La máquina de escribir

5 06 2012

 

     En abril del año pasado en la ciudad india de Bombay cerró la compañía Godrej and Boyce,  la última fabricante de máquinas de escribir. Este artilugio, patentado en 1868 por Christopher Sholes, Carlos Glidden y Samuel W. Soule, estuvo con nosotros durante casi 150 años hasta que fue desplazado por el ordenador. Compañera inseparable de los escritores, permitió que los escritos fueran más legibles, facilitó el uso de las primeras copias, aumentó la rapidez en los escritos y ayudó a la mujer a incorporarse al trabajo fuera del hogar.

     En la década de los 50, cuando la máquina de escribir se encontraba en uno de sus momentos de mayor esplendor,  Leroy Anderson tuvo la idea de incorporarla a la orquesta sinfónica como  “instrumento solista”. El resultado, como puedes ver  en el vídeo de http://www.vocesparalapaz.com, es muy divertido.

     Tal vez por ello el  cómico norteamericano Jerry Lewis  decidió utilizar una máquina un tanto peculiar para  realizar una de sus mejores interpretaciones.

     No se queda atrás el documental animado de Richard Haynes and Mikolaj Watt en el que un oficinista se ve a si mismo como ayudante del director gracias a su trabajo con una máquina de escribir.

 

Sirva el presente post como un pequeño homenaje.


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image