Lectura de poemas en el IES de Noreña (PRIMER CICLO)

6 05 2008

A lo largo de toda la mañana del pasado 23 de abril, Día del Libro, se leyeron poemas en los grupos de Primer Ciclo de la ESO. A continuación, los alumnos votaron el poema que más les había gustado, quedando como ganadores los siguientes:

1º A :

AUSENCIA
Apenas te he dejado,
vas en mí, cristalina
o temblorosa,
o inquieta, herida por mí mismo
o colmada de amor, como cuando tus ojos
se cierran sobre el don de la vida
que sin cesar te entrego.

Amor mío
nos hemos encontrado
sedientos y nos hemos
bebido toda el agua y la sangre,
nos encontramos
con hambre
y nos mordimos
como el fuego muerde,
dejándonos heridas.

Pero espérame,
guárdame tu dulzura.
Yo te daré también
una rosa.

1º C:

ÁNGEL
A un Ángel le pregunté,
¿Cuál es el peor castigo?
Y el Ángel me respondió;

Que entregues tu corazón,
y las puertas estén cerradas.
Que entregues tu alma,
y no haya brillo en sus ojos.
Que entregues tus besos,
y roces unos labios fríos.
Que entregues tus manos,
y te encuentres siempre caída.
Que entregues tu sonrisa,
y no te reflejes en su rostro.
Que entregues tus caricias,
y no recibas un cálido abrazo.
Que entregues tu llanto,
y no tengas consuelo.
Que entregues tus sueños,
y no exista futuro.
Que entregues tu oído,
y no existan palabras.
Que entregues tu olfato,
y no haya fragancia.
Que entregues tu cuerpo,
y no haya valor.
Que entregues tus pies,
y camines un desierto de agonía.

Y tú me preguntas,
¿Cuál es el peor castigo?
Y yo te respondo;
Amar… y no ser amado.

1º D:

MIENTRAS ME HABLABAS Y YO TE MIRABA
Mientras me hablabas y yo te miraba,
se detuvo el tiempo en medio instante:
el amor me llamaba y yo le obedecía.
Mientras me susurrabas y yo te amaba,
se alzaron los sentimientos,
mandó tu voz,
el cielo se hizo visible en tus ojos,
y yo pronuncié el querer en tus labios.

2º A: EL SEXO. PABLO NERUDA
La puerta en el crepúsculo,
en verano.
Las últimas carretas
de los indios,
una luz indecisa
y el humo
de la selva quemada
que llega hasta las calles
con los aromas rojos,
la ceniza
del incendio distante.

Yo, enlutado,
severo,
ausente,
con pantalones cortos,
piernas flacas,
rodillas
y ojos que buscan
súbitos tesoros,
Rosita y Josefina
al otro lado
de la calle,
llenas de dientes y ojos
llenas de luz y con voz como pequeñas
guitarras escondidas
que me llaman.
Y yo crucé
la calle, el desvarío,
temeroso,
y apenas
llegué
me susurraron,
me tomaron las manos,
me taparon los ojos
y corrieron conmigo,
con mi inocencia
a la Panadería.

Silencio de mesones, grave
casa del pan, deshabitada,
y allí las dos
y yo su prisionero
en manos de
la primera Rosita,
la última Josefina.
Quisieron
desvestirme,
me fugué, tembloroso,
y no podía
correr, mis piernas
no podían
llevarme. Entonces
las
fascinadoras
produjeron
ante mi vista
un milagro:
un minúsculo
nido
de avecilla salvaje
con cinco huevecitos,
con cinco uvas blancas,
un pequeño
racimo
de la vida del bosque,
y yo estiré
la mano,
mientras
trajinaban mi ropa,
me tocaban,
examinaban con sus grandes ojos
su primer hombrecito.

Pasos pesados, toses,
mi padre que llegaba
con extraños,
y corrimos
al fondo y a la sombra
las dos piratas
y yo su prisionero,
amontonados
entre las telarañas, apretados
bajo un mesón, temblando,
mientras el milagro,

2º B:

PUEDO ESCRIBIR LOS VERSOS MÁS TRISTES ESTA NOCHE…
PABLO NERUDA

Puedo escribir los versos más tristes está noche.
Escribir, por ejemplo: «La noche esta estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos».

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

2º C:

NO TE QUIERO SINO PORQUE TE QUIERO. PABLO NERUDA

No te quiero sino porque te quiero
y de quererte a no quererte llego
y de esperarte cuando no te espero
pasa mi corazón del frío al fuego.

Te quiero sólo porque a ti te quiero,
te odio sin fin, y odiándote te ruego,
y la medida de mi amor viajero
es no verte y amarte como un ciego.

Tal vez consumirá la luz de enero,
su rayo cruel, mi corazón entero,
robándome la llave del sosiego.

En esta historia sólo yo me muero
y moriré de amor porque te quiero,
porque te quiero, amor, a sangre y fuego.


También elaboraron un poema propio, seleccionando cada alumno un verso de un poema diferente. Estos son los resultados:

2º A:
En mi vida me he visto en tal aprieto
Amar es dibujar
Sin caminante no hay camino
Érase un hombre a una nariz pegado
Pero a ti no te amarán como te amaba yo
Cuando ya nada pido
Si tan sólo una caricia de tus ojos consiguiera

2º C:
Yo soy el que deshoja nombres y altas constelaciones de rocío
Chiquilla de ojos pardos y de dulce mirada
Que si vivo sin mí quiero perderte
Y sonríe en todas las cosas inocentes
Y si vivo sin ti me quedo contigo
Yo la quise y a veces ella también me quiso
Más allá del amor
Porque la noche está de ojos abiertos
El viento de la noche gira en el cielo y canta
Quiero decírtelo con el olvido.


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image