacaron sus bocadillos de chorizo. Comían con mucha ansia y muy rápido se lo acabaron, aunque tampoco eran muy grandes.
Quedaba apenas 1 hora para la llegada a la capital, y yo ya me estaba muriendo de ganas por llegar.
No tarde mucho en quedarme dormido, aunque me aseguré de que mis maletas y mi ordenador quedaran a mi lado, pues no me inspiraban mucha confianza.
me desperté sorprendido y no estaban allí, ya habíamos llegado y mis maletas, mi ordenador y mi gabardina no estaban. !Me habían robado! por muy humildes que me parecieran se saliron con la suya.
No tardé mucho en bajarme del tren y buscar una cabina, pues tenía unas cuantas monedas en el bolsillo del pantalón, para llamar a los familiares para que me viniesen a buscar. Mientas esperaba sentado en la sala de espera, vi pasar a un par de policías y me dirigí ante ellos y les dije que me había robado y que quería presentar una denuncia. me llevaron a una sala y allí me prguntaron como pasó y me pidieron un número de teléfono para llamarme por si los encontraba.
A las dos semanas me llamaron, y me mandaron que fuese por la comisaría.
Allí me diron mis cosas y me dijeron que era una banda que se dedicaban a robar a la gente. Yo a los cinco días de lo ocurrido cogí un avión con destino a Asturias. Nunca más volví a Madrid en tren

14 12 2007
aida (12:41:48) :

Yo sin saber que hacer en aquel silencio incómodo, le pregunté:
¿Adónde se dirige?
Él me miró y me respondió:
Me dirijo a Móstoles, a pasar unos días con mi madre.
-¿Y tú tambien vas a Madrid?
-Sí, voy a sustituir a un profesor.
Los dos nos quedamos callados sin saber que decir.Cuando al poco rato llegó su mujer.
El hombre le dijo a su mujer este chico va a dar clase a Madrid.
Y empezamos a hablar sobre los chiquillos que iban a la escuela, sobre las asignautas, ya que ella también era profesora.
Cuando nos dimos cuenta, ellos llegaron a su parada y yo seguí mi viaje.

14 12 2007
alba 3 " C " (12:41:51) :

Nos dirigimos al baño y estuvimos un rato charlando; de nuevo en los asientos del tren vi una cosa aparecer ,era una especie de fantasma, era de color negro grisáceo, de repente me entró un escalofrío y al rato me quedé dormido.
Después de una hora y media dormido en aquel incómodo asiento, recordé a aquel fantasma que me dio escalofrío. Al cabo de unos minutos vi que estaba sudando y tenía fiebre. Una voz grave y oscura me estaba diciendo algo pero yo no lo llegaba a oír.El paisano que estaba sentado a mi lado ya no se encontraba allí y yo empecé a sospechar que lo que me estaba ocurriendo estaba relacionado con él, todo era muy extraño.Apenas faltaban unos minutos para llegar a Madrid.Y allí descubriría todo lo que sucedió en aquel viaje…

14 12 2007
Lh (12:42:27) :

De repente el señor me preguntó:
_¿De dónde eres chico?
Con temor y con miedo le dije _soy de Gijón.
Con cara extrañado me preguntó:
_¿Has venido solo?
_Sí, he venido solo. Me dirijo a Madrid.
Después de un silencio que parecÍa eterno, él me dijo:
¿A qué vas a Madrid?
_Voy a ver un a unos tíos.
De repente se sintió una voz q decía_la prxóima para Madrid.
_Él con cariño me dijo:- espero q lo pases bine.
yo con una sonrisa me despedí de él y me bajé del tren.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image