La historia de Sadako Sasaki

27 02 2016

 Como  ya os comenté en el artículo anterior, en la biblioteca del cole tenemos  libros prestados sobre “Pacifismo”.

Sobre este tema os presento hoy la historia real de una niña japonesa que sufrió en su propio cuerpo, las consecuencias feroces de la guerra. Podéis leer su historia y visionar el vídeo que sobre ella he encontrado.

Sadako tenía dos años cuando cayó la bomba en Hiroshima, una ciudad de Japón, en la que vivía. Diez años más tarde, cuando Sadako tenía doce años, como consecuencia de la irradiación que le produjo la bomba de Hiroshima, los médicos le diagnosticaron leucemia. Cuando Sadako estaba en el hospital recuperándose de su enfermedad, le explicaron la historia de las 1.000 grullas de papel. La historia consiste en que si deseas algo con mucha fuerza y construyes 1.000 grullas de papel, los dioses te concederán ese deseo que tanto anhelas.

Es así como Sadako deseó curarse de su enfermedad y para ello se propuso construir las 1.000 grullas, aunque no logró conseguirlo porque falleció mucho antes de poder acabarlas.

Murió en octubre de 1.995 y sólo había conseguido hacer 644 grullas de papel. Simbolicamente, sus amigos continuaron su misión y completaron mil grullas, con la esperanza de que se evitaran las guerras en el futuro y se consiguiera la PAZ entre todos los países del mundo.

Tres años más tarde de la muerte de Sadako, los niños de toda la ciudad de Hiroshima le dedicaron una estatua con una grulla en la mano.
La estatua está en el PARQUE DE LA PAZ de Hiroshima.
Para los japoneses la grulla es el símbolo de la PAZ, como para nosotros lo es la paloma blanca. Además de PAZ, también significa salud para los japoneses.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  236  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image