La Biblioteca Nacional cumple años

1 03 2012

  

   Hoy la Biblioteca Nacional está de enhorabuena: cumple sus  trescientos primeros años. Se inauguró  el 1 de marzo de 1712 bajo el reinado de Felipe IV. El monarca siguió los consejos de su confesor, Pedro Robinet, y los de Melchor Rafael de Macanaz, escritor, filósofo y fiscal del Consejo de Castilla. Estos dos personajes pretendían renovar la cultura española de la época y que tuvieran acceso a ella todos los estudiosos. Tuvo como primer nombre Real Librería y fueron sus primeros fondos de las colecciones privadas de los reyes de España.

   Tal y como la define Wikipedia, la Biblioteca Nacional de España es un organismo autónomo encargado del depósito del Patrimonio Bibliográfico y Documental de España. Entre sus labores están la de reunir, catalogar y conservar fondos bibliográficos. Todos los libros que se publican en nuestro país tienen al menos un ejemplar depositado en la Biblioteca Nacional: es el llamado Depósito Legal.

   Su sede principal se encuentra en el nº 20-22 del Paseo de Recoletos de Madrid y tiene, además, una segunda sede en Alcalá de Henares.

   La primera estudiosa tardó más de un siglo en poder entrar ya que era normal para la sociedad de la época que las mujeres no tuvieran acceso a la cultura. El artículo 7 del capítulo 1 de las Constituciones de 1761, con Juan de Santander como Bibliotecario Mayor, decía: (…) [El Bibliotecario] tampoco permitirá que se entre en ella con gorro, cofia, pelo atado, embozo, u otro trage indecente o sospechoso; ni muger alguna en dia y horas de estudio; pues para ver la Bibliotheca podrán ir en los feriados con permiso del Bibliothecario Mayor.  Por lo tanto las mujeres no tenían acceso a las salas de lectura y  solo podían ir de visita.

   La primera mujer que entró a dichas salas fue Antonia Gutiérrez Bueno, madre de un ministro de Isabel II, gracias a un privilegio que le concedió en 1837 la reina regente María Cristina de Borbón.  Antonia Gutiérrez escribió un Diccionario histórico y biográfico de mujeres célebres. El libro figura en el catálogo con el seudónimo de Eugenio Brunet y Ortazán, algo bastante habitual en la época.

   Nuestra Biblioteca no tiene normas tan estrictas, así que podéis venir a vernos cuando queráis. Dedicado especialmente a las mujeres. Burla


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image