Los Academios (Ángeles Caso)

2 03 2010

Reproducimos aquí el artículo de ÁNGELES CASO publicado en El Magazine de La Nueva España el pasado 21 de febrero.

LOS ACADEMIOS

Enhorabuena a mi compañera de página Soledad Puértolas por su reciente elección como académica. Me alegro porque la admiro como escritora y le tengo afecto como persona. Pero también -y espero que a ella no le moleste- por el hecho de que sea mujer. La quinta mujer presente entre los 44 académicos de la lengua, junto a Ana María Matute, Margarita Salas, Carmen Iglesias e Inés Fernández-Ordóñez. Un porcentaje del 11%, en un país en el que hay una cantidad más que notable de destacadas lingüistas, filólogas, escritoras o profesoras de literatura. La presencia de Puértolas en la Real Academia significa un poco de justicia hacia el enorme trabajo intelectual y creativo de las mujeres españolas, a las que esa institución mantuvo alejadas desde su fundación en 1713 hasta 1978, cuando la escritora Carmen Conde pudo ocupar el sillón k minúscula. Todavía en 1972 había sido rechazada María Moliner, cuyo Diccionario de uso del español sigue siendo una obra indiscutible. Como ella misma dijo, de haber sido un hombre, todo el mundo se hubiera escandalizado de que no estuviera en la academia. Pero no era más que una mujer.

Claro que la española no es la única real academia en la que la presencia femenina es injustificadamente minoritaria. En realidad, esas instituciones en las que se reúne la flor y nata de la intelligentsia española están pobladas casi en exclusiva por hombres. A riesgo de resultar pesada, les ofrezco los datos:

En la Real Academia de Doctores, hay 12 mujeres de 120 académicos numerarios (10%).
En la de Ciencias Veterinarias, 4 de 46 (menos del 9%).
En la de la Historia, 3 de 36 (8%).
En la de Farmacia, 3 de 44 (menos del 7%).
En la de Ingeniería, 3 de 48 (6%).
En la de Bellas Artes de San Fernando, 2 de 60 (3%).
En la de Ciencias Morales y Políticas, 1 de 37 (menos del 3%).
En la de Ciencias Económicas y Financieras, 1 de 42 (poco más del 2%).
En la de Medicina, 1 de 48 (2%).
En la de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, 1 de 54 (menos del 2%).
Y en la de Jurisprudencia y Legislación…, ninguna entre 38 (0%).

¿Se corresponden esas cifras con la realidad de la sociedad española? Si un sueco, por ejemplo, intentase llegar a alguna conclusión a partir de esos datos, probablemente se quedaría convencido de que en España apenas hay catedráticas de cualquier disciplina, ni artistas, ni historiadoras, ni farmacéuticas, ni veterinarias, ni escritoras, ni médicas, ni pensadoras, ni políticas, ni investigadoras. Y, sobre todo, que no hay ninguna abogada, ni juez, ni magistrada, ni jurista. Nos observaría con desprecio, pensando que la mayoría de nosotras seguimos viviendo como hace 50 años, semianalfabetas y encerradas en casa, que no curamos, ni legislamos, ni juzgamos, ni creamos, ni inventamos, ni reflexionamos. Todos esos (y esas, que también son muchas) que opinan que ya está todo hecho en cuanto a la igualdad, revisen por favor con calma esos datos. Y no me digan que es que los académicos son muy mayores y que no hay mujeres ilustres de esa edad, porque me he mirado una por una a través de internet las biografías de todos ellos, y hay muchos hombres de 50, igual que podría haber muchas mujeres. En cuanto a Soledad Puértolas, a disfrutar mucho, que el suyo es un gran y merecido triunfo.


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image