Armando Palacio Valdés

24 01 2013

                                            

    El día 29 de enero, se cumple el 75 aniversario del fallecimiento de Armando Palacio Valdés quien tal vez sea, junto con Clarín y Alejandro Casona, el escritor asturiano más universal.  Hombre polifacético, antes de dedicarse exclusivamente a escribir novelas fue periodista, traductor, crítico literario y llegó a ocupar desde 1906 el  sillón k en la Real Academia de la Lengua.

     Palacio Valdés nace en Laviana el 4 de octubre de 1853. Vive en Avilés hasta 1856, fecha en la que se traslada a Oviedo para estudiar Bachillerato.  Allí se convierte en un lector empedernido y forma parte de  un grupo de jóvenes intelectuales entre los que se encuentran Leopodo Alas, Clarín y Tomás Tuero con quienes funda la revista literaria Rabagás. Tras finalizar sus estudios de Bachillerato se traslada a Madrid para estudiar Derecho y Administración. Allí se dedica en principio a la  crítica literaria y al periodismo colaborando en la Revista europea para convertirse, desde 1891, en un escritor de de gran éxito internacional.

   «Las novelas de Armando Palacio Valdés circulan por la Gran Bretaña como por patria propia; de tal manera el alma asturiana empareja en muchos aspectos con el espíritu sajón y se divorcia de sus gemelas, aun de la galaica y aun de la montañesa, pueblos hermanos que por su situación topográfica parecen destinados a vivir en una misma casa de vecindad.» (Francisco Acebal, «Alma asturiana», en Alma española, nº 9, Madrid, 3 de enero de 1904.)

     En ESTE ENLACE puedes leer online alguna de sus novelas más importantes.

     En el siguiente vídeo de la TPA, dentro del programa Contrasentidos,  se hace una valoración de la obra del escritor.

     Su obra se encuadra dentro de la llamada corriente realista con un costumbrismo muy acusado en el que está presente la dicotomía entre los valores de la sociedad rural y los beneficios del progreso  Para él el trabajo del labrador es el trabajo natural del hombre, el único que aquieta las pasiones y vigoriza el cuerpo. Un ejemplo de dicha dicotomía la podemos ver en este diálogo entre un campesino y un ingeniero de minas que finaliza, a modo de moraleja, con la opinión del cura del pueblo.

     Gran parte de la obra de Palacio Valdés fue  llevada al cine en la década de los treinta  del pasado siglo y durante la dictadura. Destacan: Bajo el cielo de Asturias (adaptación de la novela Sinfonía pastoral), La hermana san SulpicioLa novicia rebelde,   La fe, Las aguas bajan negras (adaptación de La aldea perdida) y Marta y María. En estas películas participaron los actores más importantes de la época, como  Silvia Tortosa, Imperio Argentina, Miguel Ligero, Carmen Sevilla, Jorge Mistral, Julia Caba Alba, Amparo Rivelles o Rafael Durán.

     Puedes ver  online dos películas completas que están alojadas en youtube.com: Las aguas bajan negras y La hermana san Sulpicio.

     El escritor falleció en Madrid el 29 de enero de 1938, lejos de su Arcadia perdida. Su cuerpo fue trasladado al cementerio de La Carriona, en Avilés, donde se levantó un monumento en su memoria. Además la localidad en la que aprendió sus primeras letras quiso honrar a don Armando al dar su nombre al teatro de la ciudad.

     En ESTE ENLACE  tienes un interesante artículo de Albertro del Río Legazpi  sobre la relación entre el escritor y la ciudad de Avilés, publicado en el diario El Comercio.

 


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image