1º Ganador del Concurso de Redacción sobre los Monasterios de Bárcena y Obona

16 11 2011

Yo voy a escribir mi redacción sacando datos de un libro que escribió mi tío Francisco Feo Parrondo sobre las Rentas Agrarias del Monasterio de Obona a finales del Antiguo Régimen.

Según leí en su libro la mayor parte de las tierras estaban en manos de dos clases sociales, la nobleza y el clero, y éstos cobraban rentas por arrendamientos a los campesinos ya que raramente ellos cultivaban sus tierras.

Los campesino pagaban la renta algunas veces en metálico y otras veces en especie (trigo, centeno, escanda, cera, manteca, gallinas y otras cabezas de ganado)

El Monasterio de Obona percibía rentas de unas 78 aldeas, diez de ellas pertenecían al coto del monasterio o al mismo pueblo de Obona, otras cincuenta pertenecían al concejo de Tineo como Navelgas, Naraval, Villamestril, Francos, Luciernas etc, y doce pertenecían al consejo de Luarca.

En el Monasterio se apuntaban todas las aportaciones en unos libros siguiendo un modelo muy sencillo de contabilidad en el cual se describe y registran tan solo los datos más significativos por año y cosecha, con datos sobre la naturaleza y cuantía de los ingresos y por otro lado origen, destino y uso de las rentas y situación real de la economía del Monasterio. Estos libros tenían que ser aprobados por todos los monjes y firmados por el abad.

En estos libros viene anotado que el monasterio percibía 416 heminas, 3 celamines y 3 cuartillos y medio de escanda y trigo; 135 heminas, 1 celamín y 3 cuartillos de centeno; el resto de las rentas eran menos significativas con cuarenta y cuatro carneros; ochenta gallinas; 1360 onzas de manteca; 794 onzas de cera y por último en Cadavedo y Querúas contribuían con doce libras anuales de pescado (congrio seco)

Según me comentó mi tío estos libros de contabilidad escritos a mano son un patrimonio muy importante del Monasterio de Obona, los cuales se debían poder conservar en el mejor estado posible y apoder ser en el mismo lugar donde fueron escritos, para lo cual es indispensable que entre todos intentemos que el Monasterio de Obona sea rehabilitado conservando su estructura y la mayor parte de los elementos que lo componen.

Por lo que a mi me parece muy importante participar el próximo sábado en la concentración para conservar el patrimonio de los monasterios de Obona y de Bárcena del Monasterio.

Diego Feo González  (6º Primaria)

1º Ganador del Concurso de Redacción sobre los Monasterios de Bárcena y Obona

Noticia en la Nueva España: Una reivindicación con mucha historia

 

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1801  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image