El amor en la literatura francesa .”Adrienne Mesurat”. Julien Green.

6 02 2008

Próximos a San Valentín, se me ocurre hablaros de este libro que acabo de releer y cuyo tema está relacionado con el amor no correspondido, con la soledad de un ser desgraciado, encerrado en una atmósfera monótona e indiferente que le empuja a la desesperación, a ser prisionera de ella misma. Os invito a leerlo, en francés o en castellano para que saboreéis el sentido que tienen extractos como éste:
“… Des promeneurs l’arrêtèrent un peu plus tard, comme elle dépassait les premières maisons du village voisin. Elle ne put donner ni son nom ni son adresse. Elle ne se rappellait plus rien”. (Unos caminantes la pararon un poco más tarde, al pasar por las primeras casas del pueblo vecino. No pudo dar ni su nombre ni su dirección. Ya no se acordaba de nada”.)
Así es como acaba esta maravillosa novela. Adrienne paseaba su profunda melancolía bajo la sombra de los tilos. Día y noche, primavera y verano, enloquecía por amor, por un amor imposible. Huirá de casa y, en el camino, huirá de sí misma y perderá hasta el recuerdo de su propio nombre.
La novela se sitúa a principios del siglo XX, en un pequeño pueblo de provincias, La Tour l’Êveque. La joven, huérfana de madre, vive una existencia monótona y mediocre entre una hermana enferma y un padre mayor, esclavo de sus costumbres. Enamorada de un médico recientemente llegado allí, se encierra en sus quimeras y comienza a odiar a este padre limitado e incomprensivo para ella. En un arranque de histerismo se enfrenta a él y le ocasiona, accidentalmente, la muerte. A partir de este instante, en lugar de sentirse liberada, se siente manipulada por el chantaje de su vecina, sabedora de los hechos. Esfumada la última esperanza de que el doctor se enamore de ella, huye al pueblo vecino donde la encuentran, balbuceando incoherencias, olvidada de su nombre y de su pasado.
En esta novela, como en casi todas las de Green, los personajes viven replegados, solitarios, no hay entre ellos ninguna comunicación. El personaje principal se instala en la obra, eclipsando a los demás.
La monotonía diaria, la impasibilidad logran una atmósfera de asfixia absoluta. Todo conserva siempre el mismo aspecto a pesar de las modificaciones profundas del alma.
Queridos alumnos: Permitid que el amor convierta vuestra existencia en maravillosa, nueva y simpre-viva.

Esmeralda Sánchez.


Acciones

Informaciones

3 Comentarios a “El amor en la literatura francesa .”Adrienne Mesurat”. Julien Green.”

8 02 2008
José Francisco Durán Medina (18:02:32) :

Perdonad que escriba aquí, que quizás no sea el sitio adecuado, pero es la única manera de contactar con vosotros.
Soy un profesor de Magisterio de la Universidad de Castilla La Mancha, en Toledo. Estoy realizando actualmente una investigación para poder completar mi tesis. Trata sobre la utilización de los Blogs en Educación, o como prefiero llamarlo, sobre los Edublogs.
Para poder llegar a algunas conclusiones generalizables necesitaría que colaborarais conmigo. Y es para esto para lo que solicito vuestra ayuda. En principio simplemente se trataría de rellenar un brevísimo cuestionario por parte del profesor creador del Blog y de sus alumnos/as valorando la influencia de su edublog en algunos aspectos educativamente importantes.
Por favor, si están dispuestos a colaborar, les ruego me escriban un email a JoseFrancisco.Duran@uclm.es para que les pueda enviar en un archivo adjunto el cuestionario y luego me lo devuelvan relleno.
Muchísimas gracias.
En Toledo tenéis un amigo (y aprovecho para invitaros a visitar esta preciosa ciudad).
Un abrazo.

18 02 2008
P.D.R. (11:00:26) :

L’amour est…
que l’autre t’aime tel que tu es.
avoir de la confiance à l’autre personne.
tout simplement un simple regard.

18 02 2008
cobain (11:08:22) :

L´amour c´est… quand le silence n´est pas inconfortable et avec un seul regard tu peux tout exprimer

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image