Fernando Lalana nos visita

2 04 2008

Los alumnos de 4º ESO han podido disfrutar de la presencia del escritor zaragozano Fernando Lalana, autor del libro Morirás en Chafarinas, lectura recomendada por el Departamento de Lengua Española y Literatura, precisamente el día en que se celebra el Día Internacional del Libro Infantil.

La Biblioteca del Instituto ha sido, por segunda vez este curso, escenario de un encuentro literario. (El primero, en el mes de noviembre, con el poeta salmantino Ramón García Mateos).

El escritor habló de su obra, por la que recibió el Premio nacional de Literatura Infantil y Juvenil, aportó datos curiosos al respecto, como que Morirás en Chafarinas no es una obra que le guste especialmente. Contó que es una historia ficticia pero con personajes sacados de la realidad, en concreto, de su experiencia en el servicio militar. Es una de las cinco o seis novelas personales y ha utilizado ambientes de primera mano. Tardó en escribirla unos tres años (normalmente tarda 6 meses en escribir un libro) porque no la había ideado bien desde el principio. Pensó titularla primeramente Últimos días en Melilla…

Después de una simpática introducción sobre su iniciación a la escritura y su inmersión en el mundo de la literatura como profesión, los alumnos pasan a hacer preguntas interesantes:

Martín: - ¿Hiciste la mili?

Lalana: -Sí, en Los Regulares de Melilla. Precisamente fue esa experiencia la que me dio pie a escribir Morirás en Chafarinas.

Alvaro:- ¿Cómo te afectan las críticas?

Lalana: -Muy mal si son malas. En Literatura Infantil y Juvenil no hay muchos críticos. Sólo hay reseñas amables, en la mayoría de los casos, en algunas revistas y periódicos y son escritas por las editoriales que nos apoyan, así que, salimos bien parados en ellas. Las malas críticas que me han hecho, que han sido muy pocas, creo que las han escrito personas a las que no caigo muy bien y me han herido.

Marina: - ¿Tus obras contienen algún mensaje subliminal?

Lalana: - No. Los escritores que envían mensajes quieren convencer de algo a sus lectores y no es mi caso. Sólo pretendo que se disfrute con lo que escribo.

Martín: - ¿Cómo llegaste a escribir si eres Licenciado en Derecho?

Lalana: - Yo no soy un escritor vocacional. Si hubiera estudiado Arquitectura, que es, en realidad, lo que yo quería haber hecho, seguro que me hubiera dedicado a ello. Un día descubrí que la vida de escritor está muy bien; tuve suerte en los concursos en los que me presenté y el día 20 de febrero de 1985 me llamaron para comunicarme que mi libro El Zulo había ganado el premio Gran Angular. Ese mismo día decidí hacerme escritor profesional. He tenido buena suerte desde entonces.

Paula: - ¿Has escrito teatro?

Lalana: - Sí, ocho o nueve obras, pero por encargo. Me interesa mucho el teatro, de hecho, fui actor durante muchos años pero, desgraciadamente, el teatro no da dinero, así que, sólo he publicado cinco obras.

Esmeralda: -¿Un escritor ha tenido que ser antes un gran lector?

Lalana: -Evidentemente. Se aprende a escribir leyendo. El oficio de escritor no se hace a base de estudiar.

Acabadas las intervenciones, Fernando Lalana dedica libros a los lectores asistentes y les deja un mensaje muy interesante: “Ojalá seáis mejores lectores cuando vuelva”.

Esmeralda Sánchez

   

blanco.JPG

  


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image