21 de marzo: Día Mundial de la Poesía

21 03 2013

       Como ya viene siendo tradición en este blog, hoy celebramos el Día Mundial de la Poesía. En esta ocasión lo vamos a hacer con un homenaje a Yannis Ritsos, poeta griego perteneciente a la Generación de 1930 junto a Yorgos Seferis y Odyseas Elytis (al que dedicamos este espacio el año pasado). Estos dos últimos obtuvieron el Premio Nobel de Literatura en 1963 y 1979 respectivamente, mientras que Ritsos, poeta de ideología comunista y comprometido con los problemas sociales, recibió en 1977  el Premio Lenin de la Paz, considerado como el “Nobel comunista”.

     Hemos seleccionado algunos poemas extraídos de una singular edición publicada recientemente por la editorial Point de Lunettes, con textos impresos en griego utilizando la caligrafía del autor y con dos traducciones al castellano, una más literal y otra en romance.

 

EL ALBA

Alba de la primavera,
alegre y radiante el alba,
¿qué ojos devolverán
toda tu luz reflejada?

En el incensario hay dos
pizcas de incienso, dos ascuas,
y una cruz de humo se eleva
sobre el umbral de la patria.

 

CHARLA CON UNA FLOR

- Flor que sales escondida
de la griega de la roca
¿de dónde son tus colores?
¿Y el tallo en el que te posas?

- Del interior de la piedra
mamé sangre gota a gora.
Tejí un pañuelo rosado
y trenzo el sol que me dora.

 

EL CICLAMEN

Un pajarillo rosado,
alguien a un hilo lo ató.
Con sus plumitas rizadas
aletea bajo el sol.

Si lo miras una vez
Te hará un trino alegre, dos
o tres veces que lo mires,
empezarás tu canción.

 

NO LLORES POR LA GRECIA

Aunque la veas agacharse
con el puñal a la espalda,
nunca llores por la patria.

La patria siempre renace,
coge fuerza, se levanta
y a la bestia con arpón
de sol y luz la traspasa.

  Leer más »



Hey, Ahab

10 12 2012

      Ismael es un joven grumete que se enrola en el Pequod junto con Queequeg, un arponero indio. A ellos se suman el arponero persa Fedallah y los oficiales Flask,  Starbuck y Stubb. Todos se ponen bajo las órdenes del capitán Ahab, un hombre  obsesionado por la captura de Moby Dick, la ballena blanca que le arrebató una pierna. Lleno de ira y odio no vacila en arrastrar hacia a la muerte a toda su tripulación con tal de vengarse del que considera su gran enemigo y la encarnación del mal. Solo Ismael sobrevivirá para poder contarnos el último viaje del Pequod.

     Esta es, a grandes rasgos, la historia de Moby Dick, la novela escrita en 1851  por el novelista norteamericano Herman Neville.

     Hey Ahab es una canción incluida en el album The union que Elton John y Leon Russell publicaron en 2010. Según la revista Rolling Stone fue el tercer mejor disco del año. La letra, escrita por Bernie Taupin, nos habla de cómo el ser humano debe luchar para vencer las dificultades de la vida sin rendirse jamás. Y es que, como dice la canción, por muy duros que sean los tiempos que vivimos, se permite la esperanza.

Es una lucha constante conquistar esa colina
Hay un cambio de guardia todos los días.
Cuando estás aferrado a un barco de  madera a la deriva
Pides que una gran ballena blanca pueda venir a tu encuentro.

No hay tráfico en la autopista  del helado Norte.
Solo una alambrada metálica llena de pájaros.
Y cuando el arpón está cargado en la bahía del cañón
Estarás rodando por las páginas sin palabras.

Hey Ahab ¿puedes decirme donde
Puedo dar una vuelta fuera de aquí?
Hey Ahab, iza esa vela.
Tienes que estar de pie con la espalda recta
Cuando  montes esa ballena. Leer más »



La máquina de escribir

5 06 2012

 

     En abril del año pasado en la ciudad india de Bombay cerró la compañía Godrej and Boyce,  la última fabricante de máquinas de escribir. Este artilugio, patentado en 1868 por Christopher Sholes, Carlos Glidden y Samuel W. Soule, estuvo con nosotros durante casi 150 años hasta que fue desplazado por el ordenador. Compañera inseparable de los escritores, permitió que los escritos fueran más legibles, facilitó el uso de las primeras copias, aumentó la rapidez en los escritos y ayudó a la mujer a incorporarse al trabajo fuera del hogar.

     En la década de los 50, cuando la máquina de escribir se encontraba en uno de sus momentos de mayor esplendor,  Leroy Anderson tuvo la idea de incorporarla a la orquesta sinfónica como  “instrumento solista”. El resultado, como puedes ver  en el vídeo de http://www.vocesparalapaz.com, es muy divertido.

     Tal vez por ello el  cómico norteamericano Jerry Lewis  decidió utilizar una máquina un tanto peculiar para  realizar una de sus mejores interpretaciones.

     No se queda atrás el documental animado de Richard Haynes and Mikolaj Watt en el que un oficinista se ve a si mismo como ayudante del director gracias a su trabajo con una máquina de escribir.

 

Sirva el presente post como un pequeño homenaje.



Antonio Vega y Pablo Neruda

13 05 2009

 

      

           Ayer falleció Antonio Vega. Antonio era un músico madrileño que fundó en 1978  uno de los grupos más prestigiosos de la década de los ochenta: Nacha Pop.  Junto a él estaban  su primo Nacho García Vega, el bajo Carlos Brooking y el batería Ñete.

          El compositor es conocido por canciones como El sitio  de mi recreo, Se dejaba llevar, Mi hogar en cualquier sitio,  y  la que muchos han considerado mejor canción del Pop español: La chica de ayer.

           En 2004 participó en el disco Neruda en el corazón, poniendo música al poema No te quiero sino porque te quiero. Era una forma de rendir homenaje al poeta chileno con ocasión del centenario de su nacimiento. Leer más »



Hand of sorrow

6 10 2008

De las muchas canciones basadas en obras literarias hoy elegimos Hand of sorrow, tema perteneciente al álbum The heart of everything publicado en el año 2007 por Whitin temptation. En The heart of everyhing el grupo holandés sigue fiel a su estilo mezcla de rock metálico, rock sinfónico y rock gótico.

En el siguiente enlace vemos un videoclip de la canción recogido en el DVD recopilatorio Black symphony.

Hand of sorrow está inspirada en la obra La saga del Vatídico, de Robin Hobb, seudónimo de la escritora Margaret Astrid Lindholm Ogden. La saga se desarrolla en seis libros de literatura fantástica que narran la vida de Traspié Hidalgo Vatídico en el Reino de los Seis Ducados. El protagonista es el hijo bastardo de un príncipe heredero y una plebeya que fue entregado por su abuelo materno a la Corte real para que allí creciera y se educara… un sistema educativo en el que una de las asignaturas versa sobre cómo ser un asesino.

Los títulos que integran la obra son: La diplomacia del asesino, El asesino real, La fragilidad del asesino, La búsqueda del asesino y La senda del asesino. En ellos encontrarás magia, fantasía, lucha con espadas, profecías, aventura… Si deseas saber algo más puedes visitar la siguiente página web.

http://usuarios.lycos.es/Biblioteka/Hobb/el_vatidico.htm

Si buscas más información sobre Whitin temptation la encontrarás en la página oficial del grupo

http://www.within-temptation.com/

o en la web mexicana
http://within-temptation-mexico.6te.net   Leer más »



Ciudad de los gitanos, por Marea. (Versión del Romance de la guardia civil española de Lorca)

25 02 2008

Acabo de encontrar esta maravillosa versión del poema de Lorca, interpretada por el grupo de rock Marea. A ver si os gusta.

Romance de la guardia civil española

A Juan Guerrero

Los caballos negros son.
Las herraduras son negras.
Sobre las capas relucen
manchas de tinta y de cera.
Tienen, por eso no lloran,
de plomo las calaveras.
Con el alma de charol
vienen por la carretera.
Jorobados y nocturnos,
por donde animan ordenan
silencios de goma oscura
y miedos de fina arena.
Pasan, si quieren pasar,
y ocultan en la cabeza
una vaga astronomía
de pistolas inconcretas.

¡Oh ciudad de los gitanos!
En las esquinas banderas.
La luna y la calabaza
con las guindas en conserva.
¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Ciudad de dolor y almizcle,
con las torres de canela.

Cuando llegaba la noche,
noche que noche nochera,
los gitanos en sus fraguas
forjaban soles y flechas.
Un caballo malherido,
llamaba a todas las puertas.
Gallos de vidrio cantaban
por Jerez de la Frontera.
El viento vuelve desnudo
la esquina de la sorpresa,
en la noche platinoche
noche, que noche nochera.

La Virgen y San José,
perdieron sus castañuelas,
y buscan a los gitanos
para ver si las encuentran.
La Virgen viene vestida
con un traje de alcaldesa
de papel de chocolate
con los collares de almendras.
San José mueve los brazos
bajo una capa de seda.
Detrás va Pedro Domecq
con tres sultanes de Persia.
La media luna soñaba
un éxtasis de cigüeña.
Estandartes y faroles
invaden las azoteas.
Por los espejos sollozan
bailarinas sin caderas.
Agua y sombra, sombra y agua
por Jerez de la Frontera.

¡Oh ciudad de los gitanos!
En las esquinas banderas.
Apaga tus verdes luces
que viene la benemérita.
¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Dejadla lejos del mar, sin
peines para sus crenchas.

Avanzan de dos en fondo
a la ciudad de la fiesta.
Un rumor de siemprevivas
invade las cartucheras.
Avanzan de dos en fondo.
Doble nocturno de tela.
El cielo, se les antoja,
una vitrina de espuelas.

La ciudad libre de miedo,
multiplicaba sus puertas.
Cuarenta guardias civiles
entran a saco por ellas.
Los relojes se pararon,
y el coñac de las botellas
se disfrazó de noviembre
para no infundir sospechas.
Un vuelo de gritos largos
se levantó en las veletas.
Los sables cortan las brisas
que los cascos atropellan.
Por las calles de penumbra
huyen las gitanas viejas
con los caballos dormidos
y las orzas de monedas.
Por las calles empinadas
suben las capas siniestras,
dejando atrás fugaces
remolinos de tijeras.

En el portal de Belén
los gitanos se congregan.
San José, lleno de heridas,
amortaja a una doncella.
Tercos fusiles agudos
por toda la noche suenan.
La Virgen cura a los niños
con salivilla de estrella.
Pero la Guardia Civil
avanza sembrando hogueras,
donde joven y desnuda
la imaginación se quema.
Rosa la de los Camborios,
gime sentada en su puerta
con sus dos pechos cortados
puestos en una bandeja.
Y otras muchachas corrían
perseguidas por sus trenzas,
en un aire donde estallan
rosas de pólvora negra.
Cuando todos los tejados
eran surcos en la sierra,
el alba meció sus hombros
en largo perfil de piedra.

¡Oh ciudad de los gitanos!
La Guardia Civil se aleja
por un túnel de silencio
mientras las llamas te cercan.

¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Que te busquen en mi frente.
Juego de luna y arena.

Federico García Lorca